Jueves, 21.03.2019 - 03:38 h
Descartada la dimisión, de momento

Delgado dice tener el apoyo de Sánchez y que los audios de Villarejo están cortados

La ministra de Justicia afirma que las grabaciones publicadas son un ataque al Gobierno socialista y que "nada va a impedir" que sigan trabajando.

La ministra de Juscicia Dolores Delgado en el Senado
La ministra de Justicia Dolores Delgado en el Senado / EP

La ministra de Justicia no dimite. Al menos, de momento. Dolores Delgado ha reaparecido este martes en un desayuno informativo en Madrid tras la filtración de los audios del excomisario Villarejo y ha asegurado que seguirá dirigiendo la administración judicial desde su despacho y que tiene previsto continuar en el Ejecutivo de Pedro Sánchez, de quien tiene su confianza, ha dicho. "Este Gobierno está aquí para trabajar por la gente y nadie va a impedir que lo hagamos, nos vamos a dejar la vida en ello", ha enfatizado la exfiscal de la Audiencia Nacional.

Delgado ha dedicado unas palabras a sus encuentros con Villarejo: ha asegurado que se reunió con el expolicía para trabajar "por la soberanía de la jurisdicción en España" y que la defendió "hasta sus últimas consecuencias". La ministra de Justicia ha dado también por seguro que será reprobada en el Senado en las próximas horas, una situación que ya vivió su predecesor, Rafael Catalá. "Este Gobierno quiere hacer política de verdad, política activa, política por el servicio público"; ha añadido la titular de Justicia.

"En veinticinco años he coincidido con Villarejo tres veces", ha asegurado Delgado. Ha destacado que el expolicía "está en prisión y ya está" y ha recordado las grabaciones que también registró el excomisario que comprometían al anterior jefe del Estado. "No ha habido cambio de versión. Villarejo no era un comisario operativo, no estaba por la Audiencia Nacional. Trabajaba, parece ser, en Inteligencia. Con Villarejo letrado jamás he tenido relación y con el Villarejo policía he tenido tres encuentros. Es un ataque insistitucional y es querer hacer daño a través de mí".

"Respecto de mí misma se dijeron barbaridades, tales como que yo había participado en un expediente de extradición, que me había reunido con alguien... Hubo desmentido por parte de la Fiscalía", ha enfatizado una Delgado visiblemente molesta con la doble tanda de grabaciones de Villarejo filtradas.

La ministra ha aludido a los actuales audios afirmando que "ahora surgen unas grabaciones de una comida en la que participo hace nueve años, en las que no tenemos los audios completos, hay trocitos de audio solapados, compuestos, en los que se afirman determinadas cosas. El que me conozca sabe que no se refiere a él. Marlaska es amigo mío desde 2004. Es una persona a la que quiero. Este tema me ha dolido y mucho".

Preguntada directamente por la alusión a la condición sexual de su compañero del Consejo de Ministros, Fernando Grande-Marlaska, la ministra Delgado ha afirmado: "Las grabaciones se cortan, se pegan, se ponen y se quitan. Entraremos al fondo de eso porque estoy enfadada. No voy a permitir bajo ningún concepto que nadie cuestione mis principios, mi honorabilidad y mi honestidad. Esto es lo que tengo después de 30 años después de trabajar por lo que creo. Estoy hablando en un ambiente distendido, relacionado a otra cosa. Esto me indigna y voy a seguir trabajando y contando con el apoyo del presidente y del Gobierno, por supuesto. ¿Saben por qué? Porque tenemos un objetivo superior que el de dejarnos arrastrar por ataques que no tienen nada de políticos, nada de verdad, nada de sentido y que son absolutamente execrables".

Y sobre su equipo y las dos renuncias de su equipo de comunicación ha asegurado: "Mi gabinete no tiene ninguna responsabilidad. Mi gabinete lo ha hecho perfectamente bien. Hemos ido avanzando conforme se iban produciendo ataques y circunstancias que no se correspondían con la realidad en la forma en la que se estaban contando".

La ministra Delgado ha confirmado que seguirá en el ministerio. Lo hace tras haber mantenido en el día de ayer una conversación telefónica con Pedro Sánchez, que se encuentra en Nueva York. Moncloa se defendió este lunes asegurando que no iba a ceder ante el "chantaje de Villarejo" y recordó que el excomisario ya intentó hacer lo propio con el Rey emérito.

Delgado ha eludido hacer declaraciones a la prensa, accediendo al evento por el garaje y no por la puerta principal, y ha aparecido en el acto organizado por el Club Siglo XXI acompañada de María Jesús Montero, la ministra de Hacienda que se encuentra inmersa en la negociación presupuestaria. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios