Viernes, 22.11.2019 - 08:14 h
Con cifras récord de inversión

Fondos españoles de startups se lanzan a levantar cientos de millones para invertir

Gestoras como JME Venture Capital o Kibo Ventures buscan construir su tercer fondo. Inveready, Samaipata o Nauta Capital ya han cerrado el último.

South Summit 2017
Las startups tendrán más fondos de las gestoras españolas. / José González

Los fondos españoles se rearman para asegurarse dinero suficiente con el que seguir invirtiendo en startups de este país. Gestoras especializadas en el sector se lanzan a levantar cientos de millones de euros entre inversores institucionales, 'family offices' y fondos públicos. Lo hacen en un escenario de tipos de interés bajos impuesto por el Banco Central Europeo (BCE) y con un mercado español en cifras récord de inversión.

En los dos últimos años, el sector ha estado invirtiendo buena parte de los fondos que había levantado. Es por eso que la captación de capital de todas estas gestoras no había hecho más que descender hasta los menos de 200 millones levantados el pasado año. Ahora, muchos vuelven de nuevo al mercado a recabar apoyos para llenar de nuevos su cajas.

Hay dos casos paradigmáticos. Uno es el de Kibo Ventures, accionista de compañías como Carto o Jobandtalent. La otra es JME Venture Capital, inversor de los cohetes de PLD Spaces o Lingokids. Ambas son gestoras que deben enfrentarse a levantar el tercer fondo, que supone el mayor reto, pues con dos vehículos ya desembolsados deben exhibir más resultados para convencer a inversores. "Levantar dinero una vez, con tu primer fondo se puede hacer; puedes levantar un segundo fondo, vendiendo el valor de tu cartera, pero el tercero es el más complicado porque el inversor te va a preguntar '¿Qué hay de lo mío?'", apunta Luis Martín Cabiedes, de Cabiedes&Partners.

Kibo Ventures busca levantar 100 millones de euros, que se sumarían a los más de 100 millones que recaudaron en los dos anteriores fondos. El primer cierre, que será inferior a esa cantidad, se cerrará a finales de año. Y, según explica su cofundador y 'managing partner', Aquilino Peña, mantendrá la estrategia del fondo actual: inversiones iniciales de entre 1 y 2,5 millones de euros liderando la ronda. Entre los que aportaron capital hasta ahora destacan Telefónica o Caixa.

Por su parte, JME Venture Capital -gestora heredera de la Fundación José Manuel Entrecanales, creada por el presidente de Acciona- trabaja en levantar su tercer vehículo de hasta 80 millones. El primer cierre de 50 millones estará listo en el tercer trimestre de este año y a partir de ahí lo dejarán abierto para que entren nuevos inversores. La venta de su participación en la plataforma de transferencias y pagos internacionales Flywire (antigua Peertransfer) se ha convertido en uno de sus grandes argumentos para levantar este nuevo fondo. Su objetivo: invertir en fases más iniciales en compañías españolas y, ocasionalmente, en europeas y estadounidenses. Ahora, la gestora busca abrirse a otros socios institucionales, después de la participación de personas del entorno de Entrecanales y del Fondico, el fondo de fondos público del ICO.

Hay otros fondos que aún no han iniciado las negociaciones para ese tercer fondo, pero deberían hacerlo en los próximos meses. KFund, liderado por Iñaki Arrola y la antigua CEO de ING en España, Carina Szpilka, y accionista de compañías como Carto o la cadena de cocinas 'fantasma' Keatz, debería levantarlo en los próximos 18 meses. Participó en la convocatoria del Fondico, aunque en esta ocasión no logró los fondos.

Quienes ya han avanzado

Otros acaban de cerrar su fondo o, al menos, lo tienen prácticamente finalizado. Es el caso de Inveready, que ha logrado un fuerte espaldarazo con el éxito de Másmóvil (fue uno de los inversores iniciales del hoy cuarto operador). Ha levantado 54 millones en su tercer vehículo. Samaipata Ventures, liderado por uno de los creadores de La Nevera Roja, encauza su segundo fondo de 100 millones, después de invertir en firmas como la pltaforma de transporte por carretera Ontruck o la inmobiliaria online Spotahome.

Adara, uno de los accionistas iniciales del gigante español de la ciberseguridad Alienvault (vendida a la teleco estadounidense AT&T), está finalizando todas las gestiones de su tercero fondo de 60 millones. Los creadores de Ticketbis también han ampliado su vehículo All Iron Ventures, introduciendo algunas cláusulas para flexibilizar toda la gestión.

Seaya Ventures, el segundo mayor accionista de Cabify y uno de los destacados de Glovo y liderado por Beatriz González, levantó 100 millones el pasado año en su segundo fondo. Y otros históricos del sector se han lanzado con vehículos más especiales. Nauta Capital, uno de los grandes fondos de Barcelona, recaudó 50 millones de euros para respaldar a sus participadas actuales (lo que se conoce en el argot como 'fondo sidecar'). Y Cabiedes & Partners trabaja en su quinto fondo (24 milloneS), pero con una salvedad importante: no será una sociedad de capital riesgo y lo convertirá en una sociedad limitada normal. ¿La razón? "Quiero mantener flexibilidad y no cerrarme sólo a startups como activos", apunta Luis Martín Cabiedes. El objetivo es que el reparto sea 50% para estas compañías y el resto para otros sectores.

Negociaciones complicadas

El escenario en el que todos estos fondos salen al mercado es el de unos tipos de interés bajos y con una apetito significativo para apostar por este tipo de compañías. Sin embargo, las negociaciones no son especialmente fáciles. "Es siempre difícil", apunta Samuel Gil, socio de JME Venture Capital, quien insiste en que hay pocos inversores institucionales y poca cultura de inversión en este mercado. Esta visión coincide con la que tienen otras gestoras españolas, que además ponen sobre la mesa otro factor: la mayor competencia y la irrupción de más fondos en el mercado español. "Para nosotros ha sido un poco menos duro que nuestro segundo fondo, que tuvimos que negociarlo en 2012, cuando estábamos saliendo de la crisis y había mucho temor; pero siempre es muy difícil", apostilla Alberto Gómez, 'managing partner' de Adara Ventures.

¿Cómo pueden afectar las condiciones macroeconómicas? Hay visiones diferentes. Aquilino Peña, de Kibo Ventures, insiste en que este es un negocio más desestacionalizado que otros, pues se trata de compañías que buscan digitalizar los procesos. "Y eso va a pasar con crisis y sin crisis; en lo que sí puede afectar es en los 'exits' (las ventas de compañías)", apunta. Otros tienen una opinión diferente. Cabiedes cree que sí que puede influir en este sector.

Con todo, habrá mucho más dinero español para invertir en el sector startup. En los próximos meses, los principales fondos en España estarán rearmados. Más de 500 millones de euros estarán listos para inyectarlos en los próximos cinco años. Las armas ya están listas. Ahora queda por ver cómo se invierten.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING