Jueves, 21.03.2019 - 21:29 h
La aerolínea ha hecho una "propuesta de españolidad"

Fomento se lava las manos y sugiere que el futuro de Iberia solo depende de IAG

Ábalos ha señalado que las compañías que se encuentran en esta situación deben hacer cambios en su estructura de la propiedad. 

Fotografía Avión Iberia despegando / EFE (JM Cadenas)
Fomento reconoce que el futuro de Iberia depende solo de lo que quiera hacer IAG. / EFE

Fomento ha hablado. El futuro de las compañías aéreas de capital británico que operan dentro de la Unión Europea -entre las que se encuentra Iberia pese a que el ministro del ramo, José Luis Ábalos, no ha nombrado directamente a ninguna firma- pende de un hilo y de la decisión que tomen sobre el cambio de titularidad de su capital. Desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez se están movilizando todo los medios posibles, pero la última palabra para salvar a Iberia es de la matriz IAG.

El ministro de Fomento comparecía en el Congreso de los Diputados este mismo jueves para, entre otras cosas, hablar sobre las consecuencias que podría tener el Brexit para España. Entre las palabras de Ábalos destaca la necesidad que la cartera ve de un cambio en la "estructura de la propiedad" para "garantizar el cumplimiento continuado" de la normativa europea y mantener en vigor las licencias de explotación.

En esta misma comparecencia, Ábalos ha asegurado que Fomento está trabajando de manera "muy intensa" -tal y como adelantaba este diario- para que se defiendan los intereses de España y sus empresas. Del mismo modo, ha confirmado que se está recabando la información solicitada por Bruselas sobre las compañías que puedan verse afectadas. 

Con todos estos datos sobre la mesa, la única traba que debe pasar la compañía tradicionalmente española para salvarse es la más importante: que IAG quiera que Iberia vuelva a tener la mayor parte de su capital bajo una de las banderas de la futura Unión Europea, una vez que se lleve a cabo la tan anunciada separación de Reino Unido. 

Ábalos ha trasladado a Iberia todo el peso de la decisión al afirmar que la compañía que preside Luis Gallego le ha hecho llegar una "propuesta de españolidad" que luego el ministro no quiso especificar. De esta manera, el responsable de la cartera deja en manos de la compañía la búsqueda de una solución que satisfaga a la Comisión Europea. 

Hay que recordar que es necesario que los operadores que quieran volar dentro del territorio comunitario demuestren que, al menos, la mitad de su capital está en manos de compañías domiciliadas en países miembros de la UE, algo que de hacerse efectivo el 'divorcio' británico no ocurre en el caso de Iberia.

El propio Ábalos ha reconocido en su comparecencia que el 'Brexit' puede conllevar riesgos para ciertas compañías aéreas españolas, algo que hasta ahora desde todos los bandos se habían curado de mencionar. No obstante, ha defendido que desde el Ejecutivo se trabaja para llegar "en las mejores condiciones posibles", tanto si se produce un 'Brexit' duro no deseable, como una salida de Reino Unido de la UE acordada.

El próximo 29 de marzo, fecha que está sobre la mesa para el cierre definitivo del proceso del Brexit, se acerca y el Ejecutivo trabaja a contra reloj para ayudar a la compañía a encontrar una salida cuanto antes. Desde Iberia lo han intentado de todas formas, llegando incluso a argumentar que más del 50% de sus derechos políticos estaban en manos de El Corte Inglés para tratar de defender su 'españolidad'. Pero el argumento, tal y como publicó Financial Times, no convenció en Europa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios