Jueves, 23.05.2019 - 11:13 h
Sus principales brazos inversores

Juan Roig inyecta 12,5 millones para salir al rescate de Lanzadera y Angels Capital

Hacienda pone la lupa sobre el Impuesto de Sociedades de 2016 de Lanzadera, la firma con la que el dueño de Mercadona apoya proyectos emprendedores.

Imagen de Juan Roig, presidente de Mercadona.
Imagen de Juan Roig, presidente de Mercadona.

El presidente de Mercadona, Juan Roig, volvió a rascarse el bolsillo para salir al rescate de sus dos 'aventuras' inversoras, Angels Capital y Lanzadera. En el ejercicio 2017, el empresario valenciano desembolsó 12,5 millones de euros para cubrir sus números rojos. Mientras tanto, la Agencia Tributaria ha puesto la lupa sobre el Impuesto de Sociedades pagado en el año 2016 de su proyecto para invertir en 'startups'.

Juan Roig tiene dos grandes brazos inversores particulares. Uno es Lanzadera, su aceleradora. Se trata de una organización para invertir en 'startups' en sus primeras fases y acelerar su aterrizaje en el mercado. El otro es Angels Capital, la sociedad con la que gestiona la propia Lanzadera (es el dueño del 100% de las acciones) y otras inversiones particulares. Ambas fueron creadas en el año 2013.

Siete participadas de Angels Capital

Angels Capital cerró el ejercicio, según las cuentas recién presentadas en el Registro mercantil, con la aportación de 12,5 millones de euros de Roig para compensar esas pérdidas (perdió 6,7 millones ese año y 10,3 el año anterior). El año anterior inyectó 10,5 millones.

Una parte muy significativa de estas aportaciones fueron destinadas a Lanzadera. En concreto, según las cuentas de esta última, se inyectaron 3,5 millones de euros. La razón: cubrir las inversiones que tiene vivas en más de 80 startups, algunas de ellas -las correspondientes a los últimos dos ejercicios- a través de préstamos participativos, convertibles en acciones.

Además de Lanzadera, Angels mantiene el 100% de las acciones de Sothis, una consultora tecnológica en la que ha invertido más de 5,3 millones de euros y de la Unidad del Pie Diabético. Vendió el 90% de la bodega valenciana Torre Oria, cuya cuantía no queda reflejada en la memoria.

Durante el año, inyectó en forma de crédito participativo 2,5 millones en Vivood, el proyecto hotelero desmontable en el que participa con el 65%. Incrementó posición ligeramente hasta el 27,5% en la firma de videojuegos Codigames y mantuvo el 25% de la plataforma de vídeo interactivo Playfilm. Sumó una participación de algo más del 10% en Boatjump, una portal online de alquiler de barcos 'acelerador' por Lanzadera en la que Roig ha querido también participar.

Las cifras de Lanzadera: 4,2 millones de pérdidas

En Lanzadera, el año repitió el esquema de años anteriores: el deterioro de los préstamos y sus participaciones en las compañías ha acarreado pérdidas significativas. En 2017 fueron inferiores: 4,2 millones de euros frente a los 5,7 millones de un año antes. Entre los tres programas con los que cuenta, ha respaldado más de 80 'startups'. El objetivo es alcanzar los 200 proyectos financiados en el año 2020, tal y como se compromete en su memoria.

¿Cómo invierte? Desde el cambio de estrategia llevado a cabo hace algo más de dos años, Lanzadera respalda a la 'startup' a través de un préstamo participativo con un interés variable del 2,15% sobre el beneficio antes de impuestos de las respectivas sociedades (muchas de ellas, al estar en sus primeras fases de ejecución, registran pérdidas).

La inmensa mayoría de los ingresos que logra esta sociedad, que se dedica principalmente a invertir, proceden del alquiler que cobra a la propia InmoAlameda, la sociedad 'hólding' de Roig, y a Angels Capital. Ambos cuentan con espacios en la llamada Marina Real de Valencia. En concreto, sumó 816.000 euros por este concepto.

A los gastos de personal (1,2 millones para una plantilla de 26 personas) y los de explotación se suman los deterioros por los préstamos aportados en los últimos años por la compañía. Es lo que llevó a las pérdidas y obligó a Angels Capital a inyectar 3,5 millones durante el año.

Durante los años anteriores sí que hubo mucho más desembolso por parte de Angels Capital en esta aceleradoras debido, principalmente, a la inversión que ésta llevó a cabo para levantar La Marina de Valencia. El coste de construcción de la infraestructura se elevó hasta los 17 millones de euros.

Inspección de Hacienda

Al margen de las cifras de su actividad inversora, Lanzadera ha vivido un particular 'susto' en los últimos meses. La Agencia Tributaria pone la lupa por primera vez sobre sus cuentas. El pasado mes de enero, Hacienda arrancó una investigación limitada al Impuesto de Sociedades pagado durante el ejercicio 2016.

En la memoria del ejercicio 2017, la sociedad confirma que el pasado 30 de enero, la Agencia Tributaria inició una investigación sobre el Impuesto de Sociedades. "Limitado a la solicitud de devolución de retenciones", aclara.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios