Lunes, 16.09.2019 - 22:54 h
Era de Pedro Ballvé (ex Campofrío)

Así es la urbanización de Estepona que ha comprado el ex Santander García Candela

Se fue por la puerta de atrás del banco y ahora ha adquirido con su joven socia una urbanización en ruinas que ha reconstruido.

El Mirador de Estepona Hills
El Mirador de Estepona Hills. / D.R.

Dicen que es uno de los lugares preferidos del popular Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, cuando le gusta huir del bullicio con su mujer Manuela y sus tres niños. Y es que el Mirador de Estepona Hills, 155 apartamentos, entre áticos, dúplex, primera y segunda planta, así como también bajos con jardín privativo, con unas vistas increíbles de la ciudad malagueña, el mar y la costa africana, es todo un refugio vip en la montaña. Unas parcela de 285.562 metros cuadrados, de los cuales 71.391 metros están edificados. Su flamante dueño es Enrique García Candela, el hombre que en 2015 fue fulminado por Ana Botín cuando esta llegó a la presidencia del banco. El directivo fue sustituido como 'country head' de Santander en España por Rami Aboukhair.

Botín trajo de Reino Unido y puso al frente del Santander España a Aboukhair y envió a Portugal a García Candela, a quien las hemerotecas situaron en algún momento como virtual rival para responsabilidades en lo más alto del grupo. Lo cierto es que hoy, para quienes no le reubicaban, se ha lanzado de lleno a la promoción inmobiliaria. Y la Costa del Sol es una de sus prioridades.

El Mirador de Estepona Hills
El Mirador de Estepona Hills. / D.R.

El exdirectivo del Santander compró la urbanización Los Altos de Estepona, cuyo esqueleto en ruinas languidecía y era visible desde cualquier ángulo de la ciudad desde hacía cinco años. Lo hizo en 2017 a través de una sociedad creada para este propósito: Bondre Costa del Sol, cuyos administradores solidarios son el propio García Candela y su joven socia Isabel Catarina de Jesús.

Era de los exdirectivos de Campofrío

La propiedad en su día perteneció a un conglomerado de sociedades: la sociedad opaca holandesa Tonona B.V. y la española Uniball, SA (dueñas del plan parcial). Detrás de Uniball S.A. están los Ballvé Lantero, fundadores y dueños en su día de Campofrío, que luego pasó a manos de capital mexicano. Una empresa que, por cierto, no presenta cuentas en el Registro Mercantil desde 2013 cuando tenía un activo de 13,6 millones. 

El1 de julio de 2017 Pedro Ballvé dejó de ser el presidente de Campofrío, empresa que fundó su padre, José Luis, allá por el año 1952. De esta manera, el Consejo de Administración del grupo puso fin a 65 años de historia de una empresa burgalesa de referencia en el sector de la alimentación. Curiosamente Ballvé ha sacado recientemente su mansión de La Moraleja a la venta por 15 millones, como ya adelantó este medio.

Una 'miniciudad'

El Mirador de Estepona tiene un centro deportivo de 2.600 m2, que incluye gimnasio, pistas de tenis, pistas de paddle, spa, sauna y jacuzzi, además de jardines y piscinas comunes. El lugar funciona como una miniciudad en ciernes. En la documentación original del proyecto de Los Altos de Estepona, como se llamaba primitivamente esta urbanización, tenía 2.476 habitantes previstos. Los pisos parten de los 345.115 euros, dos habitaciones y 123 metros cuadrados. 

Actualmente, de las obras se ha encargado un grande del sector, Grupo San José, aunque según ha podido saber este medio no terminarán las fases futuras. Uno de los constructores encargados será un clásico de la Costa del Sol, Bonifacio Solís, el mayor concesionario de obra pública precisamente en Estepona, con Miguel Ortega, Grupo OV. Se trata de constructores que habitualmente han trabajado con la Junta.

Es más, Bonifacio Solís acaba de saltar a los medios de comunicación porque ha vendido su finca de Monda, en Málaga, al jeque dueño del Manchester y dueño de Cepsa por más de 14 millones de euros. La propiedad se llama Finca Moratán-Bornoque y ahora es propiedad de Mansour bin Zayed bin Sultan Al-Nahyan. 

El enclave tiene más de 25 hectáreas de terreno con un gran cortijo compuesto con una superficie construida de 1.100 metros cuadrados y una superficie de ocupación del edificio sobre la finca de 570 metros cuadrados. Cuenta con una piscina de 72 metros y zona ajardinada a su alrededor. También tiene una casa de invitados, dos viviendas más para los guardas y otros tres cortijos de menor tamaño, además de más de diez construcciones relacionadas con el ganado y una yeguada.

Ahora en Portada 

Comentarios