Miércoles, 11.12.2019 - 07:34 h
Ajuste Santander Operaciones España

Santander prepara más despidos: abre un nuevo ERE tras 'echar' a 3.223 empleados

El banco que preside Ana Botín inicia un proceso de despido colectivo para algo menos de 100 personas en su empresa de servicios de 'back office'.

Ana Botín en la presentación de resultados del Santander
Santander prepara más despidos: abre otro ERE tras 'echar' a 3.223 empleados. / EFE

Banco Santander prepara nuevos despidos y lo hace apenas una semana después de haber firmado el ERE por la integración de su red de oficinas con la de Banco Popular, proceso que finalmente se cobrará la salida de 3.223 empleados. La entidad que preside Ana Botín ha iniciado los trámites para aplicar un procedimiento de despido colectivo en Santander Operaciones España que afectará a cerca de un centenar de trabajadores de la compañía, según fuentes conocedoras.

Santander Operaciones España es una sociedad que se encarga de dar servicios administrativos y de 'back office' al grupo cántabro. Su capital pertenece al 100% a Banco Santander, que valora en sus libros a esta compañía en 18 millones de euros. Según el último documento público disponible en el Registro Mercantil, contaba con 1.020 empleados a cierre de 2017. Esta cifra en la actualidad se situaría entre los 800 y 900 trabajadores, según aseguran fuentes de los representantes de la plantilla.

El viernes pasado, solo cuatro días después de la firma del ERE de la red comercial, el director corporativo de Relaciones Laborales de Banco Santander, Juan Gorostidi Pulgar, remitió a los sindicatos un escrito en el que comunicaba la intención de la empresa de iniciar un procedimiento de despido colectivo en una serie de centros de trabajo de Santander Operaciones, tanto en Madrid (Abelias 1, La Finca, Gran Vía de Hortaleza 3, Princesa 25, Luca de Tena y Torneros 9 -Getafe-) como en Galicia (Orillamar 71 -A Coruña-).

Según las fuentes consultadas, todo apunta a que la mesa de negociación se constituirá el próximo lunes con el objetivo de que se pueda alcanzar un acuerdo a lo largo del mes de julio. La mesa estará conformada por cinco representantes de CCOO, otros cinco de CGT y tres de FITC y el ajuste afectaría a entre 70 y 80 empleados, entorno al 10% de la plantilla.

Condiciones similares a las del último ERE

La dirección del banco ofrecerá unas condiciones similares a las del último ERE, que se saldó con prejubilaciones a partir de los 55 años con entre el 75% y el 80% del sueldo pensionable hasta los 63 años y bajas incentivadas con indemnizaciones de hasta 425.000 euros. Desde los sindicatos, no obstante, creen que las condiciones del ajuste de plantilla serán algo peores a las acordadas la semana pasada.

Y es que los trabajadores de Santander Operaciones están sujetos al convenio colectivo de oficinas y despachos, cuyas condiciones no son equiparables a las del de banca. Además, en términos relativos, el coste de este ERE será menor para el banco, ya que la antigüedad de los trabajadores, según fuentes sindicales, pocas veces supera los 15 años.

Condiciones ERE Santander

Sea como fuere, esta nueva ronda de prejubilaciones en Banco Santander contribuirá a engrosar la nada despreciable cifra de 4.300 despidos que se han producido en el banco a raíz de la integración de Banco Popular, una cifra que supone prácticamente la mitad de la plantilla que tenía esta entidad en el momento de su adquisición, al precio simbólico de un euro, hace ya dos años.

Los supervisores 'bendicen' los ajustes

En cualquier caso, estos procesos de ajuste cuentan con la bendición de los supervisores, que piden a las entidades bancarias más recortes pese a que el número empleados y de oficinas se ha reducido drásticamente desde la crisis. De hecho, los casi 100.000 puestos de trabajo que ha destruido el sector en España y las cerca de 20.000 oficinas que ha clausurado no parecen suficientes para Luis de Guindos, hoy vicepresidente del BCE, que la semana pasada pidió a la banca seguir reduciendo su exceso de capacidad para elevar su poca rentabilidad.

También el Banco de España ha insistido en reiteradas ocasiones en la necesidad de aplicar ahorros adicionales de costes. Pablo Hernández de Cos, gobernador de la institución, pidió el lunes de la semana pasada una mayor inversión en nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia vía menores gastos. No obstante, en el mismo evento, cuestionó el modo en el que se aplican estos recortes, pues las prejubilaciones pueden anular medidas que buscan resolver la falta de sostenibilidad del sistema de pensiones, como el aplazamiento de la edad de jubilación.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING