Lunes, 16.09.2019 - 23:09 h
Ha cambiado por la noche

El viento impide controlar el incendio de Gran Canaria y obliga a más desalojos

Un centenar de personas de Galdar han tenido que dejar sus casas, y se suman a los evacuados de Artenara y Tejeda.

Fuego Gran Canaria
El viento impide controlar el incendio de Gran Canaria y obliga a más desalojos. / EFE

El viento, que ha llegado a alcanzar los 70 kilómetros por hora, impide que se pueda controlar por el momento el incendio forestal que se declaró el sábado en la cumbre de Gran Canaria, aunque sigue contenido y perimetrado, según ha informado el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, en rueda de prensa . Según sus explicaciones, es el viento lo que impide asegurar que el fuego está controlado y que la evolución del incendio, que ha afectado a unas mil hectáreas, dependerá de las rachas que se produzcan, que en la mañana de este lunes no superan los 30 kilómetros por hora.

El presidente ha detallado que aunque durante la noche no han podido trabajar los medios aéreos por falta de visibilidad, sí lo han hecho 230 operativos terrestres y cuerpos de seguridad. Torres ha supeditado el posible control del incendio a la fuerza del viendo y cómo ataque éste y ha admitido que le preocupa que las llamas puedan avanzar hacia Tejeda, donde su extinción sería complicada debido a la orografía del terreno.

"Si en las próximas tres o cuatro horas queda contenido en los 23 kilómetros del perímetro estaremos ganándole la partida al fuego", ha manifestado el presidente, quien ha precisado que se ha descargado en la zona entre 250.000 y 300.000 litros de agua.

Durante las últimas 24 horas han trabajado en la zona perimetrada de 23 kilómetros que abarcan 1.000 hectáreas un total de 600 personas, nueve helicópteros, un avión y un hidroavión. En concreto, el hidroavión llegó a la isla desde Málaga y a las cinco de la tarde del domingo comenzó a operar hasta última hora de la tarde, franja de tiempo en la que pudo realizar seis descargas de agua sobre el incendio y en cada una lanzó 5.500 litros.

Por el momento, no ha habido daños personales ni materiales importantes y hay un centenar de personas desalojadas de sus casas en Galdar, más los evacuados de Artenara y Tejeda. No obstante, Torres ha indicado que han preparado un plan de contingencia por si fuera necesario nuevas evacuaciones en el caso de que las llamas superen la zona perimetrada.

A los tres municipios afectados, que son Tejeda, Artenara y Galdar, con presencia en el operativo de control del incendio liderado por el Gobierno de Canarias, se suma La Aldea por la posibilidad de que el fuego pueda avanzar hacia este municipio.

En total, un millar de personas permanecen fuera de sus casas por el incendio que afecta a Gran Canaria. Durante la noche, tuvieron que ser desalojadas 125 personas de la localidad de Tejeda que permanecen en un nuevo albergue habilitado en el municipio de San Mateo, según ha explicado el jefe de Protección Civil, Florencio López.

Ahora en Portada 

Comentarios