Jueves, 19.09.2019 - 15:34 h
El impacto social será mayor en EEUU

El dueño del mayor hedge fund mundial predice otra gran crisis en solo dos años

Ray Dalio, fundador de Bridgewater, regala su libro, en el que estudia las crisis de los últimos 100 años y preconiza el próximo desastre financiero.

Ray Dalio
Ray Dalio es el dueño del hedge fund más poderoso del mundo. / L.I.

Meses antes de que estallara la crisis financiera de 2008, Ray Dalio, dueño del hedge fund más poderoso del mundo (Bridgewater), escribió un memo a sus clientes diciendo: “Aquí llega una muy grande”. Para detectar esa crisis se basó en un programa informático que habían elaborado en Bridgewater algunos años antes, y que funcionaba como un “medidor de depresiones financieras”.

Gracias a ese programa, Dalio y sus clientes salieron bastante bien parados de la crisis. Los hedge funds de media perdieron un 19% en 2008, según el The Wall Street Journal, pero el fondo Pure Alpha de Bridgewater mostró un rendimiento positivo. Los activos manejados por Bridgewater superan hoy los 160.000 millones de dólares, según la cadena CNBC.

Tras su experiencia, Dalio se preguntó si se podía mejorar el programa, elaborando una “plantilla” basada en las crisis financieras más importantes de la historia moderna. Así podría predecir las próximas crisis con toda seguridad.

Dalio (nacido en 1948 en Nueva York) dice que ha encontrado ese modelo. Y lo mejor de todo es que no se ha guardado ese secreto sino que ha publicado un libro titulado 'Un modelo para entender las grandes crisis de la deuda' (A template for understanding big debt crisis).

El libro salió a la luz hace pocos días, y Dalio lo ofrece gratis en pdf, a través de su página web (www.principles.com), además de otra versión de pago por Amazon. El texto ocupa unas 220 páginas y está lleno de gráficos históricos, que según Dalio, son los signos que nos anuncian cuándo va a venir una crisis, y por supuesto, de qué tamaño.

Dalio estudió en concreto 48 casos de los últimos 100 años, aunque se centra en los últimos 40 años, incluyendo la crisis de Asia de 1997, sin olvidar la de Argentina en 2001. “Descubrí que, al examinar muchos casos y trazar los promedios de cada uno, podía visualizar y examinar mejor las relaciones de causa y efecto”.

Para verificar su modelo, Dalio trató se simular la experiencia virtual “para que me aparecieran como si los estuviera experimentando en tiempo real”. Eso le llevó a crear plantillas o modelos arquetípicos de cada tipo: el ciclo comercial, el ciclo de grandes deudas, el desendeudamiento deflacionario arquetípico, el desendeudamiento inflacionario, etc.

Al superponer estas plantillas, llegó a lo que él llama “el arquetipo de la gran crisis de la deuda”. En ese momento uno ya se hace una idea de para qué sirve la plantilla de Dalio: cuando llegue la próxima crisis, estarás mejor preparado para enfrentarla.

Los signos de esas crisis son siempre similares: tipos de interés bajos o al 0%, y creación de dinero por los bancos centrales para insuflar ánimo a la economía (que es casualmente lo que está pasando ahora).

Para darle fundamento, aporta un “tres casos icónicos”: la crisis en Alemania entre 1917 y 1925; la crisis financiera de 2008 en EEUU; y de la Gran Depresión de 1928 a 1937 en Estados Unidos.

¿Cuál es entonces la base de una gran crisis? La deuda. Todo se basa en la gestión de la deuda.

El crédito es la base del desarrollo, dice Dalio “Si hay poco crédito, hay poco desarrollo”. Pero no se refiere al crédito de cada persona, sino a los mecanismos facilitados por el Estado para que la sociedad (sobre todos las empresas) se endeude más o menos en masa. Bueno, eso ya lo sabemos pero, ¿dónde está la clave? En que el Estado sepa repartir a lo largo de los años, el riesgo de que haya impagos en masa. Porque haberlos, los va a haber. De modo que todo depende en gran medida “de la voluntad y la capacidad de los responsables de la política de repartir [a lo largo de los años] las pérdidas derivadas de las deudas incobrables”.

