Domingo, 08.12.2019 - 14:43 h
Por ejecutarlas sin licencia 

Multa de un millón a la realeza saudí por obras ilegales en sus palacios de Marbella

Casa Al Riyadh S.L. tiene abierto un procedimiento sancionador de un millón de euros por obras sin licencia en tres de sus palacios.

Vista aérea del complejo de la Casa Real Saudí en Marbella.
Vista aérea del complejo de la Casa Real Saudí en Marbella. / Google Maps

Hasta la realeza de Arabia Saudí amortiza sus posesiones en España arrendándolas a terceros cuando no las usa. O al menos esta es la actividad principal de su única mercantil en España, Casa Al Riyadh S.L. Una firma, con sede en La Moraleja, que arrienda 14 palacetes en el conjunto residencial Las Lomas Marbella Club, situados en la capital de la Costa del Sol. Una actividad que realiza sin interrupción desde 1995 y que en el ejercicio fiscal 2018 registró 4,7 millones de euros en concepto de alquileres (700.000 euros menos que en 2017)En dicha cifra se incluyen amarres y hasta diez trasteros en Puerto Banús.

Pero no todo son alegrías para Salman bin Abdulaziz al Saud (Riad, 1935), rey del reino petrolero y líder de la Casa de Saúd desde enero de 2015 tras el fallecimiento de su medio hermano, Abdalá bin Abdulaziz, y accionista de la mencionada firma junto con las sociedades 'offshore' Nibal Management INC y Potter Corporation. El Ayuntamiento de Marbella tiene varios procedimientos pendientes con su compañía por importe de 1.049.000 euros con el consistorio. Las sanciones corresponden a la ejecución de obras sin licencia e incumplimiento de la paralización de las mismas. La familia real saudí suele remodelar y redecorar el complejo de palacios que tiene en España con cierta asiduidad y por cantidades millonarias. 

El yate Lady Haya en Puerto Banús.
El yate Lady Haya en Puerto Banús. / D.R.

Este caso se trata de Casa Medina, Casa Dhahran y Casa Meca y las reformas, según pudo contrastar La Información con el Ayuntamiento, fueron ejecutadas entre 2015 y 2017. Parte de las obras son legalizables y la familia ha procedido a demoler las ampliaciones de los edificios para calmar los ánimos del Ayuntamiento. En el caso de Casa Dhahran, cuyas obras no son legalizables, han interpuesto un recurso contra el consistorio, que en el propio balance de la compañía calibran que la posibilidad de prosperar es baja por lo que planea la sombra de la demolición. 

Un pleito que vuelve a tensar las relaciones entre la familia real saudita y la capital de la Costa del Sol, una ciudad que está registrando un parón inmobiliario por los problemas con su plan urbanístico, a la vez que crecen los turistas nacionales frente a los extranjeros, según los datos de la Coyuntura Turística Hotelera del Instituto Nacional de Estadística(INE). 

El cambio de interlocutor con el Ayuntamiento también ayuda. Hasta ahora, el administrador único de la sociedad y amigo íntimo del rey emérito era el octogenario Mohamed Eyad Kayali, que falleció el pasado julio. Rami Shahab, el nuevo interlocutor que roza la cincuentena y es exejecutivo la petrolero Aramco, tiene voluntad de regularizar las obras en las viviendas. Según la propia compañía, las inversiones inmobiliarias de esta firma rozan los 60 millones de euros y la familia real saudí no deja de adquirir propiedades en España.

El pleito zanjado con Hacienda

Más allá de la administración local, Casa Al Riyadh S.L. va poco a poco solucionado también sus deudas con la Agencia Tributaria. Al menos las que tenía derivadas de la inspección de los ejercicios entre 2004 y 2008, quedando aún pendiente la auditoría de la Agencia Tributaria de los subsiguientes cuatro años, donde el modo de proceder fue similar al periodo mencionado. La firma pagó 1,3 millones a la Hacienda Pública el pasado marzo de 2018, cerrando así una etapa de litigios. En 2017, la mercantil de la familia real saudí recibió dos sentencias de la Audiencia Nacional contra los acuerdos de liquidación del Impuesto sobre Sociedades de 2010 y el del IVA de los ejercicios de 2004 a 2008. 

Tras las alegaciones, la firma tenía que satisfacer un importe total de 3,2 millones de euros, incluidos aquí los intereses de demora. La sociedad compensó, según detalla en el balance de cuentas de 2018, el importe a pagar antes mencionado con deudas y créditos a su favor frente a la Hacienda Pública en concepto de las cantidades pagadas hasta la fecha por el aplazamiento de pago de los expedientes sancionadores anulados en 2017. La deuda a pagar finalmente a la Hacienda Pública ha ascendido a 1.327.075 euros, que fue satisfecha el pasado marzo de 2018.  Eso sí, Hacienda está actualmente inspeccionado los ejercicios de 2009 a 2012. 

La Corona española y el rey Salman

La monarquía española mantiene una estrecha relación con el rey Salman y su familia, que va más allá de la asistencia de unos y otros a actos importantes para ambas realezas. El monarca saudí asistió a la boda del entonces príncipe Felipe y su prometida Letizia Ortiz. En enero de 2017, Felipe VI también bajó a Arabia Saudí en una de sus primeras visitas oficiales como monarca. No fue hasta su 79 años de edad cuando se coronó como rey tras la muerte de su hermano, funeral al que acudió el monarca emérito. Esta estrecha relación ha tenido siempre un trasfondo económico. Es un secreto a voces que el fallecido administrador de la sociedad mercantil del rey Salman en España fue fundamental para conseguir el Ave a la Meca. 

A pesar de las buenas relaciones, Salman bin Abdulaziz al Saud no acude tanto a Marbella como en la época del Gil, donde la prensa local llenaba páginas y páginas con los excesos del monarca. Su actual esposa Fahda (ha tenido tres esposas diferentes y 14 hijos) prefirió cambiar esta ciudad costera por las playas de Jbilia en Tánger para pasar sus vacaciones de verano. Pero el patrimonio del rey Salman no se limita a Marbella, donde está en el foco. Y más aún porque sus yates, el 'Shaf London' y el ?Lady Haya' suelen ser los de mayores dimensiones del puerto. Hay otras muchas propiedades desconocidas de los sauditas en España, como es el caso de la gran finca agropecuaria de Cantos Blancos en Navahermosa, en plena milla de oro de la caza en Toledo, o los inmuebles en las localidades de Alcobendas, San Sebastián de los Reyes y Boadilla del Monte, todos ellos en Madrid.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING