Sábado, 04.04.2020 - 02:42 h

SÁNCHEZ VIAJARÁ A CANADÁ LA PRÓXIMA SEMANA

- La primera disputa interna en el ‘nuevo PSOE’ se produjo por el cambio de postura ante el acuerdo comercial EU-Canadá. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, está cerrando para la próxima semana un nuevo viaje internacional que le llevará a Nueva York (EEUU) y Brighton (Inglaterra), pero cuya principal parada está en Toronto (Canadá).
Según fuentes socialistas consultadas por Servimedia, Sánchez iniciará el próximo miércoles este viaje que tiene Nueva York como primera parada, donde tendrá reuniones con partidos hermanos iberoamericanos. Después, el líder del PSOE se desplazará a Canadá.
En Toronto se pone el foco principal de este viaje porque allí Sánchez tiene previsto mantener un contacto con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. El líder canadiense despierta interés internacional por su política en favor de los refugiados o su apuesta por la lucha contra el cambio climático.
Fuentes de la direción socialista consultadas por Servimedia reconocieron el interés de esta cita porque Canadá está desarrollando "políticas interesantes" y, además, gestiona "bastante bien" la integración de Quebec.
CONTRA EL CETA
No obstante, el primer ‘incendio’ que tuvo Sánchez en su Ejecutiva y con el partido cuando volvió a Ferraz se produjo a cuenta del Tratado comercial UE-Canadá (conocido como CETA). Antes de la victoria de Sánchez, el PSOE en Europa ya había votado a favor del tratado, pero tras las primarias, la nueva dirección revisó esa postura. La polémica se abrió después de que la presidenta del partido, Cristina Narbona, lanzara un tuit en el que adelantaba que en el Congreso de los Diputados votarían en contra de dicho tratado.
Pese a ello, en la Comisión de Exteriores los diputados socialistas se habían plantado y votado a favor porque todavía no había decisión oficial de la Ejecutiva al respeto.
Tras días de disputa política en el partido, finalmente el PSOE se abstuvo en la votación que hubo en el pleno del Congreso por entender que el tratado no salvaguarda criterios laborales, sociales o medioambientales. El asunto se zanjó pero dejó patente las diferencias internas en el PSOE.
Esta polémica sobre el CETA coincidió con una visita a España del comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, con el que Sánchez quiso reunirse cancelando incluso su primera participación en Bruselas en una reunión con líderes socialistas desde que ganó las primarias.
En la cita, abordaron el tratado de Libre Comercio entre la UE y Canadá y el comisario europeo, que fue el primero en conocer la abstención del PSOE que no impediría el veto de España al acuerdo europeo, le trasladó que “ser de izquierdas no es estar contra la globalización”.
Así las cosas, Sánchez se verá con Trudeau tras el cambio de postura del PSOE que despertó también críticas en Europa, desde donde se llegó a acusar a los socialistas españoles de falta de compromiso tras años de apoyo de los socialdemócratas europeos a los acuerdos de libre comercio.
CORBYN
Un par de días después de cruzar el océano Atlántico, Sánchez regresará a Europa para verse el 25 o 26 de septiembre con el líder del Partido Laborista de Reino Unido, Jeremy Corbyn en Brighton (Inglaterra). Ambos socialistas han afrontado situaciones similares en sus partidos ante la falta de respaldo interno pero ahora cuentan con mayor legitimidad. Uno, porque ha recuperado el liderazgo tras una votación interna y el otro por la significativa mejora en los resultados electorales.
El líder del PSOE siempre ha querido cultivar su agenda internacional, lo que le llevó incluso a realizar varios viajes y participar en seminarios fuera de España después de abandonar la Secretaría General del PSOE. El primer viaje internacional tras su reelección fue en julio a Nueva York e intervino en Naciones Unidas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING