Jueves, 27.06.2019 - 07:02 h
Demanda de 4.000 millones

CaixaBank eleva su colchón anticrisis con la emisión de 1.250 millones en deuda

Se trata de la primera emisión de deuda con capacidad de absorción de pérdidas que realiza el banco desde que la JUR le comunicó el requisito MREL.

CaixaBank plantea un ERE para 2.157 empleados
CaixaBank eleva su colchón anticrisis con la emisión de 1.250 millones en deuda. / EP

CaixaBank acaba de cerrar una colocación de 1.250 millones de euros en deuda senior no preferente con la que refuerza su capacidad de resistencia ante eventuales problemas futuros. La operación, en la que Barclays, BNP Paribas, CaixaBank, Credit Suisse y Morgan Stanley han actuado como colocadores ha tenido una demanda superior a los 4.000 millones de euros que permitido rebajar el tipo de interés hasta los 145 puntos básicos sobre 'midswap', desde los 175 puntos básicos ofrecidos en el momento del anuncio. De este modo, el cupón se ha situado en el 1,375%.

Se trata de la primera emisión de deuda con capacidad de absorción de pérdidas que realiza la entidad desde que la Junta Única de Resolución (JUR) fijo el tamaño del colchón de capital y deuda anticrisis (MREL) que tiene que construir antes de 2021  para poder rescatarse por sí mismo en caso de quiebra, sin la necesidad de recurrir a una inyección de dinero público. Entonces el banco informó de que emitiría 7.500 millones durante los tres próximos años para cumplir con el requisito del 22,5% de activos MREL.

Además, es la cuarta emisión de CaixaBank en el formato de deuda senior no preferente desde que realizara su primera colocación en este formato en 2017 y la primera con vencimiento a siete años, lo que permite alargar el perfil de vencimientos en este formato, al tiempo que reduce su coste. En la emisión realizada en enero, CaixaBank colocó 1.000 millones de euros a cinco años a un precio de 225 puntos básios sobre 'midswap'.

85% de suscriptores extranjeros

En un comunicado, el banco ha destacado la capilaridad de libro de la emisión, con más de 170 inversores institucionales adjudicados, y la fuerte participación de inversores extranjeros, que representaron alrededor del 85% de la demanda, con el 89% de la emisión colocada entre fondos de inversión y soberanos y compañías de seguros.

En caso de resolución o concurso de acreedores, la deuda senior no preferente absorbe pérdidas antes que el resto de créditos ordinarios, pero después que la deuda subordinada, los CoCos o las acciones, por lo que es más segura que este tipo de activos. Ha sido diseñada por los reguladores para incrementar la solvencia de los bancos y garantizar la existencia de mayores pasivos que absorban pérdidas en caso de quiebra. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios