Miércoles, 23.10.2019 - 08:11 h
Cierra en negativo

Cellnex pierde 15 millones en 2018 por la factura del ERE en sus filiales españolas

La compañía tuvo que provisionar 55 millones de euros en el primer trimestre del año por el impacto económico de las bajas en Tradia y Retevisión.

Sede de Cellnex
Cellnex pierde 15 millones en 2018 por la factura del ERE en sus filiales españolas / EP

Cellnex cerró 2018 con unas pérdidas de 15 millones de euros, frente a los 26 millones que ganó en 2017, debido al impacto económico del ERE en sus filiales Tradia y Retevisión, que le obligó a provisionar 55 millones en el primer trimestre del año.

En una comunicación a la Comunicación Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el supervisor bursátil, la compañía ha destacado que, a efectos comparables, es decir, sin tener en cuenta estos extraordinarios, habría ganado 31 millones de euros, un 19% más.

El crecimiento que ha experimentado el grupo hizo que los costes financieros aumentaran un 36% en relación al año anterior y que las amortizaciones se incrementaran un 14,5% interanual, unos efectos que también recogen los resultados de 2018, apunta Cellnex.

El año pasado, Cellnex ingresó 901 millones, un 14% más, y 586 millones corresponden a los servicios de infraestructuras para operadores de telecomunicaciones móviles, un negocio que creció un 24%.

La actividad de infraestructuras y servicios de difusión audiovisual generó 233 millones, un 1,68% menos que en 2017, mientras que el negocio de redes de seguridad y emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas (IoT y Smart cities) aportó 82 millones, un 1,2% más.

En cuanto beneficio bruto de explotación o Ebitda, sumó 591 millones, un 66% más que en 2017, si bien en términos ajustados aumentó un 18%.

De cara a este año, la compañía espera situar su Ebitda entre los 640 y los 655 millones, y prevé aumentar el dividendo un 10% en 2019, en línea con la política acordada para el período 2017-2019.

Respecto a los ingresos de 2018, el 48% proviene del extranjero, e Italia, tras España, es el segundo mercado más importante para la compañía, con un 28% de los ingresos, mientras que Francia es el tercero, con un 7%.

En un comunicado, el consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, ha asegurado que desde que el grupo salió a bolsa, en mayo de 2015, es el cuarto ejercicio consecutivo con crecimientos de dos dígitos en los indicadores clave del grupo.

El despliegue de nuevos nodos DAS (sistemas distribuidos de antenas) y Small Cells creció un 18% en relación al cierre de 2017, hasta alcanzar los 1.592 nodos.

El grupo invirtió el año pasado 670 millones, en su mayoría destinados a inversiones para generar nuevos ingresos, como la incorporación de nuevos activos en Suiza y España, al despliegue de nuevos emplazamientos en Francia acordados con Bouygues Telecom, así como en mejoras y en mantenimiento de la capacidad instalada.

El primer accionista de Cellnex, con un 29,9%, es la sociedad ConnecT, controlada por la familia Benetton a través de Edizione (60%) y por los fondos soberanos de Abu Dhabi (20%) y de Singapur (20%).

Cellnex es el principal operador europeo de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas, con una cartera de 29.000 emplazamientos -incluyendo las previsiones de despliegue hasta 2027-, y está presente en España, Italia, Países Bajos, Francia, Suiza y Reino Unido.

La compañía cerró 2018 con una deuda neta de 3.166 millones de euros, frente a los 2.663 millones con los que acabó 2017, lo que equivale a una ratio de deuda neta en relación al Ebitda de 4,9 veces.

Ahora en Portada 

Comentarios