Reducción de deuda de la 'teleco'

Telefónica alarga hasta finales de año
el cierre de la venta de Telxius a KKR

Aún está pendiente de contar con el visto bueno de las autoridades de Competencia de Estados Unidos para cerrar el traspaso del 40% de su filial.

José María Álvarez-Pallete
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

Es la operación clave de Telefónica para reducir este año su deuda vía desinversiones y sigue a la espera de los últimos flecos legales. La venta del 40% de Telxius, su filial de infraestructuras de telecomunicaciones, a la firma Kohlberg Kravis Roberts (KKR) se pactó a finales del pasado mes de febrero y aún pendiente de tener el visto bueno de las autoridades de Competencia de Estados Unidos. Una operación que está valorada en 1.275 millones de euros.

La compañía es optimista y cree que se cerrará antes de que concluya el año, a pesar de que hace unos meses preveía tener pasos dados antes de septiembre. Algo que no ha ocurrido. "Estamos progresando muy bien el proceso de cerrar la transacción con KKR. Tenemos todas las aprobaciones que necesitamos, salvo una. Esperamos hacer el primer cierre en el tercer trimestre o a principios del cuarto; y, el segundo cierre, en el cuarto", aseguraba a finales de julio Ángel Vilá, consejero delegado de la operadora.

Esos plazos se quedan para la recta final del año. "El cierre está sujeto a la obtención de las aprobaciones regulatorias pertinentes. La ventana de ejercicio de las opciones se produciría durante el cuarto trimestre de 2017, siempre y cuando se hayan obtenido las aprobaciones regulatorias a dicha fecha", asume Telefónica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el folleto continuado que ha remitido al supervisor del mercado.

La 'teleco' habla de "opciones" por cómo se estructuró la operación. Explica a la CNMV que, por un lado, pactó con KKR un contrato de compraventa de 62 millones de acciones (el 24,8% del capital de Telxius) por 790,5 millones de euros. Por otro, "sendas opciones sobre 38 millones de acciones (el 15,2% del capital social de Telxius) por un precio de, al menos, 484,5 millones de euros", detalla al supervisor. "Dichas opciones corresponden a una opción de compra (call option) ejercitable por KKR y a una opción de venta (put option) ejercitable por Telefónica al vencimiento del plazo para el ejercicio de la opción de venta", añade.

Reducción de pasivo

A la espera de lograr el visto bueno que le falta (y poder ejecutar esas opciones), la compañía dará más detalles de cómo va la operación este jueves, cuando presente sus resultados al cierre del tercer trimestre del año. Se trata de una desinversión clave para reducir su deuda que, a mitad del ejercicio, alcanzaba los 48.487 millones de euros.

En este caso, KKR fue el 'plan B' de la compañía presidida por José María Álvarez Pallete, porque su primera intención fue sacar a bolsa la filial que gestiona sus torres de telecomunicaciones y cable submarino. Hace poco más de un año, en septiembre de 2016, decidió frenar en seco la oferta pública de venta (opv) de Telxius "por no considerar adecuada la valoración implícita en las órdenes de compra recibidas".

Una vez concluya la venta del 40% de la filial, Telefónica cerrará, previsiblemente, la vía de desinversiones salvo que haya ofertas por algunos negocios latinoamericanos, como México o Argentina, donde no vive su momento más dulce. Su idea es reducir el endeudamiento a través de la generación de caja de su negocio. Es lo que ha ido haciendo este año. En el segundo trimestre redujo su deuda financiera neta en 279 millones gracias a la generación de caja libre (1.021 millones de euros). Ese seguirá siendo el camino en los próximos meses, una vez reduzca su presencia en Telxius.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios