Lunes, 24.09.2018 - 17:58 h
Caso Nóos

Tú a Badajoz y yo a Lisboa: la vida de los Urdangarin Borbón tras la sentencia

La proximidad entre ambas ciudades permitiría que las visitas a su marido a la cárcel fuesen más discretas que si tuviese que volar desde Ginebra.

Doña Cristina residirá en Suiza por trabajo y Urdangarin seguirá en Barcelona
La situación que más se baraja es que Doña Cristina resida en Lisboa y Urdangarin entre en la cárcel de Badajoz.

Tras muchas semanas en las que parecía que la sentencia del caso Nóos podría ser inminente, la espera ha llegado a su fin y ya sabemos que la pena de Iñaki Urdangarin se rebaja a cinco años y 10 meses, pero será el Constitucional el que decida si finalmente ingresará. En su alegato final, el abogado de Urdangarin, Mario Pascual, incidió en que su representado no incurrió en ninguno de los delitos por los que fue condenado: fraude fiscal, prevaricación, malversación y tráfico de influencias. Sin embargo, el fallo ha sido condenatorio y el ex Duque de Palma podría entrar finalmente en prisión.

¿Qué será del matrimonio? Aunque se habían barajado varias cárceles de la capital, parece que la de Soto del Real que cuenta con más de 1.000 celdas;  y la de Estremera, donde el ex duque de Palma hubiera tenido como compañeros a algunas de las caras más conocidas del panorama político nacional, se habrían descartado como destino del marido de Cristina de Borbón. La cárcel de Badajoz es la que cuenta con más papeletas para convertirse en el nuevo hogar de Urdangarin.

El pequeño Centro Penitenciario Badajoz, en Olivenza, es una cárcel mixta sin peligrosidad, de hombres y mujeres en módulos separados. Aunque no es tan moderna ni dispone de las instalaciones con las que cuentan alguna de las madrileñas, a Doña Cristina le posibilitaría ir a visitar a su marido con mucha más discreción que a las situadas en Madrid. 

Y lo más importante: muy cerca de Lisboa. Ni tres horas en coche separarían a Urdangarin del que podría ser el nuevo destino de Doña Cristina. La ex Infanta abandonaría su domicilio en Ginebra para comenzar su vida en la capital lusa, teniendo en cuenta que siempre resultarían más discretos los desplazamientos en coche que en avión desde Ginebra.

Desde hace años Urdangarin no trabaja por cuenta ajena, ya que dejó su empleo en Telefónica y se centró en preparar su defensa en el ‘Caso Nóos’. Por su parte, y hasta la fecha, Cristina ha ejercido de directora del Área Internacional de la Fundación La Caixa, donde trabaja la relación de la Fundación La Caixa con organismos internacionales que tienen sede en Ginebra. Además, también trabaja a tiempo parcial como coordinadora interagencias en la Aga Khan Trust for Culture, la fundación cultural de Aga Khan. Es este último trabajo el que lleva a Cristina a Lisboa.

El pasado 11 de mayo se hacía pública la operación immobiliaria a través de la cual el Aga Khan, el actual jefe de la hermana del Rey Felipe VI e íntimo amigo de Don Juan Carlos, adquiría por 12 millones de euros el palacio de Henrique Mendoça, donde ya han comenzado las obras de acondicionamiento para la que será la nueva oficina de la ex duquesa de Palma una vez se haya mudado. El Aga Khan, líder de la comunidad religiosa de los ismaelitas, habría decidido cambiar la sede de su fundación de Suiza a Portugal. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios