Miércoles, 24.04.2019 - 22:34 h
Una compra de 11.400 millones

Eurofighter ignora el Brexit: pide a BAE que logre el 'megacontrato' de Finlandia

Cuando se produzca el divorcio británico de la UE abandonarán programas clave como el del sistema de navegación por satélite 'Galileo'.

Con casi 500 aviones en servicio solo en Europa, el Eurofighter es la columna vertebral de la capacidad aérea de combate.
Con casi 500 aviones en servicio solo en Europa, el Eurofighter es la columna vertebral de la capacidad aérea de combate. (Foto: BAE Systems)

El pasado 1 de diciembre, la primera ministra británica Theresa May anunció que el Reino Unido abandonará el sistema de posicionamiento global europeo Galileo después de que se consume el Brexit. La Comisión Europea es la que tiene responsabilidad general sobre el programa de navegación por satélite, que pretende ser la respuesta de la UE al GPS estadounidense. Y aunque los británicos pretendían seguir en 'Galileo' tras el divorcio del club comunitario, desde el bloque europeo se dejó claro a Londres que sería excluida de los elementos más secretos del proyecto. Así que el Gobierno británico apartó un total de 92 millones de libras (más de 103 millones de euros) para analizar otras posibilidades de futuro.

Por decisiones como esta llama la atención la elección de la británica BAE Systems, como la empresa del consorcio Eurofighter que se hará cargo de la campaña para tratar de ganar el 'megacontrato' para renovar los aviones de combate de Finlandia. Este país ha puesto sobre la mesa una oferta de 11.400 millones de euros para renovar su flota de F/A-18C/D Hornet, que tiene previsto retirar del servicio entre 2025 y 2029.

A la puja, cuya presentación de ofertas finalizó el 31 de enero, se han presentado cinco empresas aeronáuticas, tres europeas y dos estadounidenses. El objetivo del programa HX-FP finlandés es dotarse con 64 cazas multipropósito, y lleva aparejado un compromiso de servicios y mantenimiento durante todo el ciclo de vida útil de las aeronaves.

Los contendientes serán Boeing, con su F/A-18 Super Hornet, Lockheed Martin con el F-35, Francia con el Rafale de Dassault, la sueca Saab con su Gripen (en versión E y F de dos plazas) y el Eurofighter con sello británico.

La primera criba del Ejecutivo finlandés de las propuesta se espera que se haga pública durante la segunda mitad de este año, pero llama la atención que el consorcio Eurofighter haya decidido dejar en manos de su socio BAE Systems, el delicado papel de lograr tan suculenta venta, en plenas negociaciones para la salida del Reino Unido de la UE.

El consorcio Eurofighter está en manos de BAE Sytems (Reino Unido, 33%), Airbus Defence and Space (Alemania, 33%; España, 13%) y Leonardo (Italia, 21%), y da trabajo a cerca de 100.000 personas contando con toda la cadena de suministros. Un portavoz de Airbus Defence and Space, la compañía que ostenta la responsabilidad del programa para España, sostiene a este diario que la fortaleza de la alianza es enorme, y no sufrirá cambio alguno por el Brexit. Además, añade que se han revisado de forma concienzuda los criterios para la elección de la rama británica a la hora de tratar de ganar el contrato finlandés. A modo de ejemplo, el portavoz de Airbus señala que también se eligió a BAE para la puja por los nuevos cazas de Bélgica.

En el caso belga, desde Airbus lamentaron en su momento (octubre pasado), que al final los responsables del contrato decidieran adquirir los F-35 de Lockheed Martin para reemplazar su actual flota de F-16. Los precedentes para el caso finlandés no parecen ser la mejor carta de presentación para "llevarse el gato al agua" en el nuevo concurso. En cualquier caso, los distintos actores comienzan a moverse para lograr conquistar a los responsables de la compra, y a modo de ejemplo, la francesa Dassault envío la pasada semana uno de sus Rafale al frío finlandés, para demostrar su capacidad de operar en la gélida Laponia, aunque en principio no realizaría vuelos de prueba.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios