Domingo, 20.10.2019 - 11:18 h
Juicio al Procés

Enric Millo, exdelegado del Gobierno en Cataluña, intentó 'salvar' a Puigdemont

El político del Partido Popular ha asegurado que dedicó mucho tiempo a que el 'expresident' catalán olvidara su "planteamiento político suicida".

Enric Millo, exdelegado del Gobierno en Cataluña, intentó salvar a Puigdemont
Enric Millo, exdelegado del Gobierno con Rajoy, intentó salvar a Puigdemont / EFE

El exdelegado del Gobierno en Cataluña por el Partido Popular, Enric Millo, ha relatado este martes durante su declaración en el juicio del procés en el Tribunal Supremo que dedicó mucho tiempo en tratar de convencer al 'expresident' Carles Puigdemont de que olvidara su "planteamiento políticamente suicida" de buscar la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. "Pero al otro lado de la mesa me encontré una silla vacía, porque no había otra cosa para él que no fuera celebrar el referéndum".

Millo ha reconocido que, durante la primera parte de sus 18 meses de mandato que comenzó en noviembre de 2016, siempre tuvo una relación "correcta y de colaboración en todos los aspectos" con el Govern de Puigdemont, que "solo se complicó con relación a lo hechos" que se juzgan en el alto tribunal.

Desde el principio, según el delegado del Gobierno de Mariano Rajoy en Cataluña, mantuvo varias reuniones con Puigdemont "en privado" a petición del propio expresident. Durante esas reuniones, "mi interés era persuadirle de que mantener esa posición era muy mal camino, que su obligación era cumplir con la Ley, pero su posición siempre fue la misma, no había ningún otro tema del que le interesase hablar que el de conseguir el beneplácito para un referéndum ", ha manifestado a preguntas del fiscal Javier Zaragoza.

La buena relación entre el exdelegado del Gobierno y el 'expresident' sufrió un punto de inflexión durante una cena el 6 de junio de 2017. Pese a las insistencias de Enric Millo de buscar una solución alternativa a sacar las urnas a la calle, Puigdemont le dijo que no podía dar "marcha atrás" porque estaba comprometido y anunciaría el referéndum, lo que hizo tres días después. Millo considera este momento un punto de inflexión "prácticamente irreversible" y que entonces acabó entre ellos la relación formal.

"No sé cuántas detenciones se realizaron el 1-O"

Enric Millo ha asegurado que desconoce el número de detenidos que hubo durante el referéndum ilegal en Cataluña “No sé cuántas detenciones de realizaron el 1 de octubre, no tengo esa cifra”. “Si el Ministerio de Interior dice que son cinco, serán cinco”, ha añadido Millo.

Preguntado por el motivo de las escasas detenciones que hubo durante el 1-O, el exdelegado del Gobierno en Cataluña ha dicho que “habría que preguntarles a los cuerpos de seguridad” por qué no hubo más detenciones. Millo ha matizado que los responsables de esas detenciones era la policía autonómica y que la Guardia Civil solo estaba ahí “acompañando a la comitiva judicial”.

La Declaración de Independencia "no era una broma"

Según el exdelegado del Gobierno en Cataluña, la Declaración Unilateral de Independencia proclamada el 10 de octubre de 2017 fue tomada muy en serio. "Nadie en Cataluña pensó que era simbólica", ha asegurado ante el Supremo.

"Ni la situación, ni el entorno, ni el contexto, ni las proclamas, ni las soflamas... es decir, la situación en aquel momento no hacía pensar a nadie que esto era una broma", ha reiterado Enric Millo. El exdelegado ha añadido que, mientras que una parte "minoritaria" de los catalanes "estaba convencida de que poco después Cataluña se iba a convertir en una república independiente", la mayor parte de ellos "estaba preocupadísima" por los acontecimientos ocurridos.

Los Mossos tardaban horas en llegar

Millo ha destacado que, frente a la capacidad de movilización de los manifestantes, quienes "en 20 minutos eran capaces de ubicar a 500 personas en un sitio y en 30 cambiarlas de sitio", los Mossos a veces tardaban "horas" en llegar a la llamada de policías y guardias civiles. Y además, ha dicho que no recuerda que el entonces conseller de Interior, Joaquim Forn, tomara medidas para abordar este problema.

Para el exdelegado del gobierno, la capacidad de organización de los CDR demuestra que, aunque parezcan "células autónomas que funcionan de forma espontánea", detrás de ellos "hay una estructura y organización", por lo que el movimiento "de espontáneo tiene poco".

Millo se disculpó a quienes estaban ahí "de buena fe"

Enric Millo también ha hecho referencia a aquellos medios que, días después del referéndum, aseguraron que el exdelegado del Gobierno en Cataluña "había pedido disculpas" a la sociedad catalana por las cargas de la Policía Nacional. Millo ha reiterado que durante la "tensa" entrevista de TV3, que se utilizó para malinterpretar sus palabras, él se refirió a la actuación policial como "ejemplar".

El exdelegado ha matizado que lo que dijo durante la entrevista fue que la situación general durante el 1-O fue "lamentable" y que pidió disculpas solo a los civiles que se encontraban allí "de buena fe". Millo también ha reiterado que pidió disculpas de forma personal.

Ahora en Portada 

Comentarios