¿Por qué esta obsesión de Dalio por extender la deuda a lo largo del tiempo?

“Cada vez que pides dinero prestado, pones en marcha un ciclo. Comprar algo que no puedes pagar significa gastar más de lo que ganas. No solo estás tomando prestado de tu prestamista; estás tomando prestado de tu futuro”.

Para controlar la deuda a lo largo del tiempo, los responsables políticos tienen que saber dos cosas: 1) si la deuda está denominada en la moneda que controlan, y 2) si tienen influencia sobre cómo se comportan los acreedores y los deudores.

Luego, hay cuatro palancas para actuar que Dalio enumera.

1) Austeridad (es decir, gastar menos).

2) Reestructuración de la deuda.

3) El banco central "imprime dinero" y realiza compras (o proporciona garantías).

4) Transferencias de dinero y crédito de aquellos que tienen más de lo que necesitan a aquellos que tienen menos.

Dalio afirma que las crisis sobrevienen porque los políticos fallan en sus cálculos. Les encanta acelerar el crédito (con bajos tipos de interés), porque ven que hay más crecimiento; pero contraer el crédito no les parece tan bonito y por eso se resisten o lo hacen muy tarde. “Esa es la razón principal de los grandes ciclos de deuda”, dice Dalio (lo cual recuerda mucho al tiempo que se tardó en España en intervenir en la crisis de 2008).

Las crisis de deuda se han desatado siempre antes de que los legisladores tomaran medidas. Pone el ejemplo de la Gran Depresión del año 1929, pues se tomaron medidas radicales después del desastre, no antes.

En una entrevista con la agencia de noticias Bloomberg hace pocos días para hablar de su libro, Dalio predijo que la próxima crisis de deuda en EEUU sobrevendrá “en un par de años”.

Sin embargo, cree que esta no será tan brutal como la de 2008, aunque sí tendrá efecto en las pensiones de los americanos, los fondos y otros activos. Como dijo en una entrevista a la CNBC, tendrá “más consecuencias sociales y políticas que la anterior crisis de 2008”, afectando a la población más débil, y a la menos preparada. Por eso, Dalio recomienda invertir en educación, pues así se puede aminorar el impacto de la crisis.

Esta crisis venidera tendrá también un fuerte impacto sobre el dólar, que, según Dalio, podría depreciarse un 30% en un par de años.

Algunos expertos le preguntaron en televisión cómo era posible predecir una crisis cuando, como pasa ahora, la economía americana está creciendo a ritmos del 4% y se están creando cientos de miles de puestos de trabajo. A lo que Dalio respondió: “Cuando viene un giro repentino, lo pones en duda pues no te crees que en realidad esté pasando eso”.

La filosofía que hay detrás de la “plantilla” de Dalio es la economía del eterno retorno. “Todo ocurre una y otra vez, debido a una relación lógica de causa y efecto”, dice.

Dicho de otra forma, siempre llegamos tarde a las crisis. Nos dejamos llevar por las emociones, no por la lógica. Para preverlas, Dalio recomienda una cosa: “Las crisis son iguales y basta con leer las primeras sesenta páginas de mi libro para darse cuenta” (declaraciones a la CNBC).

Nota: aunque el libro está en inglés y tiene muchos términos financieros, Dalio y su equipo han hecho un esfuerzo enorme por escribirlo en un lenguaje (relativamente) asequible para cualquier norteamericano interesado en la economía y las finanzas.

En la misma página web (www.principles.com) Dalio ofrece ocho vídeos animados de 30 minutos sobre cómo gestionar las decisiones económicas que guiarán nuestro futuro. Están basados en su libro 'Principles'.

También ha dado una charla TED donde explica la curiosa forma en que ha organizado su compañía. Se puede encontrar en español en YouTube con el título 'Cómo construir una compañía donde triunfen las mejores ideas'.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios