Viernes, 14.12.2018 - 09:31 h
El gigante mundial de los refrescos

Coca-Cola 'quita gas' a su filial española: repatría 40 millones de reservas a EEUU

La multinacional, que opera en España a través de la sociedad Refrescos Envasados, rebaja las reservas de su filial de 99 a 59 millones de euros.

Imagen de latas de Coca-Cola.
Latas de Coca-Cola.

Es la filial española del gigante mundial de los refrescos y, en su último ejercicio, ha dado una inyección millonaria a su matriz estadounidense. Coca-Cola repatrió hace poco más de un año 40 millones de euros de Refrescos Envasados, la sociedad con la que opera en España, según reconoce la filial en su último informe anual consolidado.

"El 2 de noviembre de 2016, se aprueba el reparto de dividendos al accionista único de la Sociedad Dominante, The Coca-Cola Export Corporation, por 40 millones de euros", indica en la memoria de ese ejercicio. Con este movimiento, las reservas de la filial del gigante de Atlanta han pasado de los 99,6 millones que tenía al finalizar 2015 a los 59,6 millones de euros al cierre del año posterior.

En cuanto al porqué del movimiento, la compañía explica a este medio que "la gestión que Refrescos Envasados lleva a cabo es la propia de una compañía cotizada, que permite a sus accionistas hacer uso de libre disposición de sus reservas". Además, argumenta que "teniendo en cuenta que nuestros accionistas priman la inversión en el negocio, la práctica habitual de la sociedad es acumular ganancias sin repartir dividendos anualmente para disponer de capital a la hora de poder invertir en proyectos o ideas para el negocio. Cuando el montante de resultados se considera relevante, se reparte dividendos entre accionistas", añade.


Matriz en Delaware

Refrescos Envasados es la sociedad con la que la multinacional opera en España y está controlada al 100% por The Coca-Cola Export Corporation, con sede en Delaware, considerado uno de los estados norteamericanos con una fiscalidad más laxa.

La filial se dedica a la promoción, venta y distribución de bebidas refrescantes, pero, sobre todo, a la prestación de servicios (marketing y publicidad, por ejemplo). Es, básicamente, la pata local de la multinacional, mientras que la fabricación y comercialización de sus bebidas queda en manos de su socio local: Coca-Cola European Partners, con quien comparte la misma sede social en Madrid.

De esta forma, el grueso del negocio puro de los refrescos está en manos de su socio europeo, presidido por Sol Daurella. En ese 2016, Coca-Cola European Partners tuvo unos ingresos contables totales de 9.100 millones de euros, de los que el 24% correspondió a Iberia (España y Portugal). Dos mercados que aportaron alrededor de 2.184 millones de euros.

Imagen de botellas de Coca-Cola.
Botellas de Coca-Cola.

En cambio, las cifras de Refrescos Envasados son más modestas. La filial de la multinacional ingresó en ese mismo ejercicio 77,2 millones de euros, un 19,4% menos que un año antes. Una caída que se concentra en la "prestación de servicios" que se recortó desde 52,9 a 33,6 millones de euros. Su beneficio se redujo en la misma medida. Pasó de los 5,69 millones de 2015 a los 4,52 millones de euros con los que concluyó 2016.

La filial de Coca-Cola también explica en ese mismo informe anual que no ha vuelto a tener disparidad de criterios con Hacienda, como sí tuvo en el pasado. La compañía indica que "tiene abiertos a inspección para todos los impuestos, las liquidaciones presentadas para los cuatro últimos ejercicios". Sin embargo, no tiene actas abiertas que, en años anteriores llegaron a alcanzar los 55 millones de euros.

El último proceso con lo cerró en mayo de 2015, cuando el Tribunal Económico Administrativo Central dio por buena la liquidación de impuestos realizada por la administración tributaria, que ascendía a 2,98 millones de euros más intereses.

La división española del gigante de Atlanta también apunta en su memoria un recorte de su plantilla, que este último año pasó de 145 a 135 personas motivado, sobre todo, por la rebaja de personal de alta dirección, que se redujo de 28 a 4 empleados. La filial lo explica por la fusión de tres áreas de negocio de la multinacional (Iberia, Alemania y Europa Occidental). "Esta nueva unidad de negocio, creada en 2015, se llevó a cabo en línea con el proceso de consolidación de los embotelladores de Europa en el único embotellador que ahora existe, Coca-Cola European Partners", indica.

Ahora en Portada 

Comentarios