Viernes, 16.11.2018 - 13:39 h
Los dueños de Donuts y Panrico

El agujero de Bimbo: pierde 237 millones en 3 años y exige otro rescate mexicano

La familia mexicana Servitje inyecta más de 30 millones en lo que va de año y revisa las previsiones de ingresos de sus marcas españolas.

Camión de Bimbo
La matriz española de Bimbo ha perdido 237 millones en los últimos tres años. / Bimbo

Comprar a tu principal competidor no siempre es garantía de rentabilidad en el corto plazo. Más aún si diversificas tu negocio con filiales en países con poca estabilidad económica como Venezuela. Es lo que le ha pasado en los últimos años a Bimbo, el gigante del pan que, en 2016, adquirió Panrico, su tradicional competidor en el mercado doméstico. Desde entonces, la compañía matriz de ambas marcas, Bakery Iberian Investments, acumula pérdidas por valor de más de 236 millones.

Unos números rojos a los que tiene que hacer frente la familia mexicana Servitje, propietaria de Bimbo desde 2011. Fue entonces cuando los mexicanos comenzaron a tirar de talonario. Pagaron a Sara Lee 115 millones de euros para reunificar Bimbo bajo una sola marca. Ya eran propietarios de la 'rama mexicana' de la compañía, la original. La marca nació allí en la posguerra, cuando emigrantes catalanes fundaron una panificadora. Años después, uno de ellos volvió a España para poner en marcha una compañía similar, empleado el mismo nombre y el mismo logo. Hasta que hace siete años se convirtieron en una sola entidad.

Ya como dueños únicos, los Servitje afrontaron en 2016 la compra de Panrico, por la que pagaron otros 234 millones de euros. Y ha sido un suma y sigue. Las ampliaciones de capital, desde entonces, han sido prácticamente continuas (164,8 millones en el conjunto de las divisiones durante 2017) y sólo en lo que va de año, sólo la matriz española ha requerido inyecciones de capital por un importe superior a los 30 millones de euros.

La dueña de Bimbo ahonda sus pérdidas pero también frena el ritmo de crecimiento de los números rojos. Mientras en 2016 se dejó 79,4 millones, en 2017 rebajó esa cifra a 59 millones, según detalla en su último informe anual.

Es un suma y sigue porque las filiales han ido requiriendo en estos años aire en forma de nuevo capital. Por ejemplo, el pasado año, Bakery Iberian Investment afrontó una ampliación de capital de 70 millones sólo  en Bimbo S.A.U.

La matriz resume cómo le fue en el año a sus filiales. Las principales han cerrado en negativo. Mientras Bimbo España perdió 27,2 millones, Panrico (que opera como Bakery Donuts Iberia) se dejó 22, aunque arrastra números rojos de 928 millones por los resultados de años anteriores. Fuera de España, en Argentina cerró con rentabilidad positiva, porque la división de Bimbo en ese país ganó 2,9 millones, mientras su sociedad 'hermana' en Venezuela perdió más de 76 millones.

Revisa sus ingresos

Al hablar de su negocio en España (donde incluye Bimbo, Panrico y la firma de repostería Martínez) explica que ha sometido a las filiales a un test de deterioro evaluando el valor de los flujos caja esperados. Tras ello, prevé un crecimiento de ingresos, entre las tres, para este 2018 del 2,4%, cuando hace un año (del que no da datos al cierre) preveía un 2,6%. En cambio, de cara al próximo ejercicio prevé que sus ingresos se disparen un 10,3% y que, después, se estabilicen entre el 2% y el 3,3%.

En cuanto a los negocios en América Latina, dada la situación económica, el foco está en Venezuela. Bakery Iberian Investments explica que en junio de 2017, para cumplir con las obligaciones de los proveedores de Bimbo en ese país, la matriz española asumió y pagó la deuda que se mantenía con ellos, más de 4,2 millones de dólares, en forma de crédito, que tuvo que capitalizar.

Y requirió más inyecciones en el año, que valora en 15,7 millones de bolívares, el equivalente en el momento de su realización a 4,4 millones de euros. Asume, además, que son difícilmente recuperables. "Los administradores consideran que la mejor evidencia del importe recuperable es el valor de los inmuebles recuperables de dicha sociedad a cierre de ejercicio, concluyendo que es necesario registrar un deterioro por importe de 4,3 millones", resume sobre los problemas en ese país.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios