Viernes, 06.12.2019 - 21:15 h
Renfe mantendrá el monopolio en el corredor  

Adif frena la competencia entre Madrid y Sevilla: las señales son de la Expo'92

Los sistemas tecnológicos de indicación están obsoletos en la línea más antigua de Alta Velocidad y su modernización se retrasará cerca de tres años

Señalización en las vías del tren.
Señalización en las vías del tren.

Ya hay ganadores para poner sus trenes en las vías del tren y competir con Renfe. Serán los dos grandes operadores extranjeros, SNCF y Trenitalia, acompañada de Ilsa -propiedad de dueños de Air Nostrum-. Pero no en todas las líneas se podrá entrar a la vez. La primera en operar, el Madrid - Sevilla que se inauguró para la Expo del 92 en la ciudad del Guadalquivir, puede no recibir competencia hasta, al menos, 2022 como consecuencia de la diferencia de señalización. 

Este problema, identificado por los potenciales operadores y la propia Adif desde el inicio del proceso, ya fue alertado desde la Comisión Europea cuando su representante, Christiane Trampisch, aludía directamente a la necesidad de que, desde el Estado se llevaran a cabo cambios para permitir la entrada de todos pese a las diferentes señalizaciones que existen en las vías nacionales.

Desde el sector recordaban entonces que cada línea utiliza una tecnología diferente en España, lo que hace que se tengan que desarrollar paquetes tecnológicos para evitar los problemas de compatibilidad que solo puede salvar Renfe. En este sentido, la propia presidenta de Adif, gestor de las infraestructuras ferroviarias en España, Isabel Pardo de Vera, señalaba este miércoles que "en el proceso de liberalización se estudiaron cuáles eran los obstáculos o las barreras para aumentar la capacidad de la red y una de ellas es que la línea Madrid - Sevilla está dotada de LZB". 

Este sistema de señalización tiene su origen en Alemania, pero la versión instalada en el Madrid-Sevilla, por su antigüedad, es una adaptación 'a la española'. Según Adif, en este periodo "se hicieron absolutamente todos los esfuerzos" para conseguir que la industria diese los plazos para poder homologar el LZB y poder operar de forma inmediata las líneas, señalaba Pardo de Vera. 

En cambio, y según su versión, no hubo respuesta de la industria porque alegaban "obsolescencia" de cara a fabricar nuevos dispositivos para los trenes. Esta instalación ha quedado anticuada y ante la dificultad de los operadores para cubrir este problema, tomó la decisión de que no se tendría en cuenta la homologación de estos sistemas a la hora de puntuar las preadjudicaciones. 

Para tratar de salvar la situación, Adif "intentará implantar el sistema ERTMS", el sistema europeo de gestión del tráfico ferroviario que garantiza la interoperabilidad, según confirma Pardo de Vera, en la línea que une la capital con Sevilla. El problema es que esta modificación no se puede llevar a cabo de un momento a otro y retrasará, "entre dos años y medio y tres años", el desembarco de la competencia de Renfe en esta línea. 

Las preadjudicaciones hechas públicas este mismo miércoles dejan el mercado español convertido en el mayor temor de las empresas del sector, "un oligopolio de varias empresas públicas". Ilsa, acompañada por la compañía pública italiana, Trenitalia -tiene un 45% del capital- se quedarán con el paquete 'mediano'. Con ello, operará siete frecuencias diarias en esta línea a partir de 2022. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING