Lunes, 16.09.2019 - 23:13 h
"Salimos a ganar, no a pactar"

Casado proclama que la oposición del PP ha logrado que Sánchez "tire la toalla"

Entra en campaña electoral y anuncia que si gana su primera medida será bajar los impuestos y eliminar el de Sucesiones. 

Pablo casado en su intervención en el debate de totalidad de los presupuestos
Pablo casado en su intervención en el debate de totalidad de los presupuestos / EFE

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha asegurado estar "contento" tras la convocatoria de elecciones por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y ha señalado que ha sido "el PP como oposición" quien ha conseguido que el gobierno de Sánchez "tire la toalla". Ya en clave electoral, Casado se ha postulado como la única alternativa posible para "hacer frente al desafío independentista" y ha anunciado sus primeras medidas en caso de llegar a la presidencia del Gobierno: bajar los impuestos, suprimir el de Sucesiones y aplicar el 155

En una rueda de prensa en la sede de Génova tras el anuncio del adelanto electoral para el 28 de abril, el líder del PP ha valorado positivamente que se celebren elecciones en España pero ha criticado la "instrumentalización" de la Moncloa con el "mitin" que, a su juicio, ha dado este viernes el presidente del Gobierno. Al igual que con el juicio al procés, ha atribuido al PP el mérito de la convocatoria electoral porque su partido ha "pillado negociando" al Gobierno con los independentistas. 

En ese sentido, ha avisado que en las urnas habrá que elegir si se quiere un Gobierno "que negocie con Torra o un partido que aplique el 155". Ha destacado que estas elecciones "van, sobre todo, sobre Cataluña" y ellos ya tiene preparado "todo lo relativo al 155". Además, ha advertido que Sánchez "no ha descartado volver a pactar con los independentistas" y ha asegurado que "si el 28 de abril tiene alguna aritmética matemática variable para seguir en la Moncloa volverá a pactar con ellos". 

Respecto a la fecha elegida, Casado ha criticado que la elección tenga como objetivo "instrumentalizar la agenda de Ferraz, para intentar salvar los muebles". Ha asegurado que si tenían prisa podían haber elegido el 11 de abril y si la premura no era tanta, el próximo 26 de mayo, para "ahorrar a los españoles"; sin embargo, cree que han elegido el 28 de abril porque "los barones no lo han dejado porque Sánchez es un lastre". "Todos los barones socialistas que quieren seguir gobernando no quiere que su electorado recuerde que Sánchez es el amigo de Torra", ha defendido. 

Durante el discurso en Moncloa, Sánchez ha acusado al PP y Ciudadanos de actitud desleal con el Gobierno. Sin embargo, Casado lo ha negado y ha señalado que no han apoyado al Ejecutivo porque "Sánchez ha sido el aliado necesario de los golpistas" y "si no hubiera sido por nosotros, los presupuestos hubieran tenido la autodeterminación como contrapartida". Respecto a la crítica por la foto conjunta de PP y Cs con Vox en la manifestación de Colón, Casado ha defendido que "la foto de Pedralbes si es una mala foto y no la de Colón", en referencia al encuentro entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat. 

"Salimos a ganar, no a pactar"

Pablo Casado, ya con la vista puesta en las próximas elecciones, ha convocado a la Junta Directiva del partido este lunes 18 y se ha posicionado como "una fuerza moderada, capaz de pactar sin renunciar a sus principios". El líder del PP reconoce que ha hecho "una oposición muy dura porque la situación en España era muy dura", pero va a hacer una "campaña en positivo" de la que saldrán "muy reforzados". 

Preguntado por posibles pactos ha asegurado que salen "a ganar, no a empatar, ni a pactar" y no pactaran "nunca con independentistas, ni con Podemos, ni con Pedro Sánchez". Su objetivo es volver a ilusionar al electorado descontento en otras elecciones y cree que el PP va a recuperar el voto perdido en años anteriores porque de nuevo "se sienten identificados". En caso de ser nombrado presidente del Gobierno, Casado ya ha anunciado que tiene preparadas una batería de medidas, entre ellas, una revolución fiscal que incluye una bajada de impuestos y la supresión del de sucesiones, una ley educativa o todo lo relativo a la aplicación del 155. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios