Viernes, 13.12.2019 - 00:07 h
Suprimirán más de 5.000 empleos

El BdE critica las 'prejubilaciones de oro' en pleno ajuste de Santander y CaixaBank

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, opina que este tipo de planes pueden comprometer el sistema público de pensiones.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos
El BdE critica las 'prejubilaciones de oro' tras el ajuste de Santander y CaixaBank. / Apie

El Banco de España cuestiona las ‘prejubilaciones de oro’ de la banca española en el mismo momento en el que Banco Santander firma un ERE para reducir su plantilla en 3.223 empleados y pocas semanas después de que CaixaBank haya hecho lo propio para un total de 2.023 trabajadores. En opinión de gobernador, Pablo Hernández de Cos, estos ajustes de empleo están en disposición de compometer el sistema público de pensiones.

Para el responsable del supervisor financiero, este tipo de EREs de la banca, que en su mayoría se completan mediante prejubilaciones desde los 50-55 años de edad, pueden anular medidas que buscan resolver la falta de sostenibilidad de las pensiones, ya que contribuyen a rebajar la edad efectiva de jubilación pese a que la edad legal se incremente.

En la inauguración de un curso de verano organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) y BBVA, Hernández de Cos ha reconocido que el Banco de España aún no ha abordado este asunto en profundidad, pero sí que asegura que es algo “muy relevante”.

Hernández de Cos tiene claro que una de las posibilidades más lógicas para afrontar el reto demográfico y la sostenibilidad del sistema de pensiones sería seguir aumentando la edad de jubilación mas allá de los 67 años. En cambio, cree que si estas medidas no se trasladan a la edad efectiva por culpa de jubilaciones anticipadas “masivas” no se conseguiría “en absoluto” el objetivo pretendido. “Tenemos que mirarlo”, esgrimió el gobernador durante el evento.

Y es que en contra de lo que se produce en el conjunto de los países de la OCDE, organización a la que también se conoce como ‘El club de los países ricos’, en España la edad media de jubilación efectiva se sitúa por debajo de la edad ordinaria, en los 64,2 años. según los datos de la Seguridad Social al cierre de 2017 recogidos por  estudio del BBVA. El origen del problema serían estos programas de jubilación anticipada, que, en cualquier caso, no están únicamente protagonizados por la banca.

Falta de productividad

De hecho, durante la última década, como consecuencia de la crisis, han sido muchas las empresas que han optado por aplicar ajustes de empleo mediante prejubilaciones con el objetivo de maximizar los beneficios, algo que según el gobernador del Banco de España tiene que ver con unos niveles de productividad en relación a los salarios que no han sido “los más adecuados”.

Eso sí, solo en el sector financiero español, como consecuencia de la reestructuración, se han destruido cerca de 100.000 puestos de trabajo desde el 2008, lo que supone que uno de cada cuatro ‘despidos’ en banca que han tenido lugar en Europa, se ha producido en España, según datos del BCE. Y no parece que el ritmo del ajuste se vaya a atenuar en breve.

Suma y sigue

Tan solo con los últimos planes de Santander y Caixa se producirán más de 5.000 salidas en 2019, a las que habrá que sumar las que se produzcan en el resto del sector en un momento en el que los supervisores piden a las entidades ahorros adicionales de costes e inversión en nuevas tecnologías digitales para combatir su poca rentabilidad.

Esto se traducirá en nuevos despidos y cierres de oficinas, que se acentuarán si se producen más fusiones, tan demandadas desde el Banco de España en un entorno de bajos tipos de interés que parece no tener fin y que obliga a las entidades a encontrar vías alternativas de ingresos para nutrir sus deprimidos márgenes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING