Hace apenas diez años eran solo 50

Mercadona despliega un 'ejército' de mil expertos a la caza de productos únicos

Están repartidos por todo el mundo para obtener o diseñar con más de 1.400 proveedores referencias con marca propia que no puedan tener los demás.

En la imagen, una clienta de Mercadona en un supermercado. EFE
Mercadona lanza un 'ejército' de mil gerentes para comprar productos únicos. / EFE

El presidente de Mercadona, Juan Roig, ya advirtió hace poco más de un año que la empresa estaba dando un cambio radical en su estrategia y  funcionamiento, para adaptarse de la forma más eficaz posible a lo que los clientes estaban demandando, sin salirse de su apuesta por mantener una marca propia como timón sobre el que pivotar toda la actividad. Una de las claves para lograrlo ha sido completar un grupo de 1.000 comerciales (especialistas en compras), que están repartidos por España y en todo el mundo, en busca de los productos que se puedan adaptar a su marca y que les diferencien de la competencia.

Hace apenas una década, ese equipo de gerentes de compras eran apenas unos 50, y se encargaban de las relaciones con los interproveedores, que abastecían a la cadena de toda una categoría de productos, aunque en algunos de ellos no fueran verdaderos especialistas. Ese modelo, que podía valer con el consumidor de hace más de una década y ahorraba muchos costes a la empresa, no cumplía las exigencias del cliente actual, mas informado, capaz de hacer una mayor diferenciación por marcas de lo que compra y que quiere tener las mejores opciones para elegir. La apuesta de Mercadona por su enseña de referencia, Hacendado, limita en gran medida la variedad de marcas en sus lineales, de forma que la única manera de hacerla valer ante ese nuevo consumidor es ofrecerle lo mejor en calidad y precio, algo que no se podía alcanzar en toda la gama de referencias con un modelo de compras con apenas 120 interproveedores por categorías de productos.

De ahí el proceso iniciado en 2012 para multiplicar por más de diez esa cifra y pasar a tener ahora 1.400 proveedores de cualquier parte del mundo, siempre que en el producto final que llegue al supermercado se pueda ofrecer una diferenciación en calidad, diseño o precio sobre lo que tienen las demás enseñas de distribución. Una de las claves de este proceso es que no se abandona del todo la estrategia anterior de los grandes interproveedores, porque el millar de comerciales no solo busca el producto, su objetivo en muchos casos es llegar a una innovación conjunta con el proveedor, de forma que se genere una referencia única y exclusiva, que solo se venda en los supermercados de Mercadona.

“Nos dimos cuenta de que para construir un surtido eficaz en frescos y en secos teníamos que se ágiles en adaptarnos a las necesidades del cliente, y para ello, además de los interproveedores, necesitábamos proveedores que pudieran hacer aquellas referencias en las que son especialistas, y lo que hicimos fue ir construyendo un surtido, desde el cliente, producto a producto y no por categorías, como hacíamos anteriormente”, explican desde la propia compañía.

Venta online en marcha

Ese cambio de estrategia en el diseño y la compra de los productos no se ha dado por cerrado en el seno de la empresa y, como dijo Roig, marcará su evolución en los próximos ejercicios, junto a otro fenómeno en el que Mercadona esta inmersa en la actualidad: potenciar la venta online para llegar mejor a los clientes.

Desde la cadena siempre han tratado con mucha cautela el tema del comercio electrónico, dado que adaptar a ello una estructura de más de 1.600 supermercados de unos 1.500 metros cuadrados en toda España no es sencillo, sobre todo frente a quienes han montado sus negocios basados en el comercio online desde su nacimiento, ya sea como operadores o como meros intermediarios.

El proceso piloto iniciado hace un par de años en Valencia ha dado sus frutos y la cadena ya ha identificado hasta cuatro emplazamientos más en todo el territorio (dos de ellos en Madrid) para abrir grandes centros logísticos a partir de los cuáles organizar el reparto y llegar con la mayor celeridad posible al domicilio de los clientes. Desde la empresa aseguran que el servicio que se ofrece en la actualidad desde las tiendas funciona "razonablemente bien" y se podrá ver muy reforzado cuando todas las plataformas estén en funcionamiento.

Mercadona cerró el año 2017 como líder del sector, con 22.915 millones de facturación (un 6% más que un año antes) y una plantilla de 84.000 empleados en una red de 1.627 supermercados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios