Jueves, 27.02.2020 - 16:43 h
Excusas oficiales

El Mobile alude a causas de fuerza mayor para esquivar el coste de la suspensión

Aseguran que las empresas no podían afrontar los costes de una cuarentena por los riesgos del coronavirus sobre sus empleados. 

El GSMA alude a causas de fuerza mayor para eludir el coste de la suspensión.
El GSMA alude a causas de fuerza mayor para eludir el coste de la suspensión. / EFE

Los responsables del Mobile han insistido este jueves en que la suspensión del certamen se ha producido por causas de fuerza mayor que no han podido ser superadas por las empresas, de forma que desde su organización eluden afrontar o hacerse responsables del los costes que esta decisión pueda acarrear, tanto para la feria, como en el caso de sus participantes o del impacto económico en la ciudad de Barcelona. "Todas las empresas con los que hemos hablado nos dicen que esto se basa en preocupaciones acerca de la seguridad, la salud y los viajes... tener que poner recursos críticos en cuarentena durante 14 días", han reiterado los organizadores para justificar su decisión de cancelar el evento. 

En una rueda de prensa conjunta entre la GSMA, los representantes de las administraciones públicas y Fira de Barcelona, han querido trasladar que en la ciudad "estaba todo preparado para celebrar el MWC 2020" pero que se han "visto forzados a cancelar el evento por el coronavirus, que ha hecho imposible celebrarlo", según ha subrayado el consejero delegado de la entidad organizadora, John Hoffman. Sin embargo, no ha querido entrar en detalles sobre el coste de la cancelación de la feria de telefonía móvil más grande del mundo, celebrada todos los años en la capital catalana. "Es muy pronto para saberlo", señala.

Los responsables del evento no han querido estimar en ningún momento los costes económicos que pueden derivarse de la cancelación del congreso, ante la dificultad de dar una cifra exacta que refleje tanto lo que hay que pagar, como lo que se deja de ganar. Los cálculos realizados y publicados hasta el momento apunta a que este monto podría situarse entre los 130 hasta los 500 millones de euros, una vez calculados tanto los gastos de los productos y servicios que estaban contratados y se dejaron de utilizar, como del dinero ya invertido en la organización del congreso mundial, para el que esperaban 110.000 visitantes en la ciudad catalana. "No hemos analizado los costes que habrá. No se trata de una decisión financiera sino basada en el bienestar y la salud", remarca el consejero delegado. 

En la rueda de prensa, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha emplazado a trabajar de forma conjunta para poder celebrar el año que viene "el mejor Mobile World Congress de la historia" y ha dicho que  no hay ningún peligro de salud pública en Barcelona ni en España por el virus chino sino que la cancelación vino por el miedo en el extranjero que ha generado este brote. "Lo más importante es lo que veis hoy, iremos codo a codo con la ciudadanía para que el próximo año sea la mejor edición del congreso. Es es nuestro compromiso hoy, un mensaje de confianza y de futuro", ha remarcado, pese a que ha lamentado la decisión por el impacto económico que tendrá esta cancelación.

"Se trata de la explosión de una enfermedad. Hubiéramos tenido a millares de personas reunidas en Barcelona y es el riesgo que queríamos evitar", han apuntado los representantes del Mobile, al mismo tiempo que han querido resaltar la labor conjunta que han llevado a cabo con las administraciones públicas catalanas para tomar la "difícil decisión". Y han querido resaltar que ya trabajan en conjunto la próxima edición del congreso en 2021. 

A su vez, desde la patronal catalana Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha lamentado los 15.000 empleos que no se han generado a raíz de la cancelación de la cita por parte de GSMA, con la que ya negocian las ediciones de 2022 y 2023 para compensar pérdidas. Sánchez Llibre ha afirmado que los empresarios catalanes están a favor de la decisión planteada por la entidad, ya que no veían que fuera "viable" después de tantas bajas por parte de las entidades que iban a asistir. 

Además, desde la patronal han manifestado su intención de asegurarse un contrato para los siguientes años. "No estamos preparados para unas pérdidas tan importantes, pero sí estamos preparados para continuar con la lucha", ha afirmado Llibre, que se ha declarado optimista con el futuro.

A su vez, desde el Ejecutivo han criticado la postura de los organizadores y han insistido en que la cancelación del congreso no se dio por una "alerta sanitaria". Moncloa  han defendido en todo momento que en España el coronavirus no presenta un riesgo, por lo que este haya sido motivo suficiente para cancelar un congreso de esta magnitud. La ministra de Turismo, Reyes Maroto, ha aprovechado también para defender la gestión del gabinete tras el fracaso del Mobile  y ha instado a las empresas que decidieron no acudir a explicar por qué declinaron asistir a este evento pero sí optaron por acudir a ferias similares en otros países. "Esa información corresponde a las empresas", añade.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING