Martes, 18.06.2019 - 17:33 h
Nuevo Gobierno socialista

Sánchez hace un guiño a Susana Díaz y pone a su consejera 'estrella' en Hacienda

La nueva ministra se enfrentará al reto de sentar las bases de la nueva financiación autonómica y elaborar un nuevo presupuesto del Estado.

María Jesús Montero, miembro del Comité de Garantías y Consejera de Hacienda de Andalucía.
María Jesús Montero Ministra de Hacienda.

La consejera andaluza María Jesús Montero será la nueva ministra de Hacienda del Gobierno que prepara Pedro Sánchez, según confirman fuentes del equipo del presidente del Gobierno. Este nombramiento supone un gesto importante del presidente del Gobierno hacia la líder socialista andaluza Susana Díaz, en un momento en el que el apoyo andaluz será clave para sentar las bases de la nueva financiación autonómica, uno de los principales y más urgentes cometidos de la nueva responsable de Hacienda.

Montero será la cuota susanista en el Gobierno de Sánchez, repitiendo el movimiento que efectuó en su día José Luis Rodríguez Zapatero trayéndose a Madrid a dirigentes andaluzas como ministras a Magdalena Álvarez o a la propia Carmen Calvo, que será la nueva vicepresidenta y ministra de Igualdad. Otorga a la actual consejera andaluza, además, un ministerio de calado, el de Hacienda, que tendrá que realizar los próximos Presupuestos de 2019 con los que el equipo de Sánchez marcará su hoja de ruta en materia económica.

Sánchez ha echado mano de una de las consejeras más populares de Susana Díaz. Es la miembro del Ejecutivo andaluz que más tiempo llevaba en el cargo y es considerada mano derecha de la presidenta autonómica. Montero, además, conoce el ministerio de sus visitas para negociar con Cristóbal Montoro la financiación autonómica o por asistir a las reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), en los que  siempre ha sido una de las consejeras autonómicas más beligerantes con los planteamientos del ministro.  

El nuevo Gobierno socialista quiere, con Montero dejar atrás una etapa considerada negra en el Ministerio de Hacienda. El ministro del que recibirá la cartera en los próximos días, Cristóbal Montoro, era el titular del Ejecutivo de Rajoy peor valorado por la ciudadanía y por los propios votantes del PP. Ahora Montero tiene ante sí el reto de aplicar la nueva política fiscal que Sánchez tiene en mente, impulsar la lucha contra el fraude y, si se terminan aprobando los Presupuestos de 2018, acometer la bajada del IRPF a las rentas medias, la subida de sueldos a los funcionarios o la equiparación salarial de Policía y Guardia Civil con cuerpos autonómicos.

Montero será la responsable de una cartera de Hacienda que el nuevo Ejecutivo de Sánchez mantiene separada de la de Economía, tal y como han hecho los últimos gabinetes del PP, frente a la estructura de otros gobiernos socialistas anteriores, en los que Economía y Hacienda iban en el mismo ministerio. Este nombramiento, junto con el de Teresa Ribera al frente de una cartera que unificará Energía con Medio Ambiente y cambio climático, va perfilando la parte económica del nuevo equipo de gobierno, pendientes aún de conocer quién estará al frente de la política económica del país, y del área de economía y de innovación y nuevas tecnologías.

Desde la toma de posesión de Susana Díaz el 7 de septiembre de 2013, la sevillana comenzó los primeros pasos que le llevarían a convertirse en la futura ministra de Hacienda de la mano de Sánchez. Cinco años atrás, y hasta la fecha, Montero ha estado al mando de la consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía. Durante estos años, la falta de mayoría absoluta no le impidió sacar adelante cinco presupuestos que han convertido a la comunidad andaluza en una de las pocas regiones que cumplen las reglas de estabilidad presupuestaria, logrando el objetivo de déficit y deuda.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios