Viernes, 18.10.2019 - 06:56 h
En un hecho relevante 

Indra confirma las negociaciones con Rolls-Royce para la adquisición de ITP

La empresa presidida por Abril Martorell confirma a través de un comunicado a la CNMV que existen "conversaciones". 

Indra
Indra confirma las negociaciones con Rolls-Royce para la adquisición de ITP. / E.P. 

Indra lo confirma. La compañía vasca que dirige Fernando Abril-Martorell no ceja en su proyecto estratégico de reestructurar su perímetro de actividad para convertir al grupo en una entidad volcada hacia la industria de Defensa. Así, como consecuencia de la noticia publicada por La Información, la empresa ha remitido un comunicado a la Comisión Nacional de los Mercados y Valores (CNMV) para informar de que "está manteniendo conversaciones con Rolls-Royce tendentes a explorar la posible adquisición por Indra de una participación de control en Industria de Tubo Propulsores, S.A.U.", conocida como ITP.

En el breve comunicado, Indra ha asegurado que por ahora "no ha adoptado ninguna decisión al respecto" y que en este momento "no se puede determinar si las referidas conversaciones que se están manteniendo conducirán a la adopción de una decisión definitiva y a la suscripción de un acuerdo vinculante con Rolls-Royce".  Por último, la firma vasca ha dicho que "en el curso ordinario de su actividad", analiza "de forma regular las distintas oportunidades de inversión que se le presentan al objeto de crecer y maximizar sus recursos y resultados". 

Como adelantó este medio este mismo viernes, la operación en ciernes está ahora despejada de condicionantes políticos y depende exclusivamente de la capacidad negociadora de ambas partes. Las cartas están sobre la mesa de negociación y las due dilligences preliminares se encuentran prácticamente concluidas.

La estrategia compradora de Indra ha sido descontada en el mercado, máxime después del protagonismo que ha adquirido dentro de la empresa Ignacio Mataix, el ‘fichaje estrella’ de Abril-Martorell, actual consejero  y responsable ejecutivo del negocio de Defensa y que antes fue precisamente director general de ITP.

Por parte de Rolls-Royce la posición vendedera no admite tampoco dudas después de que la multinacional británica haya contratado a Goldman Sachs como banco de inversión encargado de pilotar la colocación de la empresa. Más allá de su papel como accionista dispuesto a desinvertir, el principal papel de Rolls-Royce para culminar con éxito la operación reside en su posición de primer cliente de ITP.

Para Indra es fundamental que la adquisición esté respaldada por un plan de negocio que consolide a la empresa vasca como proveedor de primer nivel (Tier 1) de los principales fabricantes de motores aeronáuticos del mundo. El equipo negociador que encabeza Mataix quiere asegurar una cartera de pedidos a largo plazo con clientes tan jugosos como son Pratt&Whitney, Honeywell y General Electric, aparte, por supuesto, de Rolls-Royce.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios