Jueves, 21.11.2019 - 04:58 h
Reconversión forzosa en la última década.

El BCE sella la crisis de la banca española al liderar los cierres y despidos en Europa

Al menos una de cada tres oficinas bancarias que han cerrado sus puertas en Europa en la última década estaba en España.

Quiniela en el BCE: estos son los nombres que se postulan para suceder a Mario Draghi. /EFE
El BCE sella la crisis de la banca española al liderar los cierres y despidos en Europa. / EFE

El Banco Central Europeo (BCE) acaba de constatar que la mayor parte de la 'factura' de la crisis financiera en Europa la han acabado pagando los empleados de la banca española. En una reciente estadística publicada por el supervisor se puede comprobar con claridad cómo España ha sido el protagonista principal de la reconversión forzosa experimentada por el sector en el Viejo Continente, al liderar tanto el número de cierres de oficinas como el de despidos.

Los datos del BCE ponen de manifiesto que de las 51.000 sucursales bancarias que han cerrado sus puertas en la zona euro entre 2008 y 2018, al menos una de cada tres, estaba en España. Y es que nuestro país ha concentrado el 39% del ajuste comunitario con el cierre de un total de 19.899 sucursales en los últimos diez años -cinco al día- más que ningún otro país de la zona euro -y más que Francia e Italia juntas- después de que prácticamente todas las entidades financieras del país hayan planteado EREs (Expedientes de Regulación de Empleo) para absorber las más de 40 cajas de ahorros existentes antes de la crisis.

A estos datos, no obstante, habrá que sumar las cerca de 2.000 oficinas que tienen previsto clausurar Banco Santander y CaixaBank durante el presente ejercicio en el marco de dos EREs más. Además, podría haber ajustes adicionales, pues a las entidades no les queda otra que aplicar ahorros de costes adicionales, tal y como reclaman desde Fráncfort y desde el Banco de España, para elevar su poca rentabilidad en un escenario permanente de bajos tipos de interés.

Cierre de Oficinas Bancarias en Europa
Cierre de Oficinas Bancarias en Europa

En este punto, la digitalización juega un papel clave para reducir gastos y, en el sector se opina que aún existe margen para una mayor racionalización sin que se corra el riesgo de una exclusión financiera de una parte de la población. Así lo defendió José María Roldán durante la última asamblea de la AEB, la patronal bancaria, cuando señaló que las entidades pueden hacer llegar los servicios financieros a aquellas zonas rurales que no tienen oficinas físicas a través de las nuevas tecnologías ligadas a internet.

En este contexto, la tendencia predominante en el sector es cerrar aquellas sucursales solapadas y apostar por grandes oficinas urbanas en las que se prima el asesoramiento, como las 'Store' de CaixaBank o las 'Smart' de Santander. Con ellas, las entidades buscan potenciar la comercialización entre sus clientes productos de inversión, que permiten alimentar la línea de ingresos de su cuenta de resultados vía comisiones.

Sea como fuere, solo con los dos procesos de ajuste ya mencionados y que está previsto que tengan lugar en 2019, la red comercial de la banca española se reducirá prácticamente a la mitad respecto a los niveles que tenía en 2008, cuando España era el país de Europa con más oficinas bancarias, con un total de 46.000 establecimientos, 'reconocimiento' que perdió en 2012 en favor de Francia.

Número de despidos en Europa desde la crisis
Número de despidos en Europa desde la crisis

En la actualidad, España cuenta con algo más de 26.000 oficinas, por lo que ya está muy lejos, al menos en lo que ha tamaño se refiere, de la red bancaria gala, que al término de 2018 mantenía un total de 36.519 sucursales tras haber realizado 'solo' 2.948 cierres desde que comenzó la crisis, menos de los que acometieron los bancos españoles en el año 2010.

Uno de cada cuatro despidos se produjo en España

Respecto al número de despidos en el sector bancario, España ha concentrado el 25% -uno de cada cuatro- de los que han tenido lugar en la zona euro desde la crisis, ya que tras el rescate de las cajas de ahorros y su integración en apenas una decena de grupos bancarios, el sector ha pasado de contar con 276.497 puestos de trabajo en 2008, a los 179.055 actuales, lo que supone la destrucción de 97.442 puestos de trabajo solo en el sector financiero español.

En cifras totales, el ajuste de personal en Europa, no obstante, lo lidera Alemania, pues su sector bancario acumula un total de 120.615 salidas desde el comienzo de la crisis financiera tras haber sumado 32.384 bajas en el último año. Esta cifra puede elevarse en los próximos años si Deutsche Bank y Commerzbank, así como las 'Sparkasse' -las cajas de ahorro teutonas-, intensifican su proceso de racionalización.

En cualquier caso, en términos relativos, la reducción de puestos de trabajo en España desde la crisis es mayor que en Alemania, pues el número total de trabajadores ha disminuido un 37% en los últimos diez años, frente al 18% de Alemania. La banca de Países Bajos, en cualquier caso, supera a la española en este aspecto, pues ha bajado un 41% su plantilla bancaria en la última década, hasta los 72.200 empleados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING