Martes, 17.09.2019 - 10:57 h
Tras las elecciones municipales

¿Vuelve el 'boom' urbanístico a Madrid? 15.000 viviendas del PP y 20.000 de Cs

El alcaldable, José Luis Martínez Almeida, y sus posibles socios de gobierno -VOX y Ciudadanos- tienen un discurso favorable a grandes desarrollos.

Imagen del desarrollo urbanístico de Los Berrocales
Desarrollo urbanístico de Los Berrocales, al este de Madrid. / EFE

El urbanismo es siempre uno de los puntos más importantes en cualquier ayuntamiento y el caso de Madrid no iba a ser menos. Las recientes elecciones municipales han dejado el consistorio de la capital -si los pactos no lo impiden- en manos de un tripartito de derechas en el que entrarían PP, VOX y Ciudadanos. Pese a que aún no se sabe cómo se conformará el equipo municipal, todo apunta a que sea como fuere, será beneficioso para las promotoras inmobiliarias y el desarrollo de nuevos barrios, algo que en el sector ya festejan en 'petit comité'. 

Madrid Nuevo Norte, los Desarrollos del Sureste, Operación Campamento... y así una larga lista de suelos por desarrollar que pueden ponerse en marcha con un pequeño empujón desde el consistorio de la capital. Revisando los programas electorales de estas tres formaciones, en el ámbito urbanístico, todas ellas aludían a la importancia de aumentar la oferta de viviendas en alquiler

Los datos son los siguientes: el PP propone la construcción de 15.000 nuevas viviendas en la capital y Ciudadanos sube la apuesta hasta las 20.000 -idéntica cantidad que el Ministerio de Fomento de José Luis Ábalos anunciaba hace unos meses para todo el territorio nacional-. Por su parte, VOX también propone la puesta en marcha de este tipo de iniciativa, pero no cifra las propiedades públicas que quiere poner en el mercado. 

¿Es posible alcanzar estas cifras en cuatro años? Desde el sector ponen en duda la capacidad productiva de nuestro país -y más de la capital- para poder llegar a construir tal volumen de viviendas en tan poco tiempo. "No estamos en el mejor momento del sector en cuanto a mano de obra", señalan un promotor consultado por La Información. En el mismo sentido también se manifiesta otro especialista de sector: "Hay problemas de personal cualificado y plazos en la tramitación de determinados permisos"

Desde el sector ven -si finalmente se confirma- la llegada a la alcaldía de estos grupos de derechas como una oportunidad para lanzar y aprobar "de una vez por todas" los desarrollos que se han paralizado. Por ejemplo, Madrid Nuevo Norte -la antigua Operación Chamartín-, tiene previsto su aprobación durante el primer pleno de la nueva legislatura, según las palabras de Manuela Carmena, ya que el proyecto definitivo tiene el visto bueno de los grupos que llegarán al consistorio.

Eso no quita que solo unos días antes de la cita de este domingo con las urnas el alcaldable Martínez Almeida diese una entrevista al portal inmobiliario Idealista en la que afirmaba que es "partidario del acuerdo que existía hace cuatro años y que había suscitado el consenso y la unanimidad de todas las Administraciones implicadas, así como de los promotores". Pese a ello, mostraba la voluntad de su partido de votar a favor: "No estamos de acuerdo en todo lo que dice este proyecto, porque podría ser mucho más ambicioso, pero siempre hemos dicho lo mismo: es una cuestión que hay que zanjar definitivamente y, si se llegaba a un acuerdo, estaríamos dispuestos a votar a favor". 

Otro de los temas más candentes en este sentido es el de los denominados Desarrollos del Sureste. Esta gran bolsa de terreno situada junto al actual Ensanche de Vallecas sería, según los expertos, una de las posibles soluciones para el problema de los precios del alquiler al poder liberar espacio para construir más de 100.000 viviendas. Desde la Junta de Compensación de Valdecarros -que se integra en este ente- señalan que "tenemos optimismo porque los tres estaban de acuerdo en que este proyecto saliese a delante". Pese a ello, piden cautela hasta que se conforme de forma definitiva el nuevo equipo municipal. 

Mauricio Fernández, gerente de la Junta de Compensación de Valdecarros, señala la necesidad de desarrollar estos ámbitos y recuerda que la administración pública tiene más de siete millones de metros cuadrados en estos desarrollos para poner en carga y algunos de los ámbitos, como Los Berrocales, tienen el planeamiento definitivo aprobado y solo se encuentran a falta de la reparcelación definitiva para cerrar todos los trámites administrativos.

Otro de los comodines será la Operación Campamento. La reactivación de este desarrollo es otro de los puntos de actuación del futuro consistorio de la capital. Los solares de las antiguas instalaciones militares y la superficie de suelo no urbanizado del remate Suroeste de Madrid son en su mayoría propiedad del Ministerio de Defensa y una mínima parte pertenecen a empresas públicas vinculadas con Fomento. Por ello, el desarrollo de estos suelos, en los que podrían levantarse hasta 22.000 viviendas -pero que ha llegado a tener planes de acoger sedes de la administración y apenas 3.500 viviendas- podría ser otro salvavidas para la ciudad. 

La agilización de licencias

Otro de los puntos claves será la agilización de licencias que tantos años lleva reclamando el sector y que en los últimos meses han usado algunas compañías para excusar sus posibles retrasos y ajustes en la entrega de promociones. En este sentido, el propio Martínez Almeida señalaba que era necesario simplificar la normativa, establecer la declaración responsable como el medio habitual de funcionamiento en el ámbito urbanístico y digitalizar los trámites municipales.

En este mismo sentido también se manifestaron sus rivales y ahora futuros socios en el ayuntamiento -Ciudadanos y VOX-. De hecho, la propuesta de los de Javier Ortega Smith sobre este tema, que contemplaba una penalización del 1% sobre el coste para aquellas administraciones que tarden más de tres meses en resolver la concesión de licencias, fue muy aplaudida por el sector. Ahora, y con la alta posibilidad de que el ayuntamiento de la capital cambie de manos y pase a a la derecha, el 'ladrillo' mira con cautela pero ya celebra este paso. 

Ahora en Portada 

Comentarios