Martes, 12.12.2017 - 01:16 h
Juicio oral por el caso Bankia

Rato denuncia una conspiración contra él del juez, los peritos, el fiscal y el Frob

El expresidente de Bankia asegura que ni un solo documento del sumario demuestra que hubo irregularidades contables en la salida a bolsa

Rodrigo Rato.
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato.

"No hay en el sumario ni un solo documento oficial, ni una testifical que acuse al grupo [BFA-Bankia] de irregularidades contables o financieras". Quien así habla es el expresidente de Bankia, exvicepresidente del Gobierno y ex director gerente del Fondo Monetario Internacional Rodrigo Rato. El día en que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha decidido abrir juicio contra él y otras 34 personas físicas y jurídicas (consejeros, directivos, la propia entidad y la auditora Deloitte) por los presuntos delitos de falsedad contable y estafa a inversores, Rato se presenta como la víctima de una conspiración contra él del juez, los peritos del Banco de España, el fiscal y la Abogacía del Estado, que actúa en representación del FROB.

Rato inicia su comunicado con un posible agravio comparativo generado en el mismo mes que se inició el caso Bankia, en julio de 2012: UPyD presentó una querella por la salida a Bolsa de Banca Cívica que fue directamente archivada por el juez Eloy Velasco tras reclamar un informe al Banco de España; frente a ello, el expresidente de Bankia acusa al instructor de su caso, Fernando Andreu, de no haber pedido ningún informe al supervisor, lo que no ha impedido que su investigación haya llegado hasta la apertura de juicio oral. 

El exvicepresidente del Gobierno sostiene que durante la instrucción, "todos los comparecientes han reiterado que el Grupo había cumplido escrupulosamente con los requerimientos del Banco de España (BdE) y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Rato acusa a Andreu de apoyarse en "dos peritajes de dos inspectores del BdE que han afirmado al menos dos cosas distintas, reconociendo desde el principio que no iban a tener en cuenta los documentos del BdE sobre el caso para 'mantener la independencia". 

Esos inspectores, según el expresidente de Bankia, primero sostuvieron que las provisiones de mas de 6.000 millones de euros que aparecían en el balance de salida a Bolsa eran falsas. Pero más adelante, explica el exvicepresidente, gracias al FROB en su escrito de contestación a este peritaje, apoyado en documentos técnicos del BdE (que Andreu se negó a solicitar), pero sobre todo al informe del BdE enviado a un juzgado mercantil de Navalcarnero, el sumario acabó recibiendo la opinión oficial del BdE : había mas de 6.000 millones de provisiones disponibles en el balance de Bankia en su salida a Bolsa.  Es más, Rato advierte que eso fue algo que "ya en el verano del 2014 habían ratificado inspectores del BDE, CNMV, Deloitte, los bancos colocadores, todos los testigos y peritos que habían testificado en la causa", sostiene Rato. "Pero al hilo de este primer peritaje, el Tribunal Supremo declaro nula la salida a Bolsa aunque solo para los inversores minoritarios", añade.

"Cambio de enfoque"

Según el que fuera máximo dirigente de la entidad, a raíz de ese informe del BdE, que respaldaba la existencia de las provisiones, los peritos cambiaron su enfoque. "Ahora la cuestión era que las provisiones surgidas de la fusión de 2010 habían sido contabilizadas contra reservas , no contra la cuenta de resultados. Poco importó que esta decisión estuviera desde luego amparada por el BdE, su Comisión Ejecutiva, la CNMV, todos los auditores privados, tampoco que esta practica fuera la aplicada en todos los SIPs [fusiones] de la época, en las fusiones bancarias anteriores o posteriores, los peritos y el juez Andreu consideraron que el Balance inicial del SIP BFA ocultaba perdidas", prosigue.

Rato niega, además, que se hubiera producido ningún agujero contable en la entidad. "Los peritos judiciales sostienen que el descuento del 75%sobre el valor en libros , que se produjo en la salida a Bolsa de Bankia es una prueba irrefutable de un agujero contable", advierte, pero para sentenciar que no existe normativa contable , ni practica del mercado que coincida con esta interpretación.  "Pero con esta tesis los peritos consiguen llegar a que la reformulación de cuentas planteada por el nuevo equipo, por  'circunstancias sobrevenidas', según el acta del Consejo donde se aprobó, venía a reflejar la perdida contable reconocida con el descuento por el mercado en la salida en Bolsa en julio 2011", dice.

El antiguo primer ejecutivo de Bankia carga también contra el fiscal y el abogado del Estado, que actúa en representación del FROB. "Afirman que las cuentas eran correctas, que la organización interna de gobernanza de Bankia era mas que suficiente, que el folleto de salida a Bolsa contenía un detalle exhaustivo de los riesgos ('excesivo para un inversor normal hasta abrumarle'), que el FROB apoyo la salida a Bolsa; pero que cuatro personas , solo cuatro [Rato, el ex consejero delegado Francisco Verdú y los consejeros José Luis Olivas y José Manuel Fernández Norniella] engañaron a los inversores minoritarios 'porque sabían que en el futuro el Grupo necesitaría capital".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios