Martes, 10.12.2019 - 19:28 h
Tras el fracaso de Deutsche Bank

Unicredit 'da calabazas' a Commerzbank: "No se ha firmado ningún mandato"

Esta operación lleva años sobrevolando el mercado y todo apuntaba a una posible fusión con HypoVereinsbank. 

Unicredit propone a grandes bancos crear un fondo de rescate de 20.000 millones
Unicredit propone a grandes bancos crear un fondo de rescate de 20.000 millones

El banco italiano Unicredit da calabazas a Commerzbank. Tras las últimas informaciones sobre una posible oferta de compra sobre su homólogo alemán Commerzbank, los italianos se han apresurado a negar la mayor, asegurando que no ha dado ningún mandato bancario en relación con una potencial operación.

"UniCredit desea aclarar que no se ha firmado ningún mandato bancario en relación con ninguna posible operación de mercado como la rumoreada", ha informado el banco a petición de las autoridades italianas este mismo miércoles. 

En este sentido, UniCredit ha reiterado que sigue "totalmente centrado" en la finalización exitosa de su plan estratégico, que está bien encaminado para alcanzar todos los objetivos establecidos, como se confirmó en los resultados del primer trimestre. Estas declaraciones llegan después de que el pasado martes, la agencia Reuters informaba de que Unicredit había requerido los servicios de los bancos Lazard y JP Morgan con vistas a una posible transacción.

El interés del banco italiano por el segundo mayor banco comercial de Alemania lleva años sobrevolando el mercado y el pasado mes de abril el diario 'Financial Times' ya apuntaba que Unicredit estudiaba lanzar una oferta de compra sobre Commerzbank con el objetivo de fusionarlo con HypoVereinsbank, filial alemana de la entidad transalpina.

El éxito de una potencial operación dependerá en parte de Berlín, ya que el Gobierno alemán mantiene una participación del 15% en Commerzbank, al que tuvo que rescatar durante la crisis financiera. El pasado 25 de abril, Deutsche Bank y Commerzbank dieron por terminadas las conversaciones entre ambas entidades con vistas a una eventual fusión de los dos mayores bancos comerciales de Alemania al considerar que la operación no iba en interés de los accionistas ni de otras partes interesadas.

La idea de fusionar los dos mayores bancos alemanes había sido recibida con escepticismo por un gran número de agentes del mercado, que señalaban los elevados costes de la misma. De hecho, el sindicato Ver.di advirtió de que la operación amenazaba con destruir hasta 30.000 puestos de trabajo, prácticamente uno de cada cinco de los 140.700 empleos que ambas entidades sumaban al cierre de 2018.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING