Miércoles, 14.11.2018 - 15:21 h
Según informa la AEMET

El ciclón Helene se podría notar en la costa gallega a partir del lunes

Se podrían notar en aguas costeras de Galicia, principalmente entre Fisterra y Bares (A Coruña), a partir de la tarde del lunes 17.

La costa gallega continuará este lunes en alerta naranja por temporal
La costa gallega podría sufrir fuertes vientos el lunes a partir de las 17 h. / EFE

Los efectos del ciclón Helene se podrían notar en aguas costeras de Galicia, principalmente entre Fisterra y Bares (A Coruña), a partir de la tarde del lunes 17 y durante la madrugada del martes 18, según ha informado hoy la Aemet. Esta sería su "máxima aproximación a las costas peninsulares", donde provocaría vientos de fuerza 6, fuerte marejada y mar de fondo del oeste de 3 a 4 metros, sin descartar, en la madrugada del martes, rachas de viento muy fuertes en el litoral. La previsión es que entre el final de la tarde de este viernes y hasta el mediodía del domingo 16 'Helene' afecte a la zona de Azores, desplazándose desde el suroeste al nordeste con viento de fuerza 10, áreas de mar montañosa y precipitaciones intensas.

Según la evolución "más probable", a partir de primeras horas de la tarde del domingo 16 y hasta mediodía del lunes, "ya como ciclón post-tropical", se desplazará desde el oeste al norte de la zona marítima de Charcot, afectando posteriormente y hasta la madrugada del martes 18 a la zona de Pazenn de oeste a norte y a la zona de Gran Sol. En este punto, el portavoz ha manifestado que la probabilidad de que los restos del ciclón Helene lleguen a la Península Ibérica es muy baja: "Helene convertido ya en ciclón extratropical sólo afectará a la península en forma de temporal en alta mar, no tocará zona terrestre".

La lluvia, que durante las últimas horas ha dejado fuertes trombas de agua en el sur del país, será la protagonista del fin de semana por la llegada de un nuevo episodio de gota fría, que propiciará abundantes precipitaciones en Andalucía, Valencia, Murcia y zonas próximas. Esta situación es consecuencia de una depresión aislada en niveles altos (DANA) o gota fría ubicada sobre el norte de Marruecos junto a la presencia de aire cálido y húmedo de procedencia mediterránea, ha explicado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las provincias más afectadas durante el sábado serán Cádiz, Málaga, Córdoba, sur de Jaén, Granada, Almería, Murcia, Alicante, Valencia, Castellón y Albacete, ha enumerado Del campo para señalar, que, por contra, las menos afectadas serán el noroeste de Galicia y amplias áreas de Castilla y León. Ante esta situación, toda Andalucía, salvo las provincias de Almería y Huelva, y la provincia de Ciudad Real (Castilla- La Mancha) mantienen activado el aviso amarillo por lluvias y tormentas con una precipitación acumulada de hasta 20 litros por metro cuadrado en una hora.

Durante el sábado, "un día algo más complicado por las fuertes tormentas", la alerta naranja (riesgo importante) afectará a Almería y Granada donde se prevén recoger 30 litros en una hora; la alerta amarilla se activará de nuevo en toda Andalucía, salvo Huelva, en la Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Melilla y en la provincia de Albacete (Castilla-La Mancha). El domingo la inestabilidad tiende a desplazarse hacia Cataluña, Islas Baleares y alguna zona del centro peninsular, ha manifestado el meteorólogo.

Respecto a las temperaturas, ha explicado que, en general, se mantienen "altas para esta época del año" y el fin de semana seguirán así en puntos de Galicia, Castilla y León y centro peninsular mientras que, por el contrario, en zonas bajo la influencia de la DANA, se situarán por debajo de la media. Por la noche, los valores, muy altos, llegarán a los 22 grados en Alicante, Almería, Cádiz, Málaga, Murcia mientras que en Soria los termómetros no pasarán de los 10 grados y de los 11 grados en Palencia, Zamora, Burgos y León. El sábado, los valores bajarán en el sureste peninsular y subirán en el norte de Galicia e interior del área cantábrica.

Para la próxima semana, se prevé "inestabilidad acusada y alta probabilidad de precipitaciones y tormentas" en el este peninsular, donde pueden ser de nuevo fuertes, y menos intensas en el resto de la mitad y sur y en las Islas Baleares. Durante el martes la zona más inestable será el nordeste peninsular y para el miércoles y el jueves, la probabilidad de lluvias se reduce, aunque seguirá significativa en el área cantábrica, nordeste peninsular, Comunidad Valenciana y las Baleares. Durante los próximos días predominará el viento del este en el área mediterránea, algo más intenso en los litorales andaluz y del sureste, pero es "difícil precisar el régimen general de viento" por la influencia del ciclón tropical Helene en el Atlántico. 

Ahora en Portada 

Comentarios