Martes, 22.01.2019 - 13:37 h
Por 50,7 millones de euros

La socimi Zambal suma y sigue: se hace con los Juzgados de lo Penal de Madrid 

La sociedad de IBA Capital ha comprado un edificio de casi 20.000 metros que tiene un contrato de alquiler de diez años con la Administración.

calle Albarracín 31.
Sede de los Juzgados de lo Penal de Madrid, en la calle Albarracín 31. / Google Maps

La socimi de IBA Capital Partners, Zambal Spain, ha vuelto a tirar de chequera (y de un préstamo) antes de terminar el año para seguir engordando su cartera de activos y se ha hecho con la sede de los Juzgados de lo Penal de Madrid en un contrato de 50,7 millones de euros. La adquisición de este edificio se produce apenas tres meses después de una de sus mayores compras, la de la sede de Éveris, por 90 millones.

El edificio, situado en la calle Albarracín 31, en pleno barrio de San Blas, cuenta con una superficie bruta alquilable de 19.726,5 metros cuadrados y "232 plazas de aparcamiento", tal y como la propia firma ha informado a través de un hecho relevante al Mercado Alternativo Bursátil en el que cotiza. De acuerdo con la información catastral de la finca, cuenta con cinco plantas de oficinas que fueron sometidas este mismo año a una "reforma mínima", es decir, sin modificar los elementos estructurales. 

La socimi invertirá en la compra de este edificio 50,7 millones de euros, según la misma fuente. Para ello, será necesaria la "financiación del accionista principal, Altaya Pte Ltd, mediante un préstamo por importe de 45 millones de euros". Este crédito tendrá un tipo de interés del 2% y vencimiento el próximo 31 de marzo de 2019. La cantidad restante, 5,7 millones más, será abordada con fondos propios. 

Pero, IBA Capital cuenta con un as bajo la manga con la adquisición de este edificio. A día de hoy, la propiedad está alquilada en su totalidad a la Comunidad de Madrid, mediante un contrato a largo plazo que tiene un obligado cumplimiento de diez años, tal y como confirma la propia empresa. 

Las sedes de los diferentes juzgados se fueron trasladando a este edificio durante los últimos meses en el seno del Plan de Choque para las infraestructuras judiciales que impulsó la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid. En este sentido, el objetivo principal de este proyecto consistía en  "agrupar sedes para reducir la dispersión y reforzar la funcionalidad y seguridad de la actividad judicial". 

La socimi cuenta con otro edificio muy cerca del que acaba de adquirir -comprado el año pasado por 38 millones-, en concreto, en el número 25 de la misma calle. En él, se encuentra la sede en Madrid de la multinacional francesa Atos que también tiene un contrato de arrendamiento suscrito a medio plazo. Con ello, se deja patente la intención de IBA de adquirir activos con un 'seguro' en el mercado. 

El crecimiento de Zambal

IBA Capital ha utilizado esta la adquisición de este edificio para reforzar su cartera de activos. Pero no es la primera incursión de Zambal en los edificios de justicia de la Comunidad de Madrid. La socimi ya es propietaria de la sede de la Audiencia Provincial de Madrid, en la calle Santiago de Compostela 96 de la capital, que adquirió en 2017.

La compañía compró el pasado año a Naturgy -antigua Gas Natural- un edificio de oficinas ubicado en el número 77 de la madrileña Avenida de San Luis en el que la firma se mantiene como arrendatario. La última de sus grandes compras, la de la sede de Éveris en Madrid, se produjo el pasado octubre. 

Zambal fue creada en 2013 y salió a cotizar al Mercado Alternativo Bursátil dos años después. A día de hoy, cuenta con una capitalización de 762 millones de euros -casi 200 más que en su momento de salida a bolsa- y un precio por título de 1,18 euros. Además, tal y como ellos mismos afirman, tienen como fin la adquisición de activos de alto valor que permitan "la generación de flujos de caja recurrentes y la creación de valor para el accionista". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios