Jueves, 27.06.2019 - 07:13 h
A Carlos Crespo

Pablo Isla reparte poderes en la cúpula de Inditex y propone a su COO como CEO

También elevan al consejo de administración el acuerdo de aumentar en dos el número de miembros del consejo, hasta los once consejeros.

Carlos Crespo propuesto para CEO en Inditex
Carlos Crespo propuesto como nuevo CEO de Inditex / Inditex

Cambios y reparto de poderes en la cúpula de Inditex. La textil gallega fundada por Amancio Ortega ha celebrado este jueves la reunión de la comisión de nombramientos con el fin de dar una vuelta de tuerca casi completa a su estructura organizativa. Así, Pablo Isla, su presidente, ha acordado proponer al Consejo de Administración el nombramiento de Carlos Crespo, actual director general de Operaciones, como consejero delegado (CEO) del grupo. Un gesto de la compañía hacia las recomendaciones de buen gobierno corporativo con la separación de los cargos de presidente -sin que este pierda ningún poder- y del primer ejecutivo de la empresa. 

De esta forma, y tal y como ha señalado la compañía en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la comisión de nombramientos de la gallega ha elevado al consejo de administración la propuesta aumentar en dos el número de miembros de este órgano, hasta los once consejeros, previa aprobación de la junta general de accionistas. 

Pablo Isla, presidente de la compañía textil, ha destacado que Inditex "es una gran empresa gracias al compromiso y al trabajo de todas las personas que formamos parte de ella" y ha señalado la gran labor que Crespo ha venido realizando en distintas áreas de la compañía, en particular como director general de Operaciones. Por ello, ha adelantado que su aportación será muy valiosa "en el momento estratégico actual de transformación digital y de compromiso con la sostenibilidad de la compañía". 

Desde su nueva posición como consejero delegado, y reportando al presidente ejecutivo, Carlos Crespo será responsable de las áreas de tecnología (sistemas, datos y digital), seguridad de la información, logística y transporte, obras, asesoría jurídica, compras y contrataciones, y sostenibilidad, y definirá junto con el presidente ejecutivo la estrategia global de la compañía.

Por ello, Carlos Crespo ha agradecido la confianza depositada en él para ayudar a esta integración tecnológica. "Estoy muy ilusionado de poder participar en este momento de la compañía, donde tanto la transformación digital como la sostenibilidad en todas sus vertientes suponen retos apasionantes para cuyo desarrollo son imprescindibles innovación, espíritu emprendedor y trabajo en equipo, aspectos intrínsecos a la cultura de nuestra empresa", señalaba.

Carlos Crespo, de 48 años, comenzó su carrera en Auditoría de Cuentas y se incorporó a Inditex en el año 2001 como responsable de políticas contables dentro del departamento de Administración Financiera. Tras dirigir posteriormente la Gestión Administrativa de Existencias en los centros logísticos del grupo, asumió en 2005 la responsabilidad de dirigir la Auditoría Interna, hasta que en 2018 fue nombrado director general de Operaciones, posición que ocupará hasta su nombramiento como consejero delegado en julio.

Aumento del número de consejeros

La propuesta de Carlos Crespo no es lo único que ha acordado la comisión de nombramientos. Según la documentación enviada a la CNMV, Inditex también propone someter a votación el aumento en dos del número de miembros del consejo de administración desde los nueve actuales y hasta los once a los que se quiere llegar. 

Por ello, iniciarán el proceso de selección de un nuevo consejero independiente, a fin de elevar la correspondiente propuesta al consejo para su designación por el procedimiento de cooptación. Si en la próxima junta de accionistas se consigue la luz verde a ambas propuestas, el consejo, que continuará liderado por Pablo Isla, pasará a tener dos consejeros ejecutivos, mantendrá en tres el número de consejeros dominicales y seguirá contando con una mayoría de seis consejeros independientes.

Cabe recordar que los resultados de la compañía durante 2018, pese a haber sido razonablemente buenos, han dejado un sabor agridulce. La compañía textil gallega volvía a batir sus récords pero creciendo significativamente más despacio que en años anteriores. En el ejercicio 2018 (concluido el pasado 31 de enero) ganó 3.444 millones de euros, pero sólo creció un 2%, el ritmo más lento desde 2013. Mientras, sus ventas repuntaron un 3%, hasta alcanzar los 26.145 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios