Se han importado el 0,3% de los casos 

Las aerolíneas piden realizar tests de antígenos para agilizar las conexiones

La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) ha transmitido su preocupación por la nueva medida de restringir los vuelos a aquellos que no hayan dado negativo en PCR. Los casos importados son mínimos. 

Una pasajera camina por las instalaciones de la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en Madrid, (España), a 12 de noviembre de 2020. En plena segunda ola de la pandemia del Covid-19, el Boletín Oficial del Estado recoge desde este jueves una nueva medida que entrará en vigor el próximo 23 de noviembre y que obliga a los viajeros internacionales procedentes de hasta un total de 65 países de riesgo a tener una prueba de PCR negativa en las 72 horas previas a la llegada a España para poder entrar en el país. 12 NOVIEMBRE 2020;PCR;AEROPUERTO;T4;MADRID;TEST;COVID19 Ricardo Rubio / Europa Press 12/11/2020
Las aerolíneas piden realizar tests de antígenos para agilizar las conexiones.
Europa Press

Malos tiempos para volar. La Asociación de Líneas Aéreas (ALA), organización que aglutina el 85% del tráfico aéreo en España, reclama al Gobierno que revise la obligatoriedad de disponer de una prueba PCR negativa a la llegada a los aeropuertos españoles, una exigencia que este lunes ha entrado en vigor para los pasajeros procedentes de países de riesgo, y solicita que se incluyan también los test de antígenos como prueba válida.

ALA considera que con la obligación de presentar el resultado de una prueba PCR negativa se pierde una oportunidad para favorecer la conectividad aérea que podría recuperarse con los test de antígenos "debido a su rapidez y facilidad", y que permitirían además el levantamiento de restricciones que hoy en día siguen en vigor, así como de cuarentenas en otros países.

"A las puertas de la Navidad, una época de reuniones familiares y de escapadas por Europa para celebrarla de forma especial, necesitamos soluciones que permitan a la gente seguir viajando de forma segura y fluida", aseguró el presidente de ALA, Javier Gándara.

En su opinión, el coste económico que supone realizar una prueba PCR podría suponer una barrera para muchos turistas que quieran llegar al país. Así al exigirse la prueba a todos los viajeros procedentes de países de riesgo sin distinción de edad esto significaría, por ejemplo, que los menores de 6 años estarían obligados a someterse a una prueba PCR para entrar al país, lo que podría suponer un obstáculo de viaje para las familias.

Por ello, ALA se suma a las colectivos que representan la industria turística española que reclaman los tests de antígenos, "una opción rápida y asequible", como prueba diagnóstica válida para dinamizar la movilidad entre fronteras y reactivar el turismo, "un sector estratégico para la economía española".

Casos importados en niveles mínimos

Según la última actualización del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias con respecto a la situación del Covid-19 en España, desde el 11 de mayo se han importado cerca de un 0,3% de los casos de Covid-19 diagnosticados. "Estos datos, que recogen los casos importados a través de diferentes medios de transporte, no solo el avión, muestran que el número de casos importados es mínimo y contrastan con el esfuerzo que requieren las pruebas PCRs, cuyo coste económico puede desalentar a potenciales viajeros", explica el presidente de ALA.

La asociación alerta que esta temporada de invierno se presenta complicada ya que podría producirse un desplome de entre el 70% y el 80% de pasajeros (en comparación con el mismo período de 2019). "Si hay alguna posibilidad de salvar la temporada de invierno con una opción segura, que cuenta con el respaldo de la Comisión Europea, y contribuye a recuperar la confianza del consumidor para volar, no podemos dejar de valorarla", concluyó Gándara.

Mostrar comentarios