Alquiler

Cuatro claves que hay que tener en cuenta para alquilar tu piso a estudiantes

Estos son algunos de los mejores consejos para alquilar tu vivienda a estudiantes y no morir en el intento.

Las 4 claves para alquilar tu piso a estudiantes
Un alquiler por habitaciones es la mejor opción al arrendar a estudiantes

Alquilar el piso a estudiantes puede ser una buena forma de tener unos ingresos fijos cada mes, aunque también nos puede dar algún quebradero de cabeza. La Ley Española de Arrendamientos no contempla un caso especial de alquiler a estudiantes, pero hay ciertas cosas que hay que tener en cuenta antes de poner el anuncio de alquiler.

1. Forma de alquiler: ¿por habitaciones o alquiler compartido?

Lo primero que nos tenemos que preguntar es cuál va a ser la forma de alquilar nuestra vivienda. Podemos optar por arrendar cada habitación por separado, donde el casero deberá hacer un contrato para cada inquilino. Cada contrato será diferente y podremos poner un precio diferente si tienen características variadas entre sí, por ejemplo, habitaciones con baño, con terraza… Esta es la forma más rápida de encontrar inquilinos y de despreocuparse por alquileres grupales. Bien es cierto que corremos el peligro de tener habitaciones sin alquilar y dejar de ingresar el dinero de estas.

También podemos realizar un alquiler compartido en el que se pone una cifra al piso entero y se divide entre los inquilinos, dejando a estos la gestión del reparto. Se realizará un único contrato en el que figurarán el nombre de cada uno de los habitantes del piso. Con esta forma de alquiler solidario nos aseguraremos que si uno de los inquilinos falla, el resto responderá por él.

2. Entrevistar a los posibles inquilinos

Saber elegir buenos inquilinos es la clave para no encontrarse con sorpresas en un futuro. Es muy importante realizar entrevistas previas a la firma del contrato de arrendamiento para conocer de cerca a los estudiantes. De esta forma conoceremos su actitud y sabremos qué sensación nos da cada uno.

La posibilidad de que en la entrevista estén presentes los padres del alquilado nos asegurará una mayor confianza en los mismos, aunque no siempre es necesario.

3. Fijar una fianza

Es de gran importancia establecer una fianza que cubra los posibles desperfectos que sufra la vivienda. Lo normal es que la fianza sea de dos meses de alquiler si el piso se arrenda durante el año escolar. Este anticipo se depositará en los organismos autonómicos que corresponda.

La gestión de la fianza deberá ser llevada a cabo por los propios estudiantes, de forma que se haga un reparto equitativo de la misma entre los inquilinos.

4. Cuida los detalles y a tus inquilinos

La vida estudiantil universitaria se extiende en el tiempo durante 4 años por lo que si encuentras inquilinos fieles pueden asegurarte la estancia en este periodo de tiempo. Tendremos que cuidar el piso y ofrecer todas las reparaciones que sean necesarias. Se tiende a tratar mal a este colectivo, pero si los inquilinos están contentos con sus arrendadores, le beneficiarán a largo plazo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios