Jueves, 23.05.2019 - 09:44 h
Negocio más allá del fútbol

El Atlético estudia vender electricidad y gas: crea la marca Energía Rojiblanca

El club madrileño ha solicitado patentar la enseña Energía Rojiblanca, también, con el objetivo de distribuir combustible e, incluso, agua.

Imagen del partido entre el Real Madrid y el Atlético.
El Atlético está estudiando distribuir electricidad y gas con la marca Energía Rojiblanca.

Los grandes clubes de La Liga cada vez buscan más negocio lejos la actividad deportiva. Por ejemplo, el Real Madrid ha dado vía libre a un nuevo estadio con una zona comercial con la que prevé tener ingresos de 150 millones de euros cada temporada; y el Atlético ha dado el salto a una actividad con el que daría un volantazo a su estrategia actual: se prepara para entrar en el sector energético. Para ello, el equipo rojiblanco acaba de solicitar el registro de la marca Energía Rojiblanca, según consta en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Un nuevo negocio que podría llevar al club a distribuir luz o gas entre sus aficionados, aunque aún queda mucho para que dé ese paso. En concreto, el Atlético de Madrid ha solicitado la marca para la distribución de energía (incluida la renovable). Abarca el suministro de electricidad, gas, agua o petróleo, según enumera al organismo dependiente del Ministerio de Industria.

El Atlético detalla que también aspira a poder realizar servicios de consultoría en distribución de electricidad y el suministro a hogares. Este último movimiento convertiría al Atlético en comercializadora, lo que, previsiblemente, le conllevaría llegar a acuerdos con alguna de las grandes compañías de producción eléctrica. Unas solicitudes que aún están pendientes de confirmación por parte de la Oficina de Patentes.

El club explica que se trata de una actividad "en fase de estudio". "Es un proyecto. No sabemos si va a salir y hemos solicitado la marca por si va hacia delante", explica un portavoz del Atlético.

Los paneles solares del Wanda

El objetivo más viable de la nueva marca es la comercialización de energía entre los seguidores atléticos pero puede haber otra opción de negocio. El estadio del equipo madrileño, el Wanda Metropolitano, cuenta con paneles solares. Situados sobre cilindros ubicados frente a la fachada oeste del estadio, el club los emplea para la producción del agua caliente de la instalación deportiva.

Una producción eléctrica que, según la entidad, es equivalente a un consumo de gas natural de 10.000 metros cúbicos; y, si cambia la actual legislación sobre autoconsumo eléctrico, el Atlético podría volcar lo que no necesite en la red, en el sistema.

El Atlético, que opera como Sociedad Anónima Deportiva, aún no ha decidido qué hará con este proyecto, si entrará o no en el negocio energético, lo que podría dar aire en su cuenta de resultados. Tampoco ha desvelado cómo le fue económicamente en la última temporada, la cerrada el pasado mes de junio, justo coincidiendo con el Mundial de Rusia. La anterior la concluyó con rentabilidad positiva, en concreto, con un beneficio de 4,9 millones de euros. También tiró al alza sus ingresos, más de un 18%, con una cifra de negocio superior a los 258 millones.

Sin embargo, la 'sombra' de las cuentas del equipo es, al menos, al cierre de la temporada 2016, su elevada deuda. Un pasivo de 722 millones de euros que llevó a sus principales directivos a actuar como avalistas. Su presidente, Enrique Cerezo, y su consejero delegado, Miguel Ángel Gil Marín, presentaron ese año garantías por importe de 374 millones, para ganarse así la confianza de los acreedores.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios