Miércoles, 20.02.2019 - 23:42 h
Pese a disparar su beneficio

Makro 'baja el sueldo' a sus directivos en España: lo recorta un 72% en dos años

El gigante del 'cash & carry' ha triplicado su beneficio en el último año, en el que ganó 29,1 millones y vuelve a estar en la lupa de Hacienda.

Exterior de un establecimiento de Makro.
Makro 'baja el sueldo' a sus directivos en España. 

La cadena de 'cash & carry' Makro, en la que se abastece gran parte de los bares y restaurantes españoles, cerró 2017 triplicando su rentabilidad. La filial del grupo alemán Metro concluyó ese ejercicio con un beneficio de más de 29,1 millones de euros, cuando un año antes se quedaba en 10 millones. Sin embargo, disparar su resultado no tuvo un efecto directo en la retribución de la alta dirección. Al contrario.

Los administradores de Makro ganaron en 2017 algo más de 347.000 euros, cuando un año antes superaron los 1,1 millones, y en 2015 rebasaron los 1,2 millones, según indica en sus últimos informes anuales, y a pesar de cerrar ese último año en números rojos. Sin embargo, la filial del grupo germano no detalla los motivos de esta rebaja.

Sí indica que todo lo que percibieron sus administradores en el pasado año (contaba con cinco altos directivos, frente a los cuatro del año previo) fue la retribución por el desempeño de su cargo. En 2016, por lo mismo, recibieron más de 688.000 euros. No desglosa, por tanto, cómo se distribuyó el resto de su retribución en ese año, sus 'pluses', aunque sí matiza que sus administradores no cuentan con planes de pensiones ni seguros de vida.

Makro también indica que tiene un plan de acciones para su alta dirección en España. En concreto, tres planes en títulos de su matriz, Metro AG, que comenzaron en 2015, 2015 y 2016, que depende del valor alcanzado por las acciones del grupo alemán. Se trata de programas trianuales, donde las opciones se pueden ejercitar "solamente una vez transcurridos tres años desde la fecha de concesión siempre y cuando el empleado permanezca en la sociedad", explica en el informe de 2017.

Y la rebaja de sueldos ha tenido un efecto en la cuenta de resultados. Makro detalla que su resultado de explotación también se triplicó, de 11,3 a 34,3 millones de euros, "debido principalmente al pago en el año anterior de tributos de una inspección fiscal relacionada con los años 2009-2014 y por menores gastos de personal (salarios y bonus)". Su plantilla, al cierre de 2017, aumentó ligeramente respecto al ejercicio previo, porque pasó de 3.635 a 3.659 trabajadores.

Gráfico de la evolución de las ventas de Makro
Gráfico de l

Vuelve a la lupa de Hacienda

En cuanto a la inspección fiscal con la que justifica el despegue del beneficio de 2017, se trata de las sumas que tuvo que pagar a Hacienda en 2016. Entonces, firmó en conformidad, actas por importe de 7,1 millones de euros (más 1,5 en intereses) por sus distintos impuestos entre 2009 y 2011, incluido el Impuesto de Sociedades.

Además, también firmó en disconformidad actas por cómo amortizaba el fondo de comercio de su filial portuguesa. En este caso: 6,9 millones, más otros 1,79 de intereses; que no están resueltos porque tiene recurridos ante el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC).

Unas firmas que no han sido suficientes para marcar un punto y final, porque, de nuevo, está bajo la lupa de Hacienda, que le volvió a abrir inspección de los principales impuestos abonados entre 2012 y 2014 (también al IVA de los dos años posteriores), aunque la cadena de distribución no cree que, en esta ocasión, tenga un impacto significativo en sus cuentas.

En cuanto a sus ingresos, prácticamente, se mantuvieron estables. Repuntaron un 1,1% en 2017, situándose en 1.242,8 millones de euros. De ellos, algo más de 6 millones fueron ventas a otros países de la Unión Europea. Y, por comunidades autónomas, donde más vende es en Madrid (más de 267.000 euros), seguida de Cataluña, Andalucía y Valencia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios