Jueves, 12.12.2019 - 19:56 h
Radiografía de la paridad 'tecnológica'

Solo Apple se queda fuera de la revolución en las 'tech' españolas: mandan mujeres

Amazon es la última en promocionar a una mujer como máxima directiva. De las cinco grandes, sólo queda Apple -hoy sin CEO- al margen de la tendencia.

Empresas tecnológicas

Casi pleno. De las cinco grandes empresas tecnológicas, las más poderosas del mundo, cuatro ya tienen una mujer al frente. La última en sumarse es Amazon, que nombró esta semana a la hasta ahora ‘jefa’ de su servicio de envíos exprés como máxima directiva a España. Sustituye a un hombre. Pero, su plantilla, como sucede con la del resto, sigue siendo muy masculina: sólo un 32% de los puestos son ocupados por ellas.

Los casos de Amazon, Facebook, Google y Microsoft no son excepción en el mundo tecnológico. Pero, por su tamaño e importancia, son los más paradigmáticos. El único que aún no ha movido ficha es Apple, cuyo director general, Óscar Rodríguez, se marchó a finales del año pasado.

Las mujeres llegan a las cúpulas, con cuentagotas

Hasta hace dos años, sólo Microsoft y Facebook estaban lideradas por mujeres. En el caso del fabricante del sistema operativo Windows ha encadenado tres directivas en su puesto más alto en España hasta llegar a Pilar López. ¿Y la red social? Cuenta con Irene Cano desde el año 2012.

En esta última etapa, Google ha incorporado a otra mujer que sustituye a un hombre: Fuencisla Clemares se hizo con los mandos del gigante del buscador en 2016. Y Amazon es la última en sumarse, con Mariangela Marseglia supliendo al dimitido François Nuyts.

No son las únicas. Las otras dos grandes redes sociales, también están lideradas por ellas: Nathalie Picquot en Twitter, que fue nombrada en octubre pasado en sustitución de Pepe López de Ayala, y Sarah Harmon en Linkedin. IBM cuenta con Marta Martínez desde el año 2013.

El caso de Amazon, el último en llegar

Es una tendencia creciente. Sin embargo, el problema de base continúa: las plantillas de las empresas que lideran son muy masculinas y durante los últimos años no ha cambiado de manera importante, tal y como queda reflejado en las memorias presentadas por todas ellas en España. Amazon, la última en promocionar a una mujer para su dirección general, opera con cuatro filiales. Entre todas ellas cerró el ejercicio 2017 con una plantilla de 2.573 personas. De ellas, sólo el 32% (842) eran mujeres.

Las diferencias son mucho más llamativas en su filial de Amazon Web Services: apenas un 26% del total. La consecuencia: el perfil más técnico. Y es que ese es uno de los grandes problemas que subyace en este panorama desigual. La formación más técnica -ingenierías, fundamentalmente- es más elegida por ellos que por ellas. Y esa es, al menos, la excusa que se suele esgrimir en estos casos.

En el lado contrario de Amazon está Google. Es la que mejor sale en la foto, ateniéndose a los números de las últimas cuentas de resultados presentadas en el Registro Mercantil: el 45% de la plantilla, que sumó 167 empleados, es mujer. Tanto una empresa como la otra no desglosa cómo es el reparto en cuanto a escalas (el gigante del buscador sólo delimita la dirección de marketing y todos los demás).

Microsoft y Apple, los que peor salen en la foto

Microsoft y Apple son los dos que peores números de paridad registran en España. El fabricante del iPhone, que hoy por hoy no tiene un consejero delegado nombrado, opera con dos filiales: una para sus tiendas y otra para la gestión del marketing y la promoción de sus productos. En la primera las diferencias son importantes: 31,5% de mujeres. Pero lo son mucho más en la segunda: más del 83% del equipo son hombres.

¿Y el fabricante de Windows? Su plantilla a cierre de 2017 sumaba 700 personas. De ellas, el 68,4% eran hombres (482) frente al 31% mujeres (222). La otra tecnológica con una mujer a cargo es Facebook. Sin embargo, la filial de la red social no desglosa desde hace años el género de los 22 empleados con los que cuenta en España (a cierre de 2016).

¿Y en el equipo directivo?

No todas desglosan sus plantillas por categorías y género. Una que sí lo hace es Microsoft. Su filial contaba a cierre de su ejercicio 2017 con 25 directivos y responsables de la administración. De ellos, 18 eran mujeres, una amplia mayoría. La diferencia importante está, sobre todo, en el área de software: los técnicos hombres eran 290 frente a 76.

A Apple le pasa lo contrario. El equipo de dirección de su filial dedicada a la gestión de las tiendas estaba conformado por 85 personas a cierre de 2016. De ellas, 62 eran hombres y 23 mujeres. ¿Y en la principal sociedad? Esa es Apple Marketing Iberia y sólo contaba con dos directores y se repartían entre hombres y mujeres. Las diferencias abismales se concentraban sobre todo en el área de soporte de ventas y marketing.

Todo empieza a cambiar en la cúpula de las grandes empresas tecnológicas en España. Sin embargo, la base no deja de tener un marcado acento masculino.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING