Lunes, 23.09.2019 - 12:04 h
Un referente empresarial en Japón

Carlos Ghosn, el 'asesino de costes' que consiguió resucitar a Renault y Nissan

El empresario, que ha sido detenido en Japón por un supuesto fraude, es conocido por llevar a cabo duros procesos de reestructuración. 

Carlos Ghosn (Renault-Nissan) se entrevistará mañana con el Rey y Mariano Rajoy
Carlos Ghosn , presidente de Renault-Nissan, detenido. / EP

Carlos Ghosn, presidente de Renault-Nissan, ha sido detenido este lunes en Japón por un supuesto fraude al ocultar millones de euros en compensaciones que recibía de la marca nipona. Ghosn es uno de los máximos representantes del sector automovilístico tras conseguir rescatar de sus peores momentos a ambas marcas.

El directivo inició su carrera en Michelin Europa y consiguió su primer gran éxito en su Brasil natal. Allí, consiguió el rescate de la división de la firma y la encaminó a la senda de los beneficios. Ghosn llegó a Renault en la década de los 90 y abanderó la reconstrucción de la compañía basándose en la reducción de costes de producción de forma muy importante. 

Con la llegada también a las oficinas de Nissan en 1999 y la unión de ambas firmas, Ghosn se convirtió en uno de los mayores directivos del sector. De este modo, su fama de "Mr. Fix it" -el doctor arreglo-tomó aún más fuerza. 

Su llegada a la japonesa tenía como fin levantar y volver a poner en la primera línea a esta firma, hasta entonces con una deuda de 20.000 millones de dólares y solo 3 de los 46 modelos de coche vendidos en el país nipón dando beneficios. Para ello, siguió su propio ejemplo en Renault y consiguió el apodo del 'asesino de costes'. Esta profunda reestructuración en ambas compañías le llevó a tener que eliminar 21.000 puestos de trabajo. 

Su valía le hizo convertirse en el primer empresario no japonés en dirigir Nissan. Tras esto, dio el salto a la primera línea de mando de Renault y se convirtió en su CEO en 2005. Pero su meteórica carrera no terminó ahí. La compra de un 34% de Mitsubishi por parte de Nissan hizo que llegase a ser el presidente de las tres entidades. 

Su trayectoria le ha servido para convertirse en 'Asia Businessman of the Year' en los años 2002 y 2003 por parte de Fortune e incluso ha sido nombrado Caballero Comendador de Honor de la Orden del Imperio Británico en 2006 y Caballero de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica en 2012. 

Por todos sus cargos, el franco-brasileño, cuyas firmas vendieron más de 10,6 millones de coches en 2017, se embolsaría unos 15 millones de euros al año. Ahora, deberá hacer frente a su arresto por una supuesta ocultación de ingresos, lo que supone una violación de los Instrumentos Financieros y la Ley de Intercambio del país. 

Este hecho supone un importante mazazo para los títulos de la compañía que caen en bolsa de cerca del 11%, lo que les sitúa en un precio de 57,73 euros por acción. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios