Miércoles, 26.02.2020 - 21:48 h

Edén Pastora: Europa necesita líderes que instauren la justicia social

El histórico exguerrillero Edén Pastora, uno de los grandes protagonistas de la Revolución Sandinista surgida en Nicaragua en los años 70, opina que la Europa actual está necesitada de "verdaderos representantes de los pueblos" que defiendan la justicia social con el fin de consolidar "una gran clase media".

Lorena Rodríguez de la Torre

Ourense, 21 may.- El histórico exguerrillero Edén Pastora, uno de los grandes protagonistas de la Revolución Sandinista surgida en Nicaragua en los años 70, opina que la Europa actual está necesitada de "verdaderos representantes de los pueblos" que defiendan la justicia social con el fin de consolidar "una gran clase media".

El exguerrillero nicaragüense, que participa esta tarde en un acto en Ourense invitado por el Foro de la Región, ha dicho en declaraciones a Efe que los políticos europeos "han perdido identidad nacional" por "haberse plegado a los intereses económicos y a la OTAN".

"Europa no es la que yo conocí de grandes políticos como Mitterrand, Brandt, Felipe González o Papandreu", afirma al comparar la Europa de entonces con la actual de crisis económica el llamado "Comandante Cero", que sigue reivindicando "el reparto equitativo de la riqueza" para atender las necesidades de los pueblos.

Para el exmilitar es necesario que salgan elegidos "verdaderos representantes de los pueblos" que defiendan la justicia social a fin de poder consolidar la gran clase media que se ha perdido, y ha criticado que se favorezca el crecimiento de un "único" sector de la población y no el crecimiento general de la sociedad.

Luchador histórico durante la revolución sandinista, Edén Pastora ha resaltado la defensa que existe en América Latina del territorio nacional frente a países "imperialistas" como Estados Unidos, un cambio cuyo artífice afirma que ha sido Hugo Chávez, que promovió "el nuevo despertar".

De su etapa en las filas del FSLN, la guerrilla que aspiraba a derrocar la dictadura de "la sucesión dinástica" de Somoza, que gobernó más de cuatro décadas, Pastora ha evocado aquellos momentos con nostalgia y también con "tristeza" por haber existido una etapa "tan violenta".

"Nos perseguían como ratas en el desierto. Era una época en la que estaba mal visto ser guerrillero, pero luchábamos por una causa. Para mejorar nuestro estado de vida, nuestra educación, nuestra vivienda", ha manifestado.

Pastora, quien dirigió junto a otros guerrilleros la toma del Congreso somocista, uno de los más duros golpes a la dictadura, ha asegurado: "nunca me salí del movimiento sandinista, el frente se salió del sandinismo", en alusión a las críticas recibidas tras tomar distancia con los líderes, poco después del triunfo de la revolución en julio de 1979.

Respecto a su actual relación con el dirigente y su otrora enemigo Daniel Ortega, considera que en un primer momento no pudo hacer la gestión que él pretendía porque "no le dejaron implementar la revolución en libertad y democracia".

Opina que ahora "sí está aplicando" esa política de cambios sociales y está trabajando en proyectos positivos para Nicaragua, algo que "se debiera haber hecho en los 80".

Por otra parte, el "Comandante Cero" también hizo una reflexión sobre la actual situación de Venezuela, dirigida por el presidente Nicolás Maduro.

Para el "Comandante Cero", el conflicto es más "una guerra mediática de la derecha" que un problema real en el país.

"De los 330 municipios sólo hay problemas en siete. Maduro tiene un margen estrecho y la oposición no quiere esperar a que haya un proceso electoral para tumbar al gobierno", ha subrayado Pastora, respecto a la situación de violencia que considera injustificada tras recordar que el gobierno fue elegido de manera legítima. EFE

1011025

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING