Lunes, 19.11.2018 - 12:39 h
Presume ante sus inversores

El Corte Inglés saca pecho ante Amazon: presume de márgenes en su tienda online

El grupo asegura ocupar el segundo puesto en internet, sólo por detrás del gigante de EEUU, caracterizado por precios (y márgenes) muy estrechos.

El Corte Inglés
El Corte Inglés y Amazon son los primeros operadores online en España.

Su nombre aparece hasta en once ocasiones en su folleto de emisión de bonos en Irlanda, frente al gigante Mercadona, que sólo lo hace una vez. Amazon es el gran ogro. Y ante él, El Corte Inglés saca pecho. Lo hace por sus márgenes en su tienda online. Ese es uno de los rasgos que ellos entienden como diferenciadores con el estadounidense, que hoy por hoy está muy por delante en cuota de mercado. "Nos beneficiamos de márgenes muy superiores en marcas de terceros", advierte a los inversores.

"Nuestra propuesta de comercio electrónico y nuestra estrategia es diferenciada de la de Amazon", se justifica el grupo presidido por Jesús Nuño de la Rosa. En esa propuesta destaca esos márgenes superiores, pero sin cifrarlos. Se limita a insistir en que son mayores, "demostrando los beneficios de nuestra capacidad para construir marca". Su margen Ebitda -después de intereses, impuestos y amortizaciones- era de algo más del 7% para todo su negocio, tanto físico como en internet.

El grupo español señala así una de las grandes armas de Amazon: la capacidad para reducir al máximo sus márgenes y los precios para conquistar mucha más cuota de mercado en internet. La compañía no ofrece cifras en España. A nivel global, su margen operativo -antes de amortizaciones- que alcanzó el 6,6% en el trimestre acabado el pasado 30 de septiembre.

Junto a los márgenes, El Corte Inglés señala otras armas para hacer frente al gigante norteamericano: más referencias de productos para la entrega en menos de dos horas (500.000 de los 1,49 millones totales); cobertura de ventas para todo el país; menor riesgo de inventario, o categorías como marcas de lujo o productos 'gourmet'.

La realidad es que el propio grupo español admite que está por debajo de Amazon en cuota de mercado. Menciona las cifras de la consultora Euromonitor: la cuota de la norteamericana se sitúa en el 12,7% frente al 9,1% de El Corte Inglés. Por debajo se encuentran Inditex (8,2%) y la plataforma de ropa outlet francesa Vente-Privee (4,8%).

Enemigos… y aliados

El Corte Inglés hace gala ante los inversores de que es el segundo mayor operador online en España por detrás de Amazon a quien, curiosamente, tiene como aliado pero, también, como enemigo. Son compañeros de fatigas porque la multinacional estadounidense ya forma parte de Aecoc, la asociación de fabricantes y distribuidores que integra a más de 29.000 empresas españolas o filiales de multinacionales. Así, ambos gigantes comparten objetivos y percepción del consumo, porque hace sólo unas semanas Aecoc alertó de una caída de ventas en el horizonte.

Y son aliados porque no les queda otra. La asociación de la gran distribución reconoció que sus empresas están trabajando en proyectos puntuales, empezando por algunas grandes ciudades, para crear puntos de entrega comunes y evitar un colapso de los centros de distribución y del reparto a domicilio como consecuencia del despegue del comercio online. Por ahora no han trascendido detalles de cómo y dónde van a ser esos proyectos piloto pero sí es el primer paso para que se acabe con el 'reino de taifas' de la logística del comercio online.

Más allá de la forma de estructurar el modelo de las ventas en la red, hasta ahora El Corte Inglés y Amazon han competido, sobre todo, por oferta y por tiempos de entrega. La compañía española quiere aprovechar que es “el gran escaparate de las marcas”, en palabras de su recién nombrado presidente Jesús Nuño de la Rosa. Quiere beneficiarse de que, a diferencia de Amazon, puede sacar partido de su estructura física en España, donde cuenta con 90 grandes almacenes, además de Supercor, Sfera, Bricor o las agencias de viaje, entre otros, y enlazar las opciones de compra online y recogida en tienda física.

La otra vía de competencia, más allá de la oferta, es el tiempo. El Corte Inglés se lanzó hace dos años a competir con Amazon y su opción Prime (que permite la entrega en menos de un día) con Click & Express, que conlleva el reparto a domicilio en menos de dos horas en 54 ciudades españolas. Su coste, 7,9 euros por pedido.

El el caso de Amazon Prime, tras la última subida de precios, conlleva 36 euros al año como tarifa plana, independientemente de los pedidos que se realicen. Ambas compañías asumen así que la clave en la pelea por la última milla va a decantarse por la capacidad de adaptarse a los tiempos que exigen los consumidores y, también, por el coste que son capaces de soportar las empresas en sus balances sin trasladarlo al cliente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios