Martes, 10.12.2019 - 03:27 h
Turno para las acusaciones

"Abusos, ambición y codicia": inversores del caso Bankia cargan contra la excúpula

Las acusaciones se presentan como verdaderos perjudicados por la salida a bolsa, señalan al equipo de Rato y arremeten contra el auditor.

Sucursal de Bankia
Las acusaciones emiten sus informes finales por la salida a bolsa. / Archivo.

Ni el auditor externo de Deloitte Francisco Celma ni la cúpula de Bankia con motivo de la salida a bolsa actuaron para frenar el maquillaje de unas cuentas que, según denuncian los perjudicados, se produjo en la entidad en detrimento directo de los inversores que adquirieron las acciones de la OPS: "hubo abusos  bancarios, amiguismo, codifica y ambición", ha apuntado uno de los letrados de la acusación durante su intervención en el juicio.

Tras el turno de la fiscal Anticorrupción al frente del caso, Carmen Launa, exponen ahora sus informes finales las acusaciones, las cuáles insisten en señalar que los delitos cometidos son, además de fraude de inversores, falsedad contable por los "auténticos artificios contables" que se pusieron en marcha para sacar adelante los estados financieros de los ejercicios 2010 y 2011, los cuáles "no reflejaban la imagen fiel", tal y como ha precisado durante su turno el letrado de Aemec, Óscar Arredondo. 

Las asociaciones que representan a los perjudicados desde el arranque de este procedimiento se han adherido a las conclusiones planteadas por el Ministerio Fiscal (que ha pasado a acusar por falsedad contable al entonces presidente del banco, Rodrigo Rato y a otra decena de altos cargos así como al auditor Francisco Celma). Según han planteado ante el tribunal que preside la magistrada Ángela Murillo, el auditor tiene que responder penalmente por estos hechos porque "era un cooperador más que imprescindible" y no cumplió con sus funciones encomendadas de revisión de cuentas con motivo de la constitución del SIP que dio lugar al nacimiento de Bankia y su matriz, BFA. 

"Parece el mundo al revés"

También se han referido al cuestionado papel que jugaron en este asunto el Banco de España y la CNMV. Según exponen, su función era velar por la solvencia de Bankia pero no constatar que las cuentas de la entidad reflejaban la verdadera imagen de la misma; función que compete a los entonces administradores. "Las maquinaciones contables añadidas a lo señalado por las cuentas de 2010 resultan como marco probatorio fundamental de los informes de los peritos judiciales del Banco de España", ha expuesto el letrado que representa a la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas.

En lo que respecta al pago de las costas de este macroprocedimiento que se acerca a su fin, los letrados que representan a los inversores perjudicados han arremetido duramente contra los abogados de Bankia y BFA por solicitar que sean estos los que se hagan cargo de las costas del juicio. "Más bien pareciera el mundo al revés, como si fuéramos los malos de la película, cuando lo único que hemos hecho en este proceso ha sido pedir justicia y creo que lo hemos hecho con toda la humildad y dentro de los cauces marcados. La petición de costas es improcedente", ha expuesto otro letrado.

Al igual que ha apuntado Launa en su intervención final (que se ha alargado durante cuatro sesiones de juicio), con la salida a bolsa de Bankia y la presentación al mercado de unos estados financieros que no estaban auditados y que ocultaban pérdidas millonarias, se produjo una de las mayores estafas bancarias del país. Por ese motivo, no se acogieron al programa de resarcimiento que puso en marcha en Bankia y al cual se acogieron muchos inversores y optaron por litigar en la vía penal que ahora se aproxima a su fin.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING