Miércoles, 14.11.2018 - 08:50 h
La semana que viene será juzgado en Madrid

El director de una casa de subastas es acusado de estafa con una obra de Picasso

El acusado habría inducido a un amigo para comprar una obra de Picasso y venderla después a un precio superior.

'Chica joven con cesta de flores', Picasso.
'Chica joven con cesta de flores', de Picasso.

La Fiscalía de Madrid solicita cuatro años de cárcel para el director de una sala de subastas de la capital por un delito de estafa, tras convencer a un amigo para invertir en la compra de un Picasso para revenderlo después a un precio muy superior, sin llegar a hacer una propuesta al dueño de la obra.

El juicio a P.J.I. se celebrará el próximo miércoles en la Audiencia Provincial de Madrid. Según la acusación de la Fiscalía, el director de la casa de subastas, "guiado por el ánimo de obtener un enriquecimiento ilícito", ofreció a un amigo suyo invertir en la adquisición del cuadro "Retrato de niña" de Pablo Picasso con la finalidad de venderlo después a un tercero por una cantidad mucho mayor.

El precio de compra estaba fijado en 700.000 euros y le propuso que asumiera el 80% del mismo; él pagaría el 10% y del 10% restante se haría cargo el propietario de la obra, que mantendría hasta su venta la posesión de la misma como depositario en una cámara acorazada. Los tres se repartirían después el beneficio obtenido por la posterior venta de la obra en proporción al porcentaje invertido.

El amigo llegó a entregarle 480.000 euros entre 2008 y 2009, para lo que convenció a varios amigos de que se sumasen al proyecto con aportaciones de entre 100.000 y 140.000 euros. El problema es, según la acusación de la Fiscalía, que el acusado no habló en ningún momento de la operación con el dueño del cuadro.

Para dar "apariencia de solvencia al proyecto" que había propuesto a su amigo, en 2008 había contactado con el propietario de "Retrato de niña" y, con la excusa de que tenía un posible comprador, le convenció de que le dejara acceder al cuadro para someterlo a revisión de expertos. De ese modo logró convencerlo para trasladar el cuadro hasta el domicilio de la persona que resultó estafada.

A partir de entonces, entre 2009 y 2011, la víctima -añade la Fiscalía- contactó en varias ocasiones con el acusado para interesarse por la venta del cuadro y recibió informaciones que no se ajustan a la realidad. Entre ellas, que el cuadro iba a ser subastado en la sala Christie's de Londres en el mes de febrero de 2011, a donde viajó para descubrir que no era cierto, o que en el mes de abril del año 2011 había sido adquirido por el dueño de una petrolera por dos millones de euros.

Excusándose en dificultades para efectuar la transferencia con una parte del dinero en "a" y la otra en "b", el acusado reclamó sin éxito a su amigo el 80% de los 700.000 euros para adquirir el cuadro, esto es, 666.666 euros "siendo plenamente consciente de la imposibilidad del pago puesto que carecía de derecho alguno sobre el cuadro".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios