Lunes, 25.03.2019 - 11:41 h
Juicio de la rama valenciana de Gürtel

Costa noquea al PP: el partido se financió en negro y el responsable fue Camps

El exsecretario general del PP valenciano confirma que fue el expresidente el que decidió contratar con Orange Market los actos de campaña

Ricardo Costa a su llegada a la Audiencia Nacional
Ricardo Costa a su llegada a la Audiencia Nacional / EFE

Primero fue Francisco Correa, después Pablo Crespo y ahora Ricardo Costa. El exsecretario general del PP valenciano se suma a los considerados cabecillas de la trama Gürtel y ha protagonizado una confesión demoledora tanto por la importancia de las revelaciones como por tratarse de un ex alto cargo del partido. Costa ha reconocido que, como ya apuntaron sus predecesores en el banquillo, la formación se financiaba "con dinero negro" y ha señalado un responsable directo: fue el expresidente valenciano Francisco Camps quien tejió la financiación irregular del partido en las elecciones autonómicas de 2007, si bien ha desvinculado de ello a la dirección nacional del partido.

Durante su declaración en la Audiencia Nacional, Costa ha especificado que en el PP los modelos de financiación, inicialmente, eran dos. Los modos de proceder en materia de financiación eran: “subvención electoral”, que es completamente legal, y mediante “dinero negro” que era aportado en efectivo por los empresarios que posteriormente obtenían en concursos públicos la explotación de servicios públicos y la realización de obras públicas en la Comunidad Valenciana.

Costa ha relatado cómo un día el vicepresidente valenciano Víctor Campos le llamó a su despacho y le mostró unos sobres que le dijo que contenían dinero en efectivo entregado por empresarios que tienen relaciones con la administración o con el partido por encargo de Camps y el expresidente de las Cortes valencianas Juan Cotino. 



Costa, cuya declaración en el juicio a la rama valenciana de Gürtel se ha adelantado a petición de su defensa "al hilo de las declaraciones" de otros acusados que le señalaron a él, ha precisado que comentó estas circunstancias con el extesorero Luis Bárcenas y éste rechazó ese modo de financiación porque esa es una práctica prohibida en el PP y sería un "Filesa II".

Asimismo, el exsecretario general valenciano ha relatado distintos hechos que demuestran las prácticas ilegales en el partido. Se ha remontado a julio de 2007, cuando recibió una llamada del vicepresidente primero del Gobierno, Vicente Rambla, en la que le dice que ya ha hablado con Álvaro Pérez y que éste le ha indicado que tiene que hacer varias facturas a diferentes empresas para pagar una parte de la campaña, concretamente a Hormigones Martínez y Padelsa. Ricardo Costa, por su parte, le respondió personalmente que no quería saber nada de las facturas.

Por otro lado, Rambla le indicó que alguien debía recoger unas cantidades en efectivo y durante el mes de agosto de ese mismo año David Serra y otra persona se encargaron de recoger ese dinero de varias empresas. "El mecanismo de las facturas ya se había iniciado. Yo acepté mandar a gente a recoger el dinero, David Serra y una segunda persona". Las empresas eran Secopsa (15.000 euros), Enrique Ortiz (350.000 euros) y Rover Alcisa (150.000 euros). Ese dinero, ha explicado, se le hace entrega a la gerente, Cristina Ibáñez, que dependía directamente del Gerente Nacional, quien lo cuenta con otra persona presente porque "no queríamos pensar que nadie de la sede cogía un solo euro" y que posteriormente es entregado a Pablo Crespo. Esto no ocurrió una sola vez, y fue de este modo como se liquidó, por parte del PPCV, la deuda contraída por los servicios prestados para la realización de la campaña.


"Omití mi obligación de denunciarlo"

Costa ha enumerado varios actos de campaña del PP valenciano financiados gracias a la aportación de empresarios y al final de cada uno de ellos ha reconocido que omitió su "deber de denunciarlo" y ha afirmado que está dispuesto a asumir las consecuencias.

"Soy consciente de lo que estoy diciendo, de las repercusiones que esto va a tener en mí, en mi familia", ha dicho Costa al final de su confesión y antes de someterse a las preguntas de la Fiscalía.

"Pido perdón a la sociedad valenciana y española"

"No he denunciado este tipo de actuaciones durante múltiples años de servicio público, y para terminar y someterme a las preguntas del Ministerio Fiscal, quiero declarar y manifestar mi arrepentimiento y pedir perdón a la sociedad valenciana y española, y en particular a mi familia que sé que va a sufrir consecuencias de todo esto", ha añadido acto seguido.

"Después de esta declaración, con los hechos nuevos que he aportado, estoy de acuerdo con los hechos de los que me está acusando el Ministerio Fiscal", ha acabado diciendo.

La Fiscalía pide 7 años y 9 meses de cárcel para Costa, que fue secretario general del PP de Valencia de 2007 a 2009 y exportavoz en la Cortes Valencianas.

Fue juzgado en Valencia en la causa por los trajes que Gürtel regaló a Francisco Camps y resultó absuelto tras ser declarado no culpable por un jurado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios