Sábado, 07.12.2019 - 05:48 h
La orden de retirar los lazos

Torra admite que desobedeció a la JEC y se declara víctima de un "juicio político"

El fiscal ha apuntado además el "desprecio" del presidente catalán hacia la JEC, que fue "intensificando" con el paso de los días.

El TSJC juzga a Quim Torra por desobedecer la orden de retirar los lazos
El TSJC juzga a Quim Torra por desobedecer la orden de retirar los lazos. /EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha contestado a las preguntas de su defensa tras negarse a responder a la acusación de Vox, porque "es un partido franquista", y la Fiscalía, desde el banquillo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. A Torra, que se ha declarado  víctima de un "juicio político" y sin garantías que busca "alterar el panorama catalán", se le acusa de un delito de desobediencia por colgar una pancarta con un lazo amarillo en la fachada del Palau de la Generalitat y se enfrenta a dos años de inhabilitación de su cargo.

El político ha defendido que desestimó las advertencias de la JEC porque este no es un órgano superior a la Generalitat,  no tiene ninguna competencia en este caso y "la Generalitat no tenía ninguna participación en este proceso electoral". Torra ha asegurado que lo que hizo fue "impugnar las acusaciones de la JEC" y el recurso no está resuelto: "Me sorprende que se celebre este juicio sin que esto esté resuelto".  Para él, la entidad  se "inventó una serie de recursos. Se inventó toda una forma de tramitar este caso". El mandatario también resaltó que interpuso una querella contra los miembros de la junta porque "pienso que prevaricaron" y "esta tampoco ha sido resuelta".

El president arremetió contra Carlos Vidal PradoAndres Betancort, miembros de la entidad, por "manifestarse de manera reiterada contra el movimiento independentista y los que defendemos el derecho de la autodeterminación de Cataluña" y criticó que "estos son mis denunciantes. Por eso presentamos la querella, porque entendemos que han prevaricado".

La pancarta se colgó en el Palau de la Generalitat debido a que "el Parlament de Cataluña rechazó con votos dos propuestas de ley que instaban al Gobierno a retirar de los edificios públicos los lazos y las pancartas de espacios públicos". Para el político un símbolo como este es "patrimonio común de cualquier Estado de derecho. Niego que sean ademanes partidistas". Torra sentenció que mantuvo el cartel porque "entendí que como sede del gobierno de la Generalitat de Catalunya era importante que se expresara el deseo mayoritario de la sociedad catalana".

"Cada resolución de la JEC, más que aclarar, llevaba a la ambigüedad absoluta y llegó a la censura total: quítenlo todo. Esto era un acto de censura y yo no iba a permitirlo". De hecho, Torra llegó a sentirlas como "amenazas". Él entendió que "no era posible cumplir esta orden ilegal porque no quería prevaricar. Sabía que iba a terminar aquí. Este es un caso de vulneración de la libertad de expresión". En cuanto a la orden: "Sí la desobedecí. Era imposible cumplir una orden ilegal. Cumplí con mi deber de presidente". 

La abogada Isabel Elbal denunció que "los hechos que se van a enjuiciar no son delictivos. No están en el Código Penal. La sala está contaminada porque los dos magistrados que participaron en la admisión a trámite de la querella no deberían estar aquí". La defensa fue tajante: "Es palmario y evidente que no se respeta el derecho a la presunción de inocencia y pedimos que se anule todo el proceso". 

Después de estas declaraciones el Fiscal Superior defendió que la JEC no puso la denuncia contra el mandatario sino la Fiscalía, lo que desestima esa "idea de complot por parte de la junta para perjudicar al enjuiciado". La acusación popular sostuvo que las denuncias han sido "fundamentadas y cuentan con todas las garantías procesales". La nulidad no fue concedida.

"El lazo no es compartido por todos los catalanes"

El fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres, ha recordado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que el símbolo de los lazos amarillos "no es compartido por la totalidad de los catalanes", por lo que "no es neutral" y debe ser suprimido en período electoral.

En sus informes finales, el fiscal ha apuntado además el "desprecio" del presidente catalán hacia la JEC, que fue "intensificando" con el paso de los días, con una falta de "respeto institucional" que, "coloquialmente", hizo que se "viniera arriba".

Ha denunciado que el presidente catalán, para incumplir la orden de la JEC, hizo de "paladín" de la libertad de expresión con "gesticulaciones" y "aspavientos".

Discurso final

"No cambiaréis la voluntad del pueblo de Cataluña"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha avisado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) este lunes en su juicio: "Me podéis condenar pero no cambiareis la voluntad del pueblo de Cataluña".

En su turno de última palabra, Torra, que ha afeado al tribunal que no es imparcial, ha dicho que el juicio contra él ha sido un juicio político que busca "alterar el panorama político catalán".

Ha reiterado su compromiso con el pueblo de Cataluña como presidente de la Generalitat y ha avisado: "Seguiré durante todos los meses que siga como presidente hasta que el Parlament me retire su confianza"

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING