Domingo, 20.10.2019 - 07:56 h
En la primera sesión del juicio en Tokio

Ghosn reaparece dos meses después ante el juez y proclama su inocencia absoluta 

El directivo de Renault descarta que quisiera perjudicar a la empresa: "Sólo tengo amor y agradecimiento desde el fondo de mi corazón a Nissan".

Carlos Ghosn
Ilustración que muestra al expresidente de Nissan Carlos Ghosn ante la corte de Tokio durante su primera aparición pública. / Efe

Y, después de dos meses después de su detención, el expresidente de Nissan (y todavía de Renault) Carlos Ghosn se ha encontrado este martes sentado ante el Tribunal de Tokio que decidirá sobre su responsabilidad penal y económica. Para empezar, el directivo ha rechazado las acusaciones levantadas contra él al comparecer ante el juez en su primera aparición pública tras su arresto, en la misma capital japonesa, el 19 de noviembre pasado.

Ghosn, de 64 años, se presentó en una sala de los tribunales de Tokio esposado, con traje oscuro, camisa blanca y sin corbata, con calzado de plástico y más delgado de lo habitual, de acuerdo con el "pool" de periodistas autorizados a estar presentes en la sala. Dos guardias que le acompañaban le quitaron las esposas tras llegar al salón y fue colocado en un asiento frente a los tres abogados presentes en el tribunal, encabezado por el juez Yuichi Tada, informa Efe.

Ghosn está a la espera del juicio, pero la audiencia de este martes estaba programada únicamente para ser informado de los cargos en su contra. Está acusado de ocultar presuntamente millonarios ingresos pactados con Nissan a partir de 2011 y de violar supuestamente la confianza de la empresa al utilizarla para cubrir pérdidas financieras personales. Pero el poderoso directivo del sector automotor ha negado los cargos ante el juez. "Soy inocente de las acusaciones en mi contra (...). He sido acusado injustamente", aseguró Ghosn, nacido en Brasil y educado en el Líbano y en Francia.

"Sólo tengo amor y agradecimiento desde el fondo de mi corazón a Nissan. He hecho todo mi esfuerzo en favor de Nissan y he llevado a cabo mis tareas de forma justa, correcta y legalmente", insistió. Respecto a la acusación de utilizar fondos de Nissan para cubrir pérdidas financieras personales durante la crisis que estalló en 2008, Ghosn dijo que se trató de una asistencia "temporal" y que lo hizo con la condición de que no causara daños a la compañía.

Y sobre la decisión de ocultar millonarios ingresos pactados con Nissan, la otra acusación, insistió en que eran compensaciones fijadas para cuando se retirase de la compañía y se optó por no declarar esas sumas después de la revisión hecha por "abogados externos e internos". En la audiencia judicial, pedida por los abogados de Ghosn, el juez le leyó los cargos y le dijo que está detenido para evitar que se fugue del país o que pueda ocultar pruebas.

El magistrado aseguró que teniendo en cuenta que Ghosn tiene residencias fuera de Japón existe un riesgo mayor de fuga del detenido. Ghosn tiene residencias en París, Río de Janeiro y Beirut, según medios nipones. La defensa legal, sin embargo, rechazó ese riesgo y argumentó que, considerando que es una figura pública muy conocida, es difícil que se escape de Japón. La audiencia, que había comenzado a las 10.30 hora local (01.30 GMT), se prolongó durante casi dos horas, a la espera del siguiente paso en el proceso antes del inicio del juicio.

Junto con Ghosn está acusado también el estadounidense y exdirectivo de Nissan Greg Kelly, quien fue detenido el 19 de noviembre y a quien el juez le concedió la libertad bajo fianza el 25 de diciembre porque tenía una operación quirúrgica pendiente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios