Miércoles, 20.03.2019 - 09:20 h
Competencia pone el foco en el sector

Bruselas y CNMC redoblan la vigilancia al mercado gasista que domina Gas Natural

Gas Natural tiene el 55,35% de los clientes, compra materia prima fuera de los mercados organizados y es clave en la fijación de la tarifa eléctrica

Gráfico mercado del gas.
Gráfico mercado del gas.

Con la luz y con el gas sucede como con los árboles y el bosque. A veces se pierde perspectiva y es imposible ver el conjunto. Mercado eléctrico y mercado gasista están unidos. El precio de la electricidad lo marca el gas y el carbón y por ello el Gobierno -pero no sólo el Gobierno- está empeñado en agilizar un mercado, liberalizado por completo, pero dominado por una empresa: Gas Natural Fenosa. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) tiene la intención de "reforzar" los análisis sobre la situación del mercado gasista en España, según señalan fuentes del organismo.

No sólo está recelosa la CNMC. El último documento sobre el estado de la Unión Energética de la Comisión Europea apunta dos hechos preocupantes en el mercado gasista español en el cuatrienio 2011-2015: un descenso de ritmo en el número de clientes que cambian de suministrador (del 19% al 11,1%) y  un aumento de la concentración en el mercado mayorista de gas. Aunque el informe admite que España está mejor que la media de la UE, apunta a un descenso de la competencia en el periodo.

Esos dos trazos del análisis desde Bruselas se completan con la radiografía del mercado que ha hecho en los últimos meses Competencia. Esa radiografía muestra problemas serios de transparencia, tanto en contratos como en precios, y resistencia de las grandes empresas, fundamentalmente Gas Natural Fenosa y Endesa, a participar en el espacio -Mibgas-  que se armó en 2015 para aclarar  un mercado muy opaco.

Fuentes del sector niegan la mayor: en España hay competencia, sostienen, y el mercado funciona. La prueba: no hay déficit en el sistema gasista -más allá del polémico almacén de gas Castor- y los precios están en línea con los europeos.

Cinco comercializadores principales

En el informe sobre el funcionamiento del mercado mayorista de gas, la CNMC indica que los cinco comercializadores con mayor porcentaje de ventas al mercado minorista en España, que en conjunto suponen un 82% de las ventas a consumidor final, sólo han realizado un 18,6% de las negociación en el Mibgas. "Su actividad en el mercado organizado ha sido  notablemente inferior a su cuota de mercado en España" precisa la CNMC.

A quien apunta el dedo de la CNMC, y también el de Bruselas, es al podio del mercado. Lo encabeza Gas Natural Fenosa (55,35% de los clientes), seguido de Endesa (19,73%) y de Iberdrola (12,2%). También son el destino de la última -y retrasada- medida del Ministerio de Energía para obligar a las grandes compañías a mantener y facilitar transacciones de gas transformándolos en "creadores de mercado". Gas Natural y Endesa deberán tener ofertas permanentemente disponibles en el mercado del gas con unas condiciones de volumen y precio final reguladas.

No es algo que haya sido acogido con agrado. Pese a los avances en la transparencia, el funcionamiento del mercado es mejorable. En palabras de la CNMC: "La mayoría del comercio de gas se negocia mediante transacciones bilaterales (mercado OTC), con un grado de estandarización bastante bajo y sin transparencia en los precios negociados".

Las compañías adquieren gas -buena parte en la modalidad take or pay- que tienen que pagar al margen de que lo consuman o no. En un sistema con exceso de capacidad, con plantas regasificadoras con un nivel de utilización del 25% -datos de la CNMC referidos a 2016-, las empresas buscan destino al gas que están obligadas a pagar. Cuenta más el negocio internacional que el nacional. "Así funciona el mercado" aseguran fuentes de las empresas del sector. "No es un tema de España, es un  tema mundial".

Los empujones del Gobierno

El consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, explicó en febrero, tras los anuncios de medidas del Gobierno, por qué veía complicado asumir la obligación de aportar más gas al sistema español para contener la escalada puntual de los precios eléctricos. 

Gas Natural, dijo Villaseca en declaraciones recogidas entonces por El Periódico de la Energía,  no tiene gas, "lo compra", por lo que “no está capacitado para aportar cantidades importantes cuando hay una tensión importante en el mercado”. “Como la mayoría de los operadores, tenemos el gas vendido y no podemos ser el ‘backup’ de ningún mercado”, subrayó Villaseca al respecto.

Las explicaciones no han convencido al ministro de Energía, Álvaro Nadal, que ha empujado a Gas Natural y a Endesa a arrimar el hombro en la tarea de sujetar un recibo de la luz convertido en sustancia política. El tiempo apremia.  La factura de la luz, según ha anunciado el propio Nadal,  cerrará 2017 con una subida para un consumidor medio en torno a un 10% con respecto al ejercicio anterior. Eso, si no se repite la situación de todos los años en invierno, cuando vuelven a dispararse los precios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios