Lunes, 09.12.2019 - 15:40 h
Después de invertir 10 millones

El consejo de Ulabox se queda huérfano tras la espantada del dueño de Worten

Los dos consejeros de Sonae abandonan la cúpula de la startup española después de haber alcanzado hasta un 40% de las acciones.

Fotografía Ulabox camiones
Ulabox pierde los consejeros de su principal accionista. / Ulabox

Es el supermercado online pionero en España y uno de los que trató de ganar terreno en un segmento aún por desarrollar. Ahora, Ulabox se queda huérfano en su consejo de administración tras el abandono de los dos consejeros que representaban al que ha sido su principal accionista de referencia, el grupo portugués Sonae, que llegó a controlar un 40%. La startup española acumula unas pérdidas netas de algo más de 2 millones de euros durante los seis primeros meses de este año.

La multinacional portuguesa, dueña de cadenas de tiendas como Worten o Sportzone, irrumpió en el accionariado en el año 2015. Se convirtió en el segundo accionista de referencia del súper después del grupo catalán de distribución Miquel Alimentación. Dos años después, estos últimos decidieron desvincularse después de que su compañía se vendiera al gigante chino Bright Food por unos 110 millones de euros. En la adquisición quedó fuera la tecnológica.

Gracias a las diferentes inyecciones de capital que han completado en estos años, que suman más de 10 millones de euros -según las cuentas presentadas en la bolsa lusa-, Sonae contaba con dos puestos en el consejo de administración: David Pedro Oliveira Parente y Pedro Miguel Pereira, ambos directivos de la rama de distribución de alimentación. De acuerdo a lo comunicado al Registro Mercantil en España, ambos salieron hace varias semanas de sus puestos. Han sido sustituidos por David Campoy Moncayo, el responsable comercial de la startup.

¿Implica esta salida una desinversión total por parte de Sonae? Este medio ha tratado de ponerse en contacto en varias ocasiones con el equipo directivo de la española sin éxito. Todo apunta a que efectivamente ha habido una salida completa en el accionariado. Lo que sí ha quedado patente en los últimos trimestres ha sido el repliegue completado por el grupo luso. Después de que comprara el 7% de la startup española del 'ex Inditext' Nextail pasó a ostentar el 36%.

Desde hace más de dos años, Sonae no ha inyectado nada de capital en la compañía española. Sí que ha habido dos ampliaciones de capital comunicadas al registro tanto a mediados del año pasado como el pasado mes de septiembre, coincidiendo con la salida de los consejeros. Esta última es de un tamaño muy reducido. El reparto accionarial es una incógnita, pues la startup no da cuenta en ninguna de sus memorias anuales de los accionistas con más del 10% de los títulos. Al menos se mantienen dos de sus fundadores, David Baratech y Jaume Gomá.

Desde que se fundara en el año 2009, la tecnológica acumula más de 14 millones de euros de pérdidas, incluidas las del año 2018. En el primer semestre del año, se ha mantenido el mismo ritmo. Los ingresos superaron la barrera de los 10 millones de euros. Nunca ha logrado beneficios, debido a los escasos márgenes de este tipo de mercado por los fuertes gastos no sólo para la compra masiva de productos, sino también la distribución en Barcelona o Madrid en menos de 24 horas.

Un mercado que crece lento

La mayor dificultad a la que se ha tenido que enfrentar la tecnológica española es el lento crecimiento de la venta online de productos de alimentación, especialmente, los frescos. Y, sobre todo, la fuerte competencia de grandes cadenas como Mercadona o Carrefour -ambos han acelerado su estrategia para incrementar las ventas en este canal- y Amazon, que lanzó su super hace ahora justo tres años.

Esa lenta velocidad de crecimiento tiene cifras muy concretas. Según los últimos datos de la consultora Kantar sobre comercio electrónico, el gasto de las familias españolas a través de internet subió un 9% -una tasa muy reducida si se compara con el 25% al que crece al año todas las ventas online-. Sólo representaba el 2,4% de todo el mercado español de gran consumo. Los productos frescos siguen siendo una de las murallas infranqueables de este segmento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING