Martes, 26.03.2019 - 00:05 h
Tras asumir la investigación la Audiencia Nacional 

Estafa de 300 millones y mil afectados: arranca la causa contra el Madoff catalán

El juez acota las acusaciones para evitar que este fraude por la venta de espacios publicitarios derive en otra macrocausa al estilo Lezo o Púnica.   

Antonio Mas Samora
Antonio Mas Samora fue detenido en julio del 2017/ FIMC

Tras meses en barbecho, la Audiencia Nacional ha dado los primeros pasos en la investigación que asumió en febrero contra el empresario Antonio Mas Samora, bautizado como el 'Madoff catalán', y a quien se le acusa de montar una estafa piramidal con la que habría defraudado presuntamente cerca de 300 millones de euros a más de un millar de personas. 

Aunque fueron varios juzgados ordinarios de Barcelona y Madrid los que acogieron las querellas iniciales sobre este caso, finalmente se inhibieron a favor de la Audiencia Nacional debido a la magnitud del fraude -relacionado con la venta de espacios publicitarios para la televisión- y el cada vez mayor número de víctimas. Entre ellas se encuentra un nutrido grupo de la alta sociedad, como la presidenta del Club Siglo XXI, Paloma Segrelles, o el empresario Michael Domecq, miembro de la reconocida familia de vinateros.

La presunta actividad fraudulenta que este promotor musical puso en marcha consistió en simular la adquisición de espacios publicitarios en televisión para venderlos a todo tipo de inversores. Se amparaba en que se trataba de anuncios de grandes marcas y compañías para reclamarles por adelantado importantes cantidades que, según prometió, generaría altas rentabilidades.

Tras meses de digitalización del procedimiento, el magistrado Manuel García Castellón –instructor de macrocausas como Lezo o Púnica- ha dado los primeros pasos al frente de esta investigación dirigidos a poner coto al número de acusaciones que pueden personarse en la misma. El objetivo es, precisamente, que el gran número de afectados no acabe eternizando una instrucción ya de por sí compleja.

Por eso, en un auto de ordenación de procedimiento al que ha tenido acceso La Información, el instructor advierte de tendrán que reducirse las acusaciones desde las 73 iniciales (que representaban a medio millar de perjudicados) a un máximo de nueve, priorizando las que engloben más estafados y hayan sufrido un perjuicio de mayor cuantía.

Sigue el protocolo para causas complejas

En lo que respecta al resto de damnificados, el magistrado les insta a que ejerzan su defensa bajo una misma dirección letrada, aplicando de esta manera el protocolo de actuación existente para las causas complejas. También otorga la posibilidad de sumarse a la causa a todos aquellos afectados por esta estafa piramidal que no han recurrido a la vía penal hasta el momento para resarcir sus derechos.

García Castellón acuerda también abrir piezas procedimentales con el objetivo de ordenar las diligencias que se vayan acordando. Para ello, se regirá por criterios determinados "exclusivamente” en función de la cuantía del perjuicio. Así lo acuerda en su auto en el que ya adelanta que, debido a la magnitud de este procedimiento, emplazará a una reunión tanto a las acusaciones como a las defensas para determinar las líneas de investigación que ahora arranca en la Audiencia Nacional.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios