Miércoles, 20.11.2019 - 01:39 h
Sánchez lograría el 29,7% de los votos

El CIS presenta una encuesta en la que el PSOE es el único que gana tras el 28-A

Ante una elecciones generales celebradas a mediados de julio el resto de formaciones políticas se desmoronarían en intención de voto. 

cis
cis

La última encuesta poselectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha incluido una pregunta sobre intención de voto, a mediados de julio pasado, en la que señala que el PSOE sería el único partido que ganaría un punto tras el 28-A, hasta el 29,7% del electorado, mientras que el resto de las formaciones políticas que se presentaron a las generales se desmoronarían de forma escandalosa. Frente a ese dato socialista, el PP solo tendría un 11,6% de los votos, cinco puntos menos que en las generales, mientras que Unidas Podemos se quedarían en la mitad de lo que tuvo en abril pasado, al igual que Ciudadanos, y Vox dejaría su 10% del electorado del 28-A en la tercera parte. 

Una nota de prensa del CIS emitida apenas cinco minutos antes de hacer pública esta encuesta advertía que se trataba de un documento extenso, porque incluía datos sobre ciudades y comunidades autónomas además de una pregunta sobre intención de voto ante una hipotéticas elecciones al parlamento español. Lo que esta vez no incluye la encuesta poselectoral es una pregunta sobre las coaliciones o pactos de Gobierno que prefieren los españoles, algo que si contenían las dos consultas similares publicadas en julio y mayo pasado. 

La consulta se celebró en los primeros quince días del pasado mes de julio, dos meses y medio después de las generales, y contempla 9.191 entrevistas domiciliarias, en base a una muestra representativa de la población española repartida en 13 comunidades autónomas y las principales ciudades y capitales de cada comunidad. (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Vitoria y Santiago de Compostela.). 

Evidentemente, el resultado demuestra que el PSOE volvería a ganar unos comicios al Parlamento español, pero dados los malos datos obtenidos para el resto de los partidos, no se podrían hacer ninguna coalición de gobierno que tenga más votos que Sánchez en solitario, ni siquiera con la aportación que podrían hacer los independentistas catalanes de ERC, que mantienen su apoyo electoral por encima del 3% de los votos. Según la pregunta añadida por el CIS a esta encuesta, la suma de PP, CS y Vox se quedará en poco más del 22%, mientras que el 28 de abril sacaron en conjunto más de un 40%. Si añadimos al voto directo (en bruto), lo que el CIS contempla como voto por simpatía (los que lo están pensando pero se acercan a cada partido), esos porcentajes se elevarían en dos o tres puntos en cada caso, pero la situación sería la misma: el PSOE con más del 32% del electorado sería el único que ganaría algo y todos los demás perderían su apoyo del 28-A.

Hay que advertir que de los datos del CIS de julio se deriva que hay más de un 10,5% de los votantes que estaba descolocado y no sabía en ese momento lo que podría hacer, pendientes de la  negociación de los acuerdos de Gobierno en varias comunidades autónomas y con PSOE y Unidos Podemos en pleno rifi-rafe. A ese colectivo habría que añadir el 9,9% que no votaría en otras elecciones (ya en julio) y un 8% más que ha preferido no contestar a las preguntas del CIS. Todo ello conforma casi un 30% del electorado que muestra su hartazgo con la situación política y la desidia a la que se enfrentan ante unos nuevos comicios. 

Esos datos se corroboran con la única pregunta que esta encuesta realiza sobre la situación política en España (en julio), que dispara el colectivo de quienes piensan que es mala o muy mala hasta el 67,1% de la población, más de 20 puntos por encima de quienes pensaban lo mismo en una encuesta similar a esta realizada por el CIS apenas dos meses antes. Es decir, la valoración de la situación política y la incapacidad de los líderes de los partidos para ponerse de acuerdo queda reflejada en esta ocasión de forma categórica, algo que se podría demostrar aún mejor si el organismo que dirige José Luis Tezanos hubiera hecho público el dato sobre las preferencias en pactos de gobierno. 

La economía va a peor y la educación preocupa

A la hora de valorar la situación económica, los datos recogidos a mediados de julio corroboran que más de un 43% de los ciudadanos cree que es mala o muy mala, mientras que apenas un 7% la ve buena, dos datos que se vienen repitiendo en los trabajos del CIS desde principios de año. Un 47% de los votantes cree que la economía está solo regular.

El deterioro que se puede generar en la creación de empleo a partir de esa percepción de la economía es la gran preocupación que los españoles tienen, según un 33,1% de los encuestados, seguido de cerca por la educación y la sanidad, que se quedan con un 22,9% cada una en la consulta.  Ya muy por debajo de esos dados, solo un 4,5% de los votantes cree que la vivienda debe ser la principal preocupación de los nuevos gobiernos en cada una de las comunidades autónomas, mientras que inmigración, medio ambiente y políticas sociales solo preocupan en un 3% de los casos cada una de ellas. 

Como suele venir ocurriendo en todo este tipo de consultas del CIS, ninguno de los líderes políticos supera el aprobado en la valoración de los ciudadanos. Pedro Sánchez se mantiene en cabeza, pero con el 4,7% de los apoyos, mientras que Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera apenas superan el 3%.   

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING