Miércoles, 15.08.2018 - 10:39 h
Los cuerpos se rompen por el acuerdo

Cisma en Policía y Guardia Civil por una "falsa" equiparación salarial con Mossos

Guerra de cifras entre Jusapol y los sindicatos y asociaciones tras aceptar un acuerdo con Zoido que afectará a más de 140.000 funcionarios.

Manifestación de policías y guardias civiles por la equiparación salarial.
Manifestación de policías y guardias civiles por la equiparación salarial.

El acuerdo para mejorar los sueldos de policías y guardias civiles que van a firmar los sindicatos y asociaciones más representativos con el Ministerio del Interior ha partido en dos a los profesionales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El compromiso económico alcanzado por el ministro Juan Ignacio Zoido (1.100 millones de euros en tres años) es insuficiente para una buena parte de las bases de ambos cuerpos y para Jusapol, el movimiento que defiende que habría que destinar 1.342 millones de euros para que una equiparación salarial real de los agentes nacionales con Mossos d'Esquadra y Ertzaintza. Se preparan para seguir movilizándose en los próximos días.

Lo sucedido en las últimas horas ha sido el detonante del cisma en ambos cuerpos. Los sindicatos y asociaciones convocaron el pasado lunes una consulta a sus bases para ratificar el preacuerdo alcanzado con Zoido, pero tuvieron que suspender la votación argumentando que las webs fueron hackeadas. De esta forma, la decisión final de firmar el pacto con Interior fue tomada por las cúpulas de las organizaciones, lo que ha encendido los ánimos de buenas parte de policías y guardias civiles que aseguran que la mayoría de los afiliados y asociados están en contra del acuerdo con el Gobierno y que así se estaba reflejando en la consulta. Por ejemplo, en la votación de Alternativa Sindical de Policía (ASP), el único sindicato que no ha firmado este pacto con Interior, menos del 5% de los afiliados había votado a favor del mismo

Las redes sociales arden y ya hay un movimiento para que policías y guardias civiles se den de baja en masa de estos sindicatos y asociaciones. Hablan de "traición" y de que "se han vendido" al Gobierno para cerrar una subida salarial que queda lejos de la equiparación total con los cuerpos autonómicos que se buscaba. Dicen que no les representan e incluso han pedido ayuda a Albert Rivera y Ciudadanos, el socio de investidura del Ejecutivo que ha puesto como condición indispensable para aprobar los Presupuestos de 2018 que se produzca esa equivalencia en las nóminas entre los agentes.

El pasado 6 de octubre Jusapol celebró la primera manifestación para pedir la equiparación salarial
El pasado 6 de octubre Jusapol celebró la primera manifestación para pedir la equiparación salarial / EFE

Quien se ha situado en contra de los sindicatos y asociaciones mayoritarios es el citado Jusapol, el movimiento que arropan prácticamente todos los partidos políticos, y ASP, el único sindicato que pide más, que ya han denunciado que el acuerdo alcanzado no les satisface y que seguirán saliendo a la calle para reclamar una equiparación real que afecta a unos 140.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil. Han echado cuentas y su conclusión es que la igualdad salarial no va a ser verdadera ni efectiva con el pacto que se incluirá en los PGE que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, presentará antes de final de mes.

En primer lugar Jusapol y ASP denuncian que de esa subida salarial de 1.100 millones de euros en tres años (2018-2020) hay que retirar 300 millones que ya están incluidos en la mejora de las nóminas de los funcionarios que el Gobierno aprobará. La cuantía total sería, por tanto, de 800 millones para Policía y Guardia Civil. Asimismo, Interior se compromete a destinar 500 millones en 2018, repartidos de la siguiente forma: 400 millones en sueldo, complementos específicos y productividad y otros 100 millones para aquellos policías y guardias que se encuentran en segunda actividad o en la reserva sin destino y que quieran reingresar. Con ese movimiento, denuncian, el Gobierno conseguirá la reincorporación de los más de 4.000 policías y 7.000 guardias civiles que se encuentran en esta situación. "Una trampa", dicen.

Desde Jusapol y ASP también afirman que las mejoras salariales irán en los complementos específicos o en las productividades y no en los complementos generales. Es decir, se trata de una retribución que depende en gran medida de los mandos dependiendo del número de detenciones o de las multas que pongan. Tampoco habrá equiparación salarial para los policías y guardias civiles que se jubilen ya que, según los mismos, un Mosso percibirá más de 2.000 euros cuando se retire y un agente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en torno a 1.450 euros.

Los sindicatos y asociaciones han destacado que un policía acabará cobrando al final de estos tres años, en 2020, 561 euros brutos más mensuales (12 nóminas) y un guardia civil 720 euros brutos cada mes. Jusapol y ASP, sin embargo, afirma que este reparto es la media y que esa mejora no será la misma para un comisario principal, que recibirá más, que para un policía, en el caso del CNP. "Como ves la equiparación no es real ni igual para todos", se quejan desde esta asociación a la que ya se han unido más de 30.000 funcionarios policiales.

Cisma en Policía y Guardia Civil por una "falsa" equiparación salarial con Mossos

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